15|5|2022

Granata lo hizo: antes de asumir, se partió el bloque de diputados celeste

25 de noviembre de 2019

25 de noviembre de 2019

La mediática rompió con un pastor evangelista y un abogado ultra católico. Liderará un bloque de dos llamado “Somos vida”. Dijo tener “principios innegociables”.

Antes de arrancar su estadía en la Legislatura santafesina, Amalia Granata decidió romper el bloque que iba a integrar con cinco de sus pares. La diputada provincial electa armó rancho aparte con una par y liderará el espacio “Somos vida”.

 

Diez días antes de comenzar formalmente sus funciones como diputada, Granata rompió filas con otros referentes del espacio que salió tercero en las legislativas provinciales, con el pastor evangelista Walter Ghione y el abogado ultra católico Nicolás Mayoraz.

 

 

Granata abandonó entonces el bloque “Unite” y se llevó consigo a Betina Florito, otra diputada electa. Junto al resto se plegaron Juan Domingo Argañaraz y Natalia Armas. De ese modo, el quiebre se consumó en dos y cuatro por lado.

 

Como publicó Letra P, el vínculo entre la mediática y el dúo Ghione – Mayoraz atravesaba un camino de espinas. El pastor y el abogado le facturaban un “coqueteo” con el PRO y al lado de Granata entienden que ellos no se solidarizaron cuando ella sufrió un “fusilamiento mediático”. En esa línea, el concejal rosarino del PRO Roy López Molina le reconoció a Letra P su interés de armar un eje con Granata.

 

 

 

No había futuro entonces y Granata envió un comunicado que arranca así: “Dentro de la causa por la defensa de la vida, todo. Fuera de ella, nada”. La diputada provincial electa dice que es “diferente” al resto de la política y se va a ocupar “de los temas que, de verdad, importan”.

 

“Dos principios para mí innegociables. Desde el primer día tuve el afán de que ese sea el camino rector de un bloque que incluyera a los seis diputados que resultamos elegidos, innumerables muestras de buena voluntad y predisposición al real trabajo en equipo. Lamentablemente, cuatro de ellos no comparten esta visión y han decidido tomar un camino separado”, ahondó Granata.

 

 

 

“No quiero que este tipo de problemas propios de la vieja política desenfoque la razón esencial por la cual nos eligieron. Porque creemos que hacer política es hacerlo de cara a la gente que nos votó y poniendo antes que cualquier interés personal la causa por la defensa de la vida. Sabemos que la política está llena de engaños y tentaciones, de falsas promesas y alianzas que se desarman y rearman al igual que se cambian convicciones como si fuera una remera”, cerró.