X
El socialista procurará volver a gobernar Santa Fe. Lo acompañará en la fórmula la diputada provincial de la UCR Victoria Tejeda, de 30 años. El radicalismo amagó con plantarle una interna.
Por 22/02/2019 14:08

El precandidato a gobernador Antonio Bonfatti puso las condiciones de entrada. Su compañera de fórmula debía ser una mujer. Apuró a los radicales que decidieron quedarse en el Frente Progresista y se tomaron unos diez días para resolverlo. Este jueves por la noche se selló el nombre de la diputada provincial Victoria Tejeda.

Una vez que el mandatario actual Miguel Lifschitz supo que no disponía de los votos para conseguir su tan ansiada reforma constitucional, emergió el número puesto de Bonfatti para reemplazarlo. El actual presidente de la Cámara de Diputados de la provincia confirmó lo que era un secreto a voces antes de fin de año. Buscará ser gobernador nuevamente, tal como lo hizo entre los años 2011 y 2015.

 

 

Una vez que se lanzó Antonio, la pelota quedó del lado de los radicales. El presidente de la UCR provincial Julián Galdeano, más cercano a Lifschitz, leyó que nada tenía que hacer. En una entrevista que le concedió a Letra P, dijo que Bonfatti tiene “un mensaje más agresivo” que el actual mandatario.

 

 

Entonces se reconvirtió otra vez el progresismo. Porque el radicalismo, partido en tres, sumó otra pérdida. La línea Universidad, que lidera el intendente José Corral, ya se encontraba en Cambiemos. Pero a principios de 2019 lo siguió el Movimiento de Acción Radical (MAR), que tiene como referente a Galdeano.

Sólo permaneció en el Frente Progresista el Nuevo Espacio Organizado (NEO), que tiene, como figuras de peso, el vicegobernador Carlos Fascendini y el ministro de Seguridad Maximiliano Pullaro.

 

 

Los radicales progresistas amagaron primero con una PASO. Pullaro le pidió un aval a Lifschitz que nunca otorgado. Pretendía que el gobernador lo tutele, pero el socialista no iba a ir contra su propio partido. Jamás, pese a las diferencias sustanciales que tiene con Bonfatti.

Rápidamente, entonces, el socialismo acordó con NEO que a ellos les tocaba poner el o la segunda de la fórmula. Los radicales pretendieron poner un hombre, pero el peso de la palabra del candidato pudo más.

Y dentro de NEO la mujer con mayor conocimiento es la diputada Tejeda. De 30 años, oriunda de Coronda, la capital de las frutillas, es tan alfonsinista que le puso Alfonsina a su hija.

 

 

Caerá sobre Bonfatti y Tejeda la responsabilidad de darle continuidad a la gestión del Frente Progresista, que lleva 12 años y tres gestiones sobre el lomo.