14|11|2022

Monzó precipita su salida y acelera la disputa por la sucesión

15 de febrero de 2019

15 de febrero de 2019

El titular de Diputados dejaría su banca antes de lo previsto y posiciona a su alfil, el dos de Frigerio, para dejar herencia. El viaje con Macri a India es clave. ¿Interinato de Laspina? 

Con el avance del calendario electoral, los interrogantes que atraviesan al Gobierno no sólo pasan por las candidaturas, sino también por los roles que tendrán algunos funcionarios en el futuro. La mayoría de esos dilemas se resolverá después de octubre. Sin embargo, hay un desenlace que se adelantó ante la posible partida anticipada del presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó. El año pasado, luego de tensos tironeos internos, el ex ministro de Asuntos Agrarios de Daniel Scioli anunció que no buscaría renovar su banca en los comicios de este año, pero fue reelecto por sus pares al frente del cuerpo. El mensaje implicaba su salida de la Cámara baja a partir del próximo 10 de diciembre, pero, según pudo saber Letra P, Monzó estaría a un paso de anticipar su partida para el mes próximo o para cuando comience el período de sesiones ordinarias del Congreso.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Una salida anticipada del oriundo del partido bonaerense de Carlos Tejedor en los próximos meses obligaría a la Casa Rosada a reordenar sus fichas dentro del bloque de Cambiemos para acompañar desde el Poder Legislativo el último año de gestión del presidente Mauricio Macri. Para reemplazarlo hasta fin de año, suena el nombre del titular de la Comisión de Presupuesto, el rosarino Luciano Laspina. Su mención dentro de las oficinas de Balcarce 50 como reemplazo de Monzó durante un año donde no estaba prevista su partida siembra interrogantes sobre el futuro del diputado Nicolás Massot, que preside el bloque del PRO y es la mano derecha del titular de la Cámara baja.

 

 

Además del posible “interinato” que el Gobierno debería cubrir si Monzó anticipara su partida, el titular de Diputados ya propuso un sucesor para el recambio del 10 de diciembre. Se trata del actual secretario de Interior, Sebastián García de Luca, reconocido como uno de los principales nexos entre su superior inmediato, Frigerio, y Monzó, especialmente durante las negociaciones para obtener la sanción del presupuesto nacional, una de las asignaturas más críticas dentro del Congreso para un gobierno que no tiene mayoría en ninguna de las dos cámaras.

 

Oriundo de la localidad bonaerense de Chivilcoy, cumplirá los 39 en mayo próximo y estudió economía en la Universidad Nacional de La Plata. Se desempeñó como secretario privado del entonces gobernador bonaerense Felipe Solá y luego fue asesor de Martín Lousteau cuando el radical estuvo al frente del Ministerio de Economía. En 2015 condujo la campaña del PRO en el norte argentino y fue candidato a diputado provincial por la Cuarta sección electoral bonaerense. Resultó electo en los comicios del 25 de octubre de ese año, pero fue convocado por Frigerio para acompañarlo en la cartera de Interior y está en uso de licencia. Desde que está en el Ejecutivo, es uno de los principales interlocutores con las provincias, pero especialmente con los mandatarios y bloques opositores.

 

 

 

OTROS ANOTADOS. Faltan ocho meses para la visita nacional a las urnas y la sobrevida de Cambiemos depende en gran parte del derrotero de su política económica de las consecuencias del ajuste sobre electorado. Además de la postulación que impulsa Monzó, hay otros nombres en danza. Cerca de la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, apuestan por el actual ministro de Seguridad, Cristian Ritondo. Desde las oficinas del alcalde porteño Horacio Rodríguez Larreta sostienen que su vice, Diego Santilli, podría ser nombrado en caso de que se postule como diputado nacional, algo que otros consideran improbable.

 

A la lista se suma el actual gobernador de Mendoza y titular de la UCR, Alfredo Cornejo, a partir de una oferta de la Casa Rosada para que encabece la lista mendocina de diputados nacionales y luego sea propuesto para quedar al mando del interbloque de Cambiemos en ese recinto, que hoy administra el cordobés Mario Negri. También podría ser promovido como titular de la Cámara Baja, otra opción que el macrismo de paladar negro prefiere eludir, aunque ese punto dependerá de la composición del bloque en 2019: una geografía directamente proporcional al resultado de los comicios de octubre. 

 

 

 

Para que De Luca se transforme en sucesor de Monzó, el actual funcionario debería ser uno de los candidatos a diputados nacionales por la provincia de Buenos Aires bajo la marca de Cambiemos. Ese salto, según explicaron a Letra P en la Casa Rosada, será parte del intercambio que mantendrá Monzó con el presidente Macri durante el viaje oficial a Vietnam e India, que se inicia en la noche de este viernes.

 

Los rastros sobre la partida anticipada del actual titular de la Cámara baja resuenan dentro del Congreso y en Balcarce 50, aunque las señales confirmatorias comenzaron a conocerse en estas últimas jornadas. El diario La Nación contó que Monzó estaba buscando colegio para sus hijos en España, porque quiere ser designado embajador argentino en Madrid, y el portal Infobae reveló que el diputado fue incluído en la comitiva presidencial que viajará a Asia para definir su futuro.