25|6|2022

Se rompió el bloque de diputados de Cambiemos en la Legislatura bonaerense

09 de diciembre de 2019

09 de diciembre de 2019

Cuatro legisladores anunciaron que confluyen en “Cambio Federal”. Criticaron el modo de construcción sin diálogo y se sienten “excluídos”. Reivindican el proyecto de la alianza pero con “autocrítica”.

Cuatro legisladores que hasta este lunes conformaban el bloque de diputados de Cambiemos decidieron migrar de ese espacio y despegarse de la conducción política de la gobernadora María Eugenia Vidal, a quien le atribuyen un modo de liderazgo cerrado, sin lugar para el discenso. Las fugas se dan en medio de una ardua negociación por definir las autoridades de la Cámara, con la pretensión del gobernador electo Axel Kicillof de que el peronismo se queda también con la vicepresidencia del cuerpo.

 

Los diputados que pegaron el portazo son Guillermo Bardón, que responde a la conducción política del diputado nacional Emilio Monzó; Walter Carusso, radical que forma parte del sector político que comanda el intendente de San Isidro, Gustavo Posse; Fernando Pérez, radical también cercano a Posse que jugó en Consenso Federal en esta última elección, y Martín Domínguez Yelpo, representante de la UTA.

 

Los cuatro diputados que constituyeron el bloque “Cambio Federal” expresaron en un comunicado que su decisión se tomó debido al “rechazo a la continua metodología basada en la toma de decisiones que rechaza pensamientos divergentes y nos excluye sin debate ni intercambio de ideas”.

 

“Creemos en la unidad pero en el marco de la diversidad y la aceptación de las diferentes opiniones”, indicaron. Y dejaron en claro que serán parte en adelante del nuevo espacio opositor que se va a constituir a partir de la asunción del nuevo gobierno del Frente de Todos, y que en la provincia tendrá como figura central a Axel Kicillof.

 

“Reivindicamos el proyecto de Cambiemos, con la necesaria autocrítica, y convocamos a una gran apertura que nos permita ofrecer a los argentinos una nueva propuesta que genere confianza y esté en condiciones para transformar nuestra Provincia y el país”, indicaron los cuatro legisladores que abandonaron el vidalismo.

 

En el comunicado, los legisladores aclaran que seguirán siendo parte del espacio de Cambiemos, aunque con una mirada crítica y las puertas abiertas a todo el que quiera sumarse. “Reivindicamos el proyecto de Cambiemos, con la necesaria autocrítica, y convocamos a una gran apertura que nos permita ofrecer a los argentinos una nueva propuesta que genere confianza y esté en condiciones para transformar nuestra Provincia y el país”, indicaron.

 

“Reivindicamos el proyecto de Cambiemos, con la necesaria autocrítica, y convocamos a una gran apertura que nos permita ofrecer a los argentinos una nueva propuesta que genere confianza y esté en condiciones para transformar nuestra Provincia y el país” indicaron.

 

La postura es similar a la planteada por el ex presidente de la Cámara Baja nacional, Monzó, quien diez días atrás lanzó una suerte de convocatoria, conformada con sus intendentes y legisladores, pero abierta al universo de Cambiemos y demás satélites políticos.

 

 

 

“Ese sueño comenzó a empañarse a partir de 2015, cuando la postura fue el contraste con la oposición. Hoy está dejando una grieta más grande, por una cuestión de tentación electoral”, había dicho el diputado nacional y ex ministro bonaerense, durante la presentación que desarrolló en Florencio Varela. En esa línea crítica también se había expresado el diputado Carusso, luego de las elecciones de octubre pasado.

 

“Queremos integrar un frente sin dueños, donde haya alternativas, donde todos los dirigentes que quieran participar opinen”, le dijo Carusso a Letra P a comienzos de septiembre pasado. Y dejó en claro la aspiración de su jefe político, Posse, quien nunca abandonó su deseo de ser gobernadora de la provincia.

 

 

 

“Nosotros vamos por el poder en serio. Con Gustavo Posse somos una formación de ir por el poder. La aspiración de ir por un Ejecutivo es una aspiración de poder”, dijo.

 

Cerca de ellos está el diputado Pérez, quien desde hace tiempo tomó distancia de la conducción vidalista en Cambiemos y se presentó como candidato a intendente de Quilmes por Consenso Federal.

 

En el caso de Domínguez Yelpo, su participación en el todavía oficialismo se debió a su pertenencia gremial en la UTA y desde ese lugar logró ser incluido en las listas legislativas de este año.