X

Nicolás Kreplak, el sanitarista

Médico, profesor, camporista nacido del espacio universitario que lideró Kicillof y exviceministro de Salud de la Nación, se perfila como nuevo titular de esa cartera en la provincia.

Por 24/11/2019 18:50

“Yo soy un trabajador de la salud, soy un sanitarista. Si no estoy en gestión, estoy atendiendo pacientes o dando clases”, se define ante Letra P quien fuera viceministro de Salud durante la gestión presidencial de Cristina Fernández de Kirchner, Nicolás Kreplak, uno de los candidatos más firmes a ocupar esa cartera en la provincia de Buenos Aires de la mano del gobernador electo, Axel Kicillof, a partir del próximo 10 de diciembre.

Docente de las Universidades Nacionales de Buenos Aires (UBA) y de José C Paz (UNPAZ), médico del hospital Ramos Mejía de la Ciudad y con una anterior residencia en General Roca, Río Negro, Kreplak, se presta amable al diálogo.

 

“Yo soy un trabajador de la salud, soy un sanitarista. Si no estoy en gestión estoy atendiendo pacientes o dando clases”

 

El ex funcionario, que se autodefine también como un militante, comparte con su exjefe, el ministro de Salud durante el último año de presidencia de CFK, Daniel Gollán, la nómina de postulantes al área de Salud. Fuentes confiables del Frente de Todos aseguran que la lista no excede esos dos nombres y aclaran que la definición no parte de una interna sino de una suerte de encastre de estructuras.

El exviceministro no desentona con el resto de la mesa chica de Kicillof: su origen también se circunscribe al universo de la UBA, desde las épocas del posmenemismo y las críticas al modelo neoliberal impuesto por el caudillo riojano en el país, aunque en su caso, la tarea militante tuvo como centro la Facultad de Medicina.

 

 

Kreplak recuerda desde esas épocas la admiración que profesaba y aún profesa por el ahora electo mandatario bonaerense, cuyos paso en la política dice haber seguido.

“Yo lo conocía muy bien a Axel, no sé cuánto me conocía él a mi”, bromea el médico clínico, gestor de la Fundación Soberanía Sanitaria, el espacio de “formación e investigación” que se conformó a partir de la derrota del Frente para la Victoria en 2015 y que supo sostener la mirada crítica durante los cuatro años de gestión de Cambiemos. Un espacio que además gestó recientemente el documental sobre "los derechos a la salud pública, los intereses de las corporaciones y el negocio de la enfermedad".

 

 

“Yo conocí a Axel en la militancia universitaria y aunque él ya se había graduado, era un referente, al igual que Mariano Recalde y Wado De Pedro, porque por esa época había una pata de la agrupación en cada una de las facultades” relata. Pero fue para el final del mandato de Cristina Fernández que compartieron equipo de gobierno, uno como ministro de Economía y el otro como vice en Salud.

“Compartimos muchos ámbitos, espacios de militancia y finalmente el gobierno” indicó el exfuncionario.

Cuando dejó la universidad, en sintonía con sus compañeros de militancia estudiantil, Kreplak se sumó a la agrupación La Cámpora y se identificó directamente con la jefatura del actual diputado nacional Máximo Kirchner.

 

 

Desde ese espacio, se convirtió en uno de los referentes en Salud del camporismo y se proyectó luego como parte del equipo de gobierno.

Consultado sobre la figura del futuro mandatario provincial afirma que se trata de “un político distinto”. “Axel es un tipo con una sinceridad, una cercanía y una idea de construcción colectiva muy sólida, es un político de la línea que enamora a la militancia” remarca.

“La salud es más una cuestión de trabajadores, de relación, de cuidado – detalla- porque es más importante el cuidado que la tecnología”.

Con respecto al desafío que encontraría si efectivamente se concretara su desembarco en la provincia, el exviceministro destaca la necesidad inmediata de “rescatar el equipo de salud humano”.

“La salud es más una cuestión de trabajadores, de relación, de cuidado -detalla- porque es más importante el cuidado que la tecnología”.

Para el sanitarista, “la salud muchas veces se confunde o se piensa casi exclusivamente en términos de medicamentos, de aparatología, de equipos, pero es mucho más que eso: es armar equipos, establecer tareas de cuidados”.

-¿Coincide con los planteos que han realizado los gremios de la salud, como el caso de Cicop, quienes denunciaron que durante la gestión de la gobernadora María Eugenia Vidal se compraron equipos pero no se proveyó de profesionales para poder utilizarlos, además de carencias de médicos y enfermeros en general?

-Claro, porque lo que hay que priorizar y establecer como primera medida es la necesidad de armar y poner en marcha equipos de salud. Nosotros somos un grupo de militantes que siente la necesidad de accionar y ayudar, que piensa la política desde lo colectivo y en línea directa con la gente. Para eso buscamos perfeccionarnos, tener una gran capacidad técnica y profesional, pero siempre con la intención de ayudar a la gente, al pueblo.