X
El presidente del PJ, Fernando Gray, aviva reuniones partidarias para ordenar. Espinoza, Magario y Kicillof, lanzados a la competencia. La definición de Insaurralde.
Redacción 19/03/2019 11:06

Mientras espera definiciones de índole nacional, el peronismo bonaerense activa su maquinaria institucional para comenzar a ordenar candidaturas. En este proceso, que por momentos se convulsiona, ganan fuerza postulantes que de forma anticipada mostraron su deseo electoral de competir por la gobernación bonerense, mientras se mira con cierta ansiedad la indefinición de otros.

Este martes por la tarde, el Consejo del PJ bonaerense volverá a reunirse para avanzar en algunos puntos vinculados al padrón electoral, afiliaciones y demás yerbas, en un ámbito además propicio para redoblar posiciones internas.

 

 

Desde que asumió su función de jefe del PJ, Fernando Gray decidió darle mayor espesor a la institucionalidad partidaria, diluida en los últimos años. Pese a que en muchos casos debió “remar” las invitaciones, el dirigente convocó mayor cantidad de veces al Consejo.

En tanto, se van consolidando como candidatos ciertos los dos dirigentes más importantes de La Matanza: el diputado nacional Fernando Espinoza y la intendenta Verónica Magario, junto con el ex ministro de Economía y actual legislador nacional Axel Kicillof.

Corren con ventaja por sobre el resto. Aunque sin decirlo, los matanceros han dejado en claro su intención de disputarle el puesto a María Eugenia Vidal. Y suman adeptos entre sus pares. El caso del diputado que tiene línea directa con CFK es elocuente: desde hace un tiempo recorre la provincia.

También se suma a la nómina de aspirantes el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde. Pero, a contramano de los otros postulantes, muestra un perfil más bajo. Y hay quienes le objetan su indefinición.

 

 

Insaurralde suma a su favor un respetable nivel de conocimiento en el electorado y el aval explícito de un sector de jefes comunales que a comienzos de año activaron un operativo clamor para que el lomence apure su candidatura.

Existe en el ámbito partidario la mesa de Acción Política, configurada en la última reunión del Congreso del PJ, y que si bien no tiene poder para definir de forma tajante las candidaturas resulta un núcleo duro de “asesores” que responden a todas las líneas internas.

Entre ellos, mueven las piezas el diputado ultra K Wado De Pedro; el histórico apoderado del partido, Jorge Landau; el intendente de Merlo, Gustavo Menéndez, como representante de la Primera sección electoral; y el mencionado Espinoza, como caudillo de la poderosa Tercera sección.

 

 

Aunque la fórmula bonaerense decantará de decisiones superestructurales, de si CFK será candidita o dará un paso al costado, los bonaerenses con aspiraciones juegan su juego: no pierden tiempo y buscan posicionarse de cara a una eventual primaria partidaria.

La cita formal inmediata será este martes en La Plata, como parte de una serie de encuentros donde se buscará mostrar con alianzas concretas la vocación de unidad que marcaron en la reunión del Congreso partidario realizado a mediados de febrero en La Matanza.

El peronismo activa la maquinaria institucional para despejar candidaturas

El presidente del PJ, Fernando Gray, aviva reuniones partidarias para ordenar. Espinoza, Magario y Kicillof, lanzados a la competencia. La definición de Insaurralde.

Mientras espera definiciones de índole nacional, el peronismo bonaerense activa su maquinaria institucional para comenzar a ordenar candidaturas. En este proceso, que por momentos se convulsiona, ganan fuerza postulantes que de forma anticipada mostraron su deseo electoral de competir por la gobernación bonerense, mientras se mira con cierta ansiedad la indefinición de otros.

Este martes por la tarde, el Consejo del PJ bonaerense volverá a reunirse para avanzar en algunos puntos vinculados al padrón electoral, afiliaciones y demás yerbas, en un ámbito además propicio para redoblar posiciones internas.

 

 

Desde que asumió su función de jefe del PJ, Fernando Gray decidió darle mayor espesor a la institucionalidad partidaria, diluida en los últimos años. Pese a que en muchos casos debió “remar” las invitaciones, el dirigente convocó mayor cantidad de veces al Consejo.

En tanto, se van consolidando como candidatos ciertos los dos dirigentes más importantes de La Matanza: el diputado nacional Fernando Espinoza y la intendenta Verónica Magario, junto con el ex ministro de Economía y actual legislador nacional Axel Kicillof.

Corren con ventaja por sobre el resto. Aunque sin decirlo, los matanceros han dejado en claro su intención de disputarle el puesto a María Eugenia Vidal. Y suman adeptos entre sus pares. El caso del diputado que tiene línea directa con CFK es elocuente: desde hace un tiempo recorre la provincia.

También se suma a la nómina de aspirantes el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde. Pero, a contramano de los otros postulantes, muestra un perfil más bajo. Y hay quienes le objetan su indefinición.

 

 

Insaurralde suma a su favor un respetable nivel de conocimiento en el electorado y el aval explícito de un sector de jefes comunales que a comienzos de año activaron un operativo clamor para que el lomence apure su candidatura.

Existe en el ámbito partidario la mesa de Acción Política, configurada en la última reunión del Congreso del PJ, y que si bien no tiene poder para definir de forma tajante las candidaturas resulta un núcleo duro de “asesores” que responden a todas las líneas internas.

Entre ellos, mueven las piezas el diputado ultra K Wado De Pedro; el histórico apoderado del partido, Jorge Landau; el intendente de Merlo, Gustavo Menéndez, como representante de la Primera sección electoral; y el mencionado Espinoza, como caudillo de la poderosa Tercera sección.

 

 

Aunque la fórmula bonaerense decantará de decisiones superestructurales, de si CFK será candidita o dará un paso al costado, los bonaerenses con aspiraciones juegan su juego: no pierden tiempo y buscan posicionarse de cara a una eventual primaria partidaria.

La cita formal inmediata será este martes en La Plata, como parte de una serie de encuentros donde se buscará mostrar con alianzas concretas la vocación de unidad que marcaron en la reunión del Congreso partidario realizado a mediados de febrero en La Matanza.