X
Buscaban la reelección pero ya hacen las valijas. Ducoté, Molina y Tagliaferro, los ultra PRO que perdieron pese a tener todo el poyo. Nedela, el radical de vuelo corto en el km 0 del peronismo.
Por 04/11/2019 18:39

Cambiemos perdió 11 intendencias en las que los jefes comunales buscaban la reelección. Se trata de comunas diseminadas en toda la provincia, donde por peso electoral y pertenencia política sobresalen tres municipios del conurbano: Quilmes, Morón y Pilar. En Berisso, denominado el kilómetro 0 del peronismo, el radicalismo en Juntos por el Cambio tuvo un paso fugaz. La lista de distritos que el oficialismo no pudo retener se completa con General Rodríguez y San Vicente, en el Gran Buenos Aires, y cinco del interior: Baradero, Carlos Tejedor, Coronel Suárez, Mar Chiquita y Salliqueló. Como contrapartida, Cambiemos obtuvo la victoria en seis municipios.

Tras una gestión con innumerables vaivenes, el cocinero Martiniano Molina sucumbió en Quilmes ante el avance de la ultra kirchnerista Mayra Mendoza. El jefe comunal, que nunca había desempeñado un cargo político ni tenía experiencia militante, fue uno de los más débiles mandatarios del oficialismo y pese a que contó con un fuerte apoyo de los gobiernos provincial y nacional, no logró frenar el avance del Frente de Todos.

 

 

En el conurbano norte, perdieron la batalla y por amplio margen Nicolás Ducoté (en Pilar) y Ramiro Tagliaferro (en Morón). En el primer caso, la caída se debió no solo a la performance del ganador, el peronista, Federico Achával, sino a la impericia del jefe comunal que terminó gestando enojos internos en Cambiemos. Durante la campaña de 2017 y las de este año, Ducoté sumo malas decisiones que fueron censuradas por sectores ultra vidalistas, como fue el caso de una de las tantas inundaciones en el municipio donde ante la desgracia de los vecinos intentó ficcionar una escena de rescate en lancha en un terreno al que se podía acceder caminando. O cuando el jefe comunal invitó a charlar a los vecinos al country donde vive, uno de los más lujosos del conurbano. El escándalo de la supuesta compra de votos en un intento por revertir el resultado de las Primarias terminó de hundirlo.

El caso Morón es uno de los más dolorosos para Cambiemos en virtud de que es el pago chico de la gobernadora María Eugenia Vidal y gobernado por su ex marido Ramiro Tagliaferro, quien buscaba la reelección. En ese distrito de la Primera sección electoral, Juntos por el Cambio perdió en todas las categorías. Tagliaferro, que al igual que Ducoté contó con el apoyo de la mandataria cayó ante su antecesor, el dirigente de Nuevo Encuentro y ultra kirchnerista Lucas Ghi.

 

 

En Berisso, distrito denominado kilómetro 0 del peronismo, el radical Jorge Nedela hizo historia en 2015. Pero la alegría duro poco. Con una gestión que nunca logró hacer pie, en diciembre deberá volverse a su casa. Perdió la reelección por 19.084 votos a manos Fabián Cagliardi. Fue 37.134 contra 18.050 del jefe comunal.

La nómina de intendentes de Cambiemos derrotados suma además Darío Kubar en General Rodríguez, quien llegó a Cambiemos de la mano del ex jefe comunal Jesús Cariglino. Perdió ante el peronista Mauro García.

El radical Mauricio Gómez cayó en San Vicente ante Nicolás Mantegazza, un joven dirigente apadrinado por el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde.

En el interior, se encuentra el caso de Baradero, donde la intendenta Fernanda Antonijevic -de procedencia GEN pero que al poco tiempo se afilió al PRO- fue vencida por el titular de SMATA local y candidato del Frente de Todos Esteban “Tito” Sanzio.

 

 

En Carlos Tejedor, la ex jefa comunal del peronismo María Gianini se quedó con la intendencia que hoy comanda el radical Raúl Sala, similar a lo sucedido en Coronel Suárez, donde volverá a gobernar Ricardo Móccero tras derrotar a Roberto “Pachi” Palacio, que buscaba la reelección.

En Mar Chiquita, el ex jefe comunal Jorge Paredi (Todos) desplazó al actual mandatario radical Carlos Ronda. En Salliqueló, el intendente –también radical- Jorge Hernández fue vencido por el peronista Ariel Sucurro.

Las seis intendencias que logró sumar aparecen como atenuantes de la dura derrota para Cambiemos: Capitán Sarmiento (con Javier Iguacel), Monte (con José Castro), Necochea (con Arturo Rojas), Ramallo (con Gustavo Perie), Saavedra (con Gustavo Notararigo) y San Antonio de Areco (con Francisco Ratto).