X
Uno de los economistas más consultados por el Presidente aseguró que el ex ministro de Kirchner toma ventaja en el Círculo Rojo. Los secretos revelados de sus charlas con el jefe de Estado en Olivos.
Por 13/03/2019 15:36

Miguel Ángel Broda es, antes que nada, teatral. Todo lo que dijo en el primer almuerzo del Rotary Club ciclo 2019 estuvo cargado de emotividad, misterio, susurros y un cúmulo importante de contradicciones. Uno de los pocos economistas que hablan directamente con Mauricio Macri se paró en el estrado del salón subsuelo del Sheraton de avenida Córdoba y criticó al Gobierno, avisó que “hay pocas chances de salir” de la crisis, confesó que votaría al Presidente, contó anécdotas privadas de sus encuentros con él y dejó una perla política. Algo que resuena entre los CEOs pero que nadie se había aventurado a arriesgar on the record: “No sé lo que es el Círculo Rojo, pero la clase empresaria argentina prefiere, hoy, a (Roberto) Lavagna antes que a Macri”.

En su exposición ante los rotarios, Broda, ex funcionario de Carlos Menem y claramente encuadrado en la ortodoxia económica, mencionó que “entre Macri y Cristina (Fernández de Kirchner) votaría a Macri; entre (Sergio) Massa y Macri votaría a Macri, y en un ballotage entre Macri y Lavagna, también votaría a Macri”.

Después de esa charla, Broda se sentó con periodistas en el lobby y aclaró la idea ante la consulta de Letra P. “Yo votaría a Macri, pero la clase empresaria argentina, mis clientes, no piensan como yo. Hoy, la clase empresaria argentina prefiere a Lavagna”, sentenció.

 

 

De todos modos, en su visión personal, manifestó que el ex ministro de Economía, que parece querer jugar en la presidencial 2019, “puede ser presidente, pero no nos va a sacar de la decadencia”, y deslizó supuestos negociados con algunos sectores del establishment.

A lo largo de toda la charla, hubo otras referencias a la cuestión política. Algunas de ellas, que “con CFK veo cero posibilidad de ser un país normal, con Massa muy poquito...” y que “al menos de la boca para afuera, el peronismo federal es más consciente de la decadencia". Aclaró además que, "el 10 de diciembre, un gobierno débil puede tener la chance de sacarnos de la decadencia".  Y agregó que “la probabilidad de que se pueda salir de la crisis es bajísima. Pero hay una luz de esperanza". En esta línea, apuntó que “para salir de la crisis, es absolutamente necesario el consenso político. Argentina necesita un programa de estabilidad macro y crecimiento". Y disparó munición gruesa contra el modelo M. "El fracaso de la administración Macri –dijo- se gestó antes de que asumiera. Es un modelo macro económicamente inviable”.

 

Broda recibe una plaqueta de manos del presidente de Rotary Club Buenos Aires. 

SECRETOS DEL PODER. Broda contó a periodistas que trabaja en un plan económico que le entregarán al Presidente que gane en octubre. Lo hace en tándem con Domingo Cavallo, Ricardo López Murphy y Guillermo Calvo. “Se lo daremos a quien sea, este u otro gobierno”, adelantó.

Entre la charla con los medios y su exposición pública, Broda contó detalles de sus excursiones a la Casa Rosada y Olivos, donde mantiene encuentros con Macri. "'Quedate tranquilo, vamos a hacer todo esto', me dice el Presidente. Me pregunta si le creo y le digo que no", disparó generando alguna risa nerviosa entre el público. Y remató con una anécdota reciente: “En una de las últimas charlas que tuvimos, el Presidente me dice: 'Miguel, yo podría estar en Cerdeña ahora'. Y yo le dije, 'si Mauricio, pero vos querías ser presidente'".

A continuación, Letra P preguntó sobre sus sensaciones respecto a la injerencia que tiene la Jefatura de Gabinete en la toma de decisiones de política económica. “A mí me preocupa lo de Gabinete, pero a Macri le encanta. Si le preguntás, te va a decir que Marcos Peña está por arriba de todo y que le hace ganar elecciones”.

Por último, admitió Broda que “la crisis es importante y que la gente no llega a fin de mes” y sorprendió al mencionar que “el Papa está ayudando (para que no haya estallido social). Y espero que siga ayudando”.

Broda: “La clase empresaria prefiere a Lavagna antes que a Macri”

Uno de los economistas más consultados por el Presidente aseguró que el ex ministro de Kirchner toma ventaja en el Círculo Rojo. Los secretos revelados de sus charlas con el jefe de Estado en Olivos.

Miguel Ángel Broda es, antes que nada, teatral. Todo lo que dijo en el primer almuerzo del Rotary Club ciclo 2019 estuvo cargado de emotividad, misterio, susurros y un cúmulo importante de contradicciones. Uno de los pocos economistas que hablan directamente con Mauricio Macri se paró en el estrado del salón subsuelo del Sheraton de avenida Córdoba y criticó al Gobierno, avisó que “hay pocas chances de salir” de la crisis, confesó que votaría al Presidente, contó anécdotas privadas de sus encuentros con él y dejó una perla política. Algo que resuena entre los CEOs pero que nadie se había aventurado a arriesgar on the record: “No sé lo que es el Círculo Rojo, pero la clase empresaria argentina prefiere, hoy, a (Roberto) Lavagna antes que a Macri”.

En su exposición ante los rotarios, Broda, ex funcionario de Carlos Menem y claramente encuadrado en la ortodoxia económica, mencionó que “entre Macri y Cristina (Fernández de Kirchner) votaría a Macri; entre (Sergio) Massa y Macri votaría a Macri, y en un ballotage entre Macri y Lavagna, también votaría a Macri”.

Después de esa charla, Broda se sentó con periodistas en el lobby y aclaró la idea ante la consulta de Letra P. “Yo votaría a Macri, pero la clase empresaria argentina, mis clientes, no piensan como yo. Hoy, la clase empresaria argentina prefiere a Lavagna”, sentenció.

 

 

De todos modos, en su visión personal, manifestó que el ex ministro de Economía, que parece querer jugar en la presidencial 2019, “puede ser presidente, pero no nos va a sacar de la decadencia”, y deslizó supuestos negociados con algunos sectores del establishment.

A lo largo de toda la charla, hubo otras referencias a la cuestión política. Algunas de ellas, que “con CFK veo cero posibilidad de ser un país normal, con Massa muy poquito...” y que “al menos de la boca para afuera, el peronismo federal es más consciente de la decadencia". Aclaró además que, "el 10 de diciembre, un gobierno débil puede tener la chance de sacarnos de la decadencia".  Y agregó que “la probabilidad de que se pueda salir de la crisis es bajísima. Pero hay una luz de esperanza". En esta línea, apuntó que “para salir de la crisis, es absolutamente necesario el consenso político. Argentina necesita un programa de estabilidad macro y crecimiento". Y disparó munición gruesa contra el modelo M. "El fracaso de la administración Macri –dijo- se gestó antes de que asumiera. Es un modelo macro económicamente inviable”.

 

Broda recibe una plaqueta de manos del presidente de Rotary Club Buenos Aires. 

SECRETOS DEL PODER. Broda contó a periodistas que trabaja en un plan económico que le entregarán al Presidente que gane en octubre. Lo hace en tándem con Domingo Cavallo, Ricardo López Murphy y Guillermo Calvo. “Se lo daremos a quien sea, este u otro gobierno”, adelantó.

Entre la charla con los medios y su exposición pública, Broda contó detalles de sus excursiones a la Casa Rosada y Olivos, donde mantiene encuentros con Macri. "'Quedate tranquilo, vamos a hacer todo esto', me dice el Presidente. Me pregunta si le creo y le digo que no", disparó generando alguna risa nerviosa entre el público. Y remató con una anécdota reciente: “En una de las últimas charlas que tuvimos, el Presidente me dice: 'Miguel, yo podría estar en Cerdeña ahora'. Y yo le dije, 'si Mauricio, pero vos querías ser presidente'".

A continuación, Letra P preguntó sobre sus sensaciones respecto a la injerencia que tiene la Jefatura de Gabinete en la toma de decisiones de política económica. “A mí me preocupa lo de Gabinete, pero a Macri le encanta. Si le preguntás, te va a decir que Marcos Peña está por arriba de todo y que le hace ganar elecciones”.

Por último, admitió Broda que “la crisis es importante y que la gente no llega a fin de mes” y sorprendió al mencionar que “el Papa está ayudando (para que no haya estallido social). Y espero que siga ayudando”.