X
El titular de la cámara alimenticia Copal dijo que, “por la caída del consumo, sólo se remarcó lo imprescindible”. Adelantó detalles de paritarias y de su agenda política como nuevo jefe del Cicyp.
Por 29/03/2019 13:28

Daniel Funes de Rioja acumula cargos en pleno año electoral. A su preexistente rol de vicepresidente de la Unión Industrial Argentina (UIA) y titular de la Cámara alimenticia Copal, le sumó la presidencia del Consejo Interamericano del Comercio y la Producción (Cicyp). En diálogo con Letra P, adelantó las figuras políticas que abrirán los almuerzos de la entidad, dijo que el sector va a "apoyar con racionalidad las discusiones paritarias” y se metió de lleno en la cuestión más caliente en pleno proceso de volatilidad del tipo de cambio y su repercusión en la inflación: “El traslado de las devaluaciones a precios fue parcial, hasta donde se pudo”, apuntó.

-Hace un tiempo le preguntaron si apoyaría un acuerdo de precios y salarios. Y dijo que sí. ¿Cómo lo ve en este contexto?

-Lo que yo dije es que cuando hay un marco de definición macro, de estabilidad, puede ser una herramienta, pero no para tapar costos y variaciones de precios. No puede implicar un congelamiento, porque retrasa el estallido. En este contexto, no lo veo, hasta que se produzca un ordenamiento y un diálogo en la política. Nadie puede ignorar que Argentina tiende al bipartidismo, en el que no hay partido dominante. Y tiene que haber acuerdos políticos en la representación parlamentaria. Si no, es imposible.

-¿Y cómo se hace, en este escenario, con casos puntuales de desbordes en precios y provisión de productos? Por ejemplo, lo que ocurrió con la leche fluida de Mastellone.

-Hay mecanismos legales, Defensa de la Competencia, etcétera. Se dirimen ahí estas cuestiones. Los sectores de Copal son absolutamente competitivos, de economía abierta, no hay posición dominante. No soy un experto en el tema, pero hay otros jugadores y está Sancor.

 

Funes reemplazó a Werthein al frente del Cicyp. 

 

-En los últimos días hubo una volatilidad importante en el tipo de cambio, sumada a la devaluación de principios de año. ¿Cómo está impactando eso en las góndolas?

-El dólar no pudo trasladarse a precios en plenitud desde mayo y agosto del año pasado, porque el consumo no tiró de ninguna manera. Ha habido una actitud de ir trasladando los costos solo en la medida de lo imprescindible, porque ha habido una caída de consumo formal.

-¿Dice que desde mediados de 2018 no hay pass through?

-No, digo que esas abruptas devaluaciones, en términos generales, sólo se han ido a precios de manera parcial y hasta donde se pudo. Ahora bien, a mí la disparada del dólar me sorprende, porque en cuanto a evolución del tipo de cambio es normal, pero está pasando algo más.

"La disparada del dólar me sorprende, porque en cuanto a evolución del tipo de cambio es normal, pero está pasando algo más."

Se está por cerrar una paritaria muy importante, la de los docentes bonaerenses. ¿Cómo vienen llevando la discusión salarial en el sector privado y qué se puede esperar?

-Estamos tratando de defender la producción y el empleo, pero hoy una pyme tiene que pagar con crédito los aumentos de salario. Vamos a acompañar racionalmente el proceso con la posibilidad de volver a sentarnos las veces que haga falta. Pero no podemos espiralizar las expectativas. Hay que ser realistas, prácticos y dialoguistas.-¿Cuándo arrancan los almuerzos del Cicyp y qué figuras políticas llevarán?

-El primero es el 23 de abril y habla (la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia) Vidal.

-¿Por qué Vidal y no el presidente Macri? Justo empieza a hablarse de un Plan V si se bajara Macri.

-Nada que ver con eso, fue una elección de género. El rol de la mujer en la política es importante. Además, cuando le pedí que viniera todavía no se hablaba de eso.

-¿Qué otras visitas habrá?

-En las PASO van a venir todas las fuerzas, todos los candidatos. Y habrá algunos invitados internacionales.

-Se comentó que estaban gestionando la participación del venezolano Juan Guaidó…

-Algunos querían a Guaidó, pero yo quiero que venga el secretario general de la OEA (Luis Almagro) a hablar de Venezuela.