X
El MPN y JSRN ponen en juego las bancas en el Senado y algunas en Diputados. Las estrategias para no perder representación en el futuro esquema de poder.
Por 22/10/2019 11:26

Río Negro y Neuquén se juegan la representatividad en el próximo Congreso. Ambas provincias gobernadas por partidos locales, renovarán las tres bancas en el Senado. También algunas en Diputados, por eso los gobernadores salen con todo a reclamar el corte de boleta. El que la tiene un poco más difícil es el Movimiento Popular Neuquino (MPN), que quedó tercero en las elecciones primarias y perdería su lugar en la cámara alta si no da vuelta el resultado. Juntos Somos Río Negro (JSRN), que lleva de candidato a Alberto Weretilneck, quiere ratificar su caudal de las PASO y desplazar al macrismo del segundo lugar.

Del lado neuquino, Omar Gutiérrez también se puso la campaña al hombro. Para no ceder terreno, se sumó a los afiches y apuesta en las recorridas junto al cabeza de lista de senadores, el conductor del gremio petrolero Guillermo Pereyra. Si bien, en contacto con Letra P, Pereyra reconoció que las PASO no tuvieron la mejor preparación, todos los ministros de Gutiérrez salieron a la calle para repartir la boleta 151 del MPN. Lo mismo hicieron los intendentes, salvo el de El Chocón.

 

El instructivo de la web que armó el gobierno rionegrino.

 

En agosto, Juntos por el Cambio le sacó una diferencia de tres puntos al MPN. Por entonces, la nómina del macrismo era encabezada por Horacio “Pechi” Quiroga, quien falleció la última semana. Por estas horas, es motivo de pelea judicial el nombre que suplantará al ex intendente de Neuquén: si el empresario frutícola Pablo Cervi o la senadora Lucila Crexell. La actual representante emepeísta presentó una acción judicial y en las próximas horas se definirá su futuro. Crexell, como explicó este medio, arribó a la fuerza oficialista nacional por un acuerdo con Miguel Ángel Pichetto y Humberto Schiavone.

Del lado rionegrino, JSRN replica una y otra vez la maniobra del corte. Al igual que en las PASO, donde el partido verde quedó en segundo lugar, utiliza a sus máximos referentes para convocar el voto. Hasta abrieron un concurso al mejor spot que explique el corte de boleta. Nuevamente, la táctica es “votá el presidente que quieras” y “agregale la boleta verde, la de Juntos, la de Alberto”.

 

 

“Tenemos una misión de recorrer casa por casa, pueblo por pueblo”, aseguró a Letra P el candidato a diputado nacional Luis Di Giácomo, hasta hace poco en el gabinete de Weretilneck.

Con esta estrategia, se lanzó una plataforma digital que explica paso a paso el sistema de corte de boleta: votarionegro.com/#comoVoto se sumó a los enlatados que difundieron los integrantes de las listas por redes sociales. El protagonista, en la mayoría, es el mismo Weretilneck.

100 mil votos son los que "quedaron dando vuelta" en las PASO. Esa cantidad, afirman en el gobierno rionegrino, le permitiría ganar al jefe provincial. Este, como el de abril cuando Arabela Carreras se impuso con facilidad ante Martín Soria, es un gran desafío para Weretilneck.