X
Para La Rioja dice tener una “fórmula competitiva” entre el radical Martinez y el peronista Paredes con el fin de meterse en la división del PJ. Pronóstico de hiperpolarización en Río Negro con Soria.
Por 22/03/2019 18:22

Los dos fallos de la Corte que este viernes anularon las candidaturas del rionegrino Alberto Weretilneck y del riojano Sergio Casas no tomaron por sorpresa a los operadores políticos de la Casa Rosada. Aunque con matices, la caída de las postulaciones de ambos gobernadores por su re-reelección abre escenarios atractivos para Cambiemos, que tiene un plan para capitalizar esos traspiés opositores.

Antes de la decisión del máximo tribunal, Casas resignó su candidatura. Lo hizo casi al mismo tiempo de la suspensión de las elecciones del 12 de mayo que dispuso el Tribunal Electoral de la provincia. La decisión activó los movimientos políticos en la Casa Rosada para terminar de resolver una interna de Cambiemos virtualmente ordenada entre el senador radical y ex ministro de Defensa Julio Martínez y el intendente de la capital provincial, Alberto Paredes de Urquiza, que se define “peronista de Perón” y se mostró dispuesto a compartir fórmula con el precandidato de la UCR. 

 

 

La cabeza de lista compartida entre un radical y un peronista cercano al Gobierno no cosecha adherentes cerca del jefe de Gabinete, Marcos Peña, concentrado en extirpar de la campaña cualquier acercamiento con el peronismo a nivel nacional, en el Congreso y hasta dentro del PRO. Sin embargo, el nuevo escenario riojano pondrá a prueba la firmeza de esa directiva. Tras la resignación de Casas, Cambiemos podría tensar la interna del peronismo con la figura de Paredes de Urquiza, que en enero pidió que Martínez se bajara, pero al mismo tiempo reconoció que la única forma de “ganarle” al PJ es con una fórmula de “unidad” opositora local.

La tierra natal del dos veces presidente y actual senador nacional Carlos Menem tiene una geografía del voto que Cambiemos buscará capitalizar con Paredes de Urquiza. Cuenta con el apoyo del “ala política” del Gobierno, encabezada por el ministro del Interior, Rogelio Frigerio.

 

 

Luego del fallo, el ex gobernador Luis Beder Herrera buscará transformarse en la cabeza de lista del PJ. Este viernes hizo un llamado a la unidad del partido, con la atención puesta en Casas, que, si bien no podrá disputar otro mandato, tiene la estructura del gobierno provincial y un creciente rol como “gran elector” que terminó de consolidar en la consulta popular con la que intentó respaldar su candidatura, anulada este viernes por la Corte. Todavía no hay fecha concreta de comicios ejecutivos en La Rioja, porque la decisión de la Justicia Electoral anuló la fecha prevista, pero no estableció nuevo día. 

“Estamos esperando que se definan las elecciones del peronismo, pero nosotros tenemos una fórmula competitiva con mejores chances”, evaluó un funcionario de la Casa Rosada que confirmó un acuerdo entre Martínez y Paredes de Urquiza. 

 

RIONEGRINOS EN PUGNA. El candidato del FpV, Martín Soria; el senador Miguel Pichetto y el gobernador saliente, Alberto Weretilneck.

 

¿QUIEN POLARIZA MEJOR CON SORIA? En Río Negro la cuenta regresiva no ha sido suspendida. Por ahora sigue en pie para el 7 de abril, con una campaña proselitista que ya está en pleno despliegue. En el terruño natal del senador y titular del bloque Argentina Federal, Miguel Pichetto, el paso al costado del mandatario peronista Alberto Weretilneck no ofrece las mismas certezas que pronostican en el Gobierno sobre La Rioja. El gobernador en funciones tiene 48 horas para definir al candidato que lo reemplazará y analiza escenarios, pero en la Casa Rosada lo evaluaron como “un hombre de diálogo cercano, como (el reelecto gobernador de Neuquén, Omar) Gutiérrez”.

Quizás por esa razón los funcionarios consultados opinan que “en Río Negro hay un esquema similar al de Neuquén: son oficialismos aliados, pero tenemos también a nuestros candidatos, pero sin Weretilneck el escenario cambia, porque del otro lado lo tenemos a (el intendente de General Roca, Martín) Soria”, que es candidato a gobernador por el Frente para la Victoria. La maquinaria electoral del frente Juntos Somos Rio Negro, que hasta el jueves llevaba la candidatura de Weretilneck, apuntaba a polarizar con Soria.

 

 

La candidata a gobernadora de Cambiemos es la diputada nacional Lorena Matzen, que desde las elecciones neuquinas busca no correr la misma suerte que su correligionario Héctor “Pechi” Quiroga, el candidato a gobernador de Cambiemos, que quedó tercero y luego deslizó que el Gobierno nacional lo abandonó a su suerte.

En Balcarce 50 consideran que en Río Negro la “polarización con el kirchnerismo sigue clara, el problema es quién logra tensarla. Hasta ahora era Weretilneck, que apostaba a sacar una luz de ventaja sobre Soria con todos los recursos del estado provincial. Ahora hay que ver qué pasa con Juntos Somos Rio Negro, porque se puede partir con una fuga de votos hacia el kirchnerismo y otros que mantengan sus opciones porque no quieren a los K”, explicó la fuente para detallar, elípticamente, que Matzen no logra romper ese cristal.

 

 

Hasta este jueves, la posibilidad de Matzen era perder con un peronismo dialoguista, pero ahora podría quedar desdibujada ante Soria, que, según los números del Gobierno, registra la mejor tendencia en las encuestas.

El plan del Gobierno para capitalizar la salida de Casas y Weretilneck

Para La Rioja dice tener una “fórmula competitiva” entre el radical Martinez y el peronista Paredes con el fin de meterse en la división del PJ. Pronóstico de hiperpolarización en Río Negro con Soria.

Los dos fallos de la Corte que este viernes anularon las candidaturas del rionegrino Alberto Weretilneck y del riojano Sergio Casas no tomaron por sorpresa a los operadores políticos de la Casa Rosada. Aunque con matices, la caída de las postulaciones de ambos gobernadores por su re-reelección abre escenarios atractivos para Cambiemos, que tiene un plan para capitalizar esos traspiés opositores.

Antes de la decisión del máximo tribunal, Casas resignó su candidatura. Lo hizo casi al mismo tiempo de la suspensión de las elecciones del 12 de mayo que dispuso el Tribunal Electoral de la provincia. La decisión activó los movimientos políticos en la Casa Rosada para terminar de resolver una interna de Cambiemos virtualmente ordenada entre el senador radical y ex ministro de Defensa Julio Martínez y el intendente de la capital provincial, Alberto Paredes de Urquiza, que se define “peronista de Perón” y se mostró dispuesto a compartir fórmula con el precandidato de la UCR. 

 

 

La cabeza de lista compartida entre un radical y un peronista cercano al Gobierno no cosecha adherentes cerca del jefe de Gabinete, Marcos Peña, concentrado en extirpar de la campaña cualquier acercamiento con el peronismo a nivel nacional, en el Congreso y hasta dentro del PRO. Sin embargo, el nuevo escenario riojano pondrá a prueba la firmeza de esa directiva. Tras la resignación de Casas, Cambiemos podría tensar la interna del peronismo con la figura de Paredes de Urquiza, que en enero pidió que Martínez se bajara, pero al mismo tiempo reconoció que la única forma de “ganarle” al PJ es con una fórmula de “unidad” opositora local.

La tierra natal del dos veces presidente y actual senador nacional Carlos Menem tiene una geografía del voto que Cambiemos buscará capitalizar con Paredes de Urquiza. Cuenta con el apoyo del “ala política” del Gobierno, encabezada por el ministro del Interior, Rogelio Frigerio.

 

 

Luego del fallo, el ex gobernador Luis Beder Herrera buscará transformarse en la cabeza de lista del PJ. Este viernes hizo un llamado a la unidad del partido, con la atención puesta en Casas, que, si bien no podrá disputar otro mandato, tiene la estructura del gobierno provincial y un creciente rol como “gran elector” que terminó de consolidar en la consulta popular con la que intentó respaldar su candidatura, anulada este viernes por la Corte. Todavía no hay fecha concreta de comicios ejecutivos en La Rioja, porque la decisión de la Justicia Electoral anuló la fecha prevista, pero no estableció nuevo día. 

“Estamos esperando que se definan las elecciones del peronismo, pero nosotros tenemos una fórmula competitiva con mejores chances”, evaluó un funcionario de la Casa Rosada que confirmó un acuerdo entre Martínez y Paredes de Urquiza. 

 

RIONEGRINOS EN PUGNA. El candidato del FpV, Martín Soria; el senador Miguel Pichetto y el gobernador saliente, Alberto Weretilneck.

 

¿QUIEN POLARIZA MEJOR CON SORIA? En Río Negro la cuenta regresiva no ha sido suspendida. Por ahora sigue en pie para el 7 de abril, con una campaña proselitista que ya está en pleno despliegue. En el terruño natal del senador y titular del bloque Argentina Federal, Miguel Pichetto, el paso al costado del mandatario peronista Alberto Weretilneck no ofrece las mismas certezas que pronostican en el Gobierno sobre La Rioja. El gobernador en funciones tiene 48 horas para definir al candidato que lo reemplazará y analiza escenarios, pero en la Casa Rosada lo evaluaron como “un hombre de diálogo cercano, como (el reelecto gobernador de Neuquén, Omar) Gutiérrez”.

Quizás por esa razón los funcionarios consultados opinan que “en Río Negro hay un esquema similar al de Neuquén: son oficialismos aliados, pero tenemos también a nuestros candidatos, pero sin Weretilneck el escenario cambia, porque del otro lado lo tenemos a (el intendente de General Roca, Martín) Soria”, que es candidato a gobernador por el Frente para la Victoria. La maquinaria electoral del frente Juntos Somos Rio Negro, que hasta el jueves llevaba la candidatura de Weretilneck, apuntaba a polarizar con Soria.

 

 

La candidata a gobernadora de Cambiemos es la diputada nacional Lorena Matzen, que desde las elecciones neuquinas busca no correr la misma suerte que su correligionario Héctor “Pechi” Quiroga, el candidato a gobernador de Cambiemos, que quedó tercero y luego deslizó que el Gobierno nacional lo abandonó a su suerte.

En Balcarce 50 consideran que en Río Negro la “polarización con el kirchnerismo sigue clara, el problema es quién logra tensarla. Hasta ahora era Weretilneck, que apostaba a sacar una luz de ventaja sobre Soria con todos los recursos del estado provincial. Ahora hay que ver qué pasa con Juntos Somos Rio Negro, porque se puede partir con una fuga de votos hacia el kirchnerismo y otros que mantengan sus opciones porque no quieren a los K”, explicó la fuente para detallar, elípticamente, que Matzen no logra romper ese cristal.

 

 

Hasta este jueves, la posibilidad de Matzen era perder con un peronismo dialoguista, pero ahora podría quedar desdibujada ante Soria, que, según los números del Gobierno, registra la mejor tendencia en las encuestas.