X

Los anuncios para la emergencia tras una larga crítica al legado de Vidal

Desactivará el tarifazo que dictó su antecesora. Creará un registro de pymes en crisis para atender sus necesidades. En materia de deuda, entablará un diálogo con los acreedores. Obras en escuelas.
Por 11/12/2019 14:09

Tras dedicar más de dos tercios de su discurso a realizar un duro diagnóstico de la herencia que recibe de María Eugenia Vidal, el flamante gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, dio a conocer en su primer mensaje a la Asamblea Legislativa un paquete de anuncios que gira en torno a las emergencias que tiene previsto mandar a la Legislatura para su aprobación.  

En materia financiera, luego de marcar que la situación que atraviesa la Provincia es “delicada”, adelantó que su gobierno entablará “un diálogo con los acreedores para encontrar una solución a este problema”. La administración bonaerense tiene su primera prueba de fuego en solo un mes. Como contó hace meses Letra P, solo en enero tiene compromisos en moneda extranjera por alrededor de 600 millones de dólares.

"La Provincia quiere y tiene voluntad de cumplir con los compromisos, pero necesita una estructura de deuda sostenible”, resaltó Kicillof que, de todas formas, enfatizó que “la Provincia tiene una deuda en salud, educación, trabajo, producción”.
 


En ese sentido, anunció que su gestión participará del “Plan Integral Argentina contra el hambre” lanzado por el presidente Alberto Fernández. “Pretendemos desde el primer día empezar por lo que más necesitan, por los que menos tienen. Este gobierno se declara en lucha contra el hambre”, subrayó el mandatario bonaerense.

Pasando ya a los anuncios más concretos, adelantó que dejará “sin efecto” el aumento tarifario previsto por Vidal luego de perder las elecciones y que ya había sido una de las peticiones de Kicillof durante el encuentro de transición. Se trata de un incremento cercano al 25% que estaba programado para el 1 de enero y que, según el vidalismo, ya estaba contemplado en los contratos con las empresas distribuidoras de energía.

Tras hacer foco crítico en las millonarias sumas recaudadas por las energéticas, el gobernador sostuvo: "Si una tarifa no puede ser pagada por un jubilado, no es tarifa, es saqueo”. Ante ese escenario, marcó que su voluntad de “someter la situación a revisión, revisar lo actuado” en lo que refiere a estas concesiones, por lo que convocó a las empresas del sector “para trabajar en un esquema justo, sostenible, razonable y que la gente lo pueda pagar”.
 



En este punto, también le solicitó al Gobierno Nacional que “deje sin efecto” el Ente Metropolitano Regulador del Servicio Eléctrico (EMSE), surgido a partir del traspaso dispuesto por la Nación y que abarca a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) y a la Provincia y que ya había designado su directorio, con un titular representante de la jurisdicción comandada por Horacio Rodríguez Larreta. Al poner en tela de juicio el rol de dicho ente encargado de regular la distribución de energía en la región metropolitana y controlar este suministro, Kicillof requirió no sin antes resignificar una cita del ex presidente Mauricio Macri cuando aludió a la Causa Correo que involucraba su familia: “Que se vuelva a foja cero, como ya se ha dicho, pero no en favor de una empresa, una familia, sino en favor de la provincia de Buenos Aires”.

A tono con lo dispuesto por el Presidente, el flamante gobernador anunció que la Provincia también va a esperar para la presentación de un presupuesto: “Buscaremos los instrumentos para que esto no entorpezca las emergencias”, señaló. Y agregó: “Ni bien esté publicado el presupuesto nacional nos vamos a poner a trabajar contrarreloj para que podamos tener nuestro presupuesto”.
 


Al hacer hincapié en la necesidad de que Buenos Aires “vuelva a ser una provincia productiva y no especulativa”, la emergencia productiva que Kicillof buscará aprobar en la Legislatura contará, según detalló en su discurso, con “un programa de Emergencia Pyme”, en el que se creará “un registro único para las empresas que atraviesan dificultades”.

Desde esa plataforma, Kicillof prometió “una batería de herramientas, fiscales, tributarias, crediticias, de capacitación, difusión, asistencia técnica, comercialización” que brinden “una respuesta a medida” de las necesidades de cada pyme. “Queremos detener esta verdadera hemorragia, que no tengamos que lamentar el cierre de ni una empresa más”, recalcó.

Otra emergencia destacada por el mandatario bonaerense es la educativa. Aquí, la lupa se posó en lo edilicio. Así, Kicillof anunció “un programa especial que se aboque a solucionar las obras de emergencia para el comienzo de las clases” en el que, sostuvo, convocará “al pueblo de la provincia a que nos dé una mano con las cooperadoras, con los padres y madres. Es una etapa de solidaridad”.