X
La secretaria General Adjunta de ATE bonaerense advirtió que “no hubo políticas públicas con perspectiva de género en el gobierno de Vidal”. La mujer y la precarización laboral estatal.
Por 11/10/2019 20:49

"No hubo directamente políticas públicas con perspectiva de género en el gobierno de María Eugenia Vidal". Sin rodeos, la secretaria general adjunta de ATE bonaerense, Vanina Rodríguez, manifestó su visión de la administración vidalista en lo que a políticas de género refiere. En diálogo con Letra P y a horas del inicio del Encuentro feminista en La Plata, la dirigente sindical puso como caso paradigmático el hecho de que el Ejecutivo aún no haya reglamentado la ley 14.893 de licencia para víctimas de violencia de género, sancionada en 2016.

Asimismo, destacó que “la precarización laboral en la provincia de Buenos Aires aumentó enormemente” y en ella, observó que la mujer fue su principal víctima. Bajo tal escenario, cuestionó que no se haya cumplido con el cupo laboral trans y por discapacidad, ante lo cual concluyó: “Este gobierno estuvo bastante lejos de ser inclusivo”.

 

AGENDA DURANTE EL ENCUENTRO. “Vamos a participar activamente en todos los talleres y tenemos actividades propias de ATE, con un panel que va a funcionar el domingo al mediodía en las puertas de ATE Provincia de Buenos Aires, constituido por referentes de ATE bonaerense y Central.

 

-¿Se está aplicando adecuadamente la ley 14.893 de licencia para víctimas de violencia de género?

-Está aprobada la ley pero no está reglamentada por parte de la gobernadora María Eugenia Vidal. La ley sigue sin reglamentarse a pesar de tener una gobernadora mujer. Sí hay algún acuerdo de mesa técnica para la implementación en Educación. La dificultad de no estar reglamentada es que después se terminan haciendo acuerdos sectoriales en función de las necesidades de cada trabajador y trabajadora de ese sector. En Educación se aborda de una forma, en el Ministerio de Salud se aborda de otra.

-¿Qué argumentos les dan desde la Provincia para no reglamentar la ley?

-No te dicen absolutamente nada. De hecho, la gobernadora Vidal, que se jacta de tener diálogo con los sindicatos, no avanza en la reglamentación de la ley por violencia de género como en tantos otros temas.



-En los presupuestos se pueden advertir las prioridades de cada gestión. Analizando los presupuestos de la gestión de Vidal, ¿en qué escala de prioridad estuvieron las políticas con perspectiva de género?

-En ninguna. No hubo directamente políticas públicas con perspectiva de género en el gobierno de María Eugenia Vidal, porque de hecho tuvimos despidos de compañeras que asistían a la línea 144 que es precisamente la línea de atención a las compañeras que sufren de violencia de género. Amén de que son compañeras que están completamente precarizadas, también sufrieron despidos. O sea, poco les interesa, ni siquiera mostrar en la vidriera el funcionamiento adecuado de la línea 144 y eso te da una muestra de cuáles son las políticas con perspectiva de género que implementó Vidal en la provincia. 

"La gobernadora Vidal, que se jacta de tener diálogo con los sindicatos, no avanza en la reglamentación de la ley por violencia de género como en tantos otros temas."

-La precarización laboral que ATE denuncia en diversos estamentos del ámbito estatal ¿es más visible en el personal femenino?

-La precarización laboral en la provincia de Buenos Aires aumentó enormemente. De hecho, el acampe que hicimos en las puertas de Economía la semana pasada fue para plantearle al gobierno de Vidal que necesitamos la continuidad laboral y el pase a planta permanente de todos los contratados que tiene la provincia bajo diversas figuras. Muchas de ellas, la mayoría, son compañeras mujeres.

-¿Qué políticas se van a reclamar en este sentido al próximo gobierno bonaerense?

-Políticas con perspectiva de género, varias. No solo las que tienen incidencia directa con las mujeres, sino también la implementación del cupo laboral trans que venimos pidiendo en los diferentes ministerios. Hay acciones que venimos planteando en diversos sectores de trabajo. Por ejemplo, en el sector Salud, que las compañeras que están embarazadas, hoy si son profesionales de la salud y tienen a cargo una guardia de 24 horas, tienen que continuar con esa guardia. Uno de los pedidos es la modificación de los horarios.
 


No es que no lo pueda hacer, el problema es que, a los siete meses con un embarazo se te dificulta hacer algunas cuestiones que requieren esfuerzos físicos. Hacer RCP se te complica. Eso es empezar a discutir con el gobierno que viene, qué mirada tenemos las trabajadoras en relación al cuidado y la contención que tiene que tener el Estado como empleador en función de las necesidades que tenemos las mujeres. Sin dudas, uno de los primeros pedidos para el gobierno siguiente es la reglamentación de la ley de violencia contra las mujeres. De hecho, lo que estamos planteando es cambiarle el nombre y que sea una licencia por violencia de género, porque muchas de las compañeras trans y travestis sufren situaciones de violencia mucho más graves o peores de las que sufrimos las mujeres y hoy no tienen acceso a esa licencia.

-¿El cupo laboral trans es inexistente en la administración pública bonaerense?

-Hay algún que otro sector que ha tomado pero en ningún caso llega al 1% mínimo que plantea la ley. Lo mismo pasa con el cupo por discapacidad. Este gobierno estuvo bastante lejos de ser inclusivo.

-En el abordaje específico que requiere la violencia de género, ¿han solicitado que el Estado implemente un equipo interdisciplinario que acompañe a la víctima?

-Sí, lo vemos fundamentalmente en los hospitales y las escuelas. Es necesario tener un equipo interdisciplinario, que la compañera que sufre situaciones de violencia se sienta acompañada, que no tenga que re victimizarse y que todo el mundo no esté preguntando qué es lo que pasó. Ya está, con una vez que lo contó, una vez que hizo la denuncia, que se active un protocolo resguardando la integridad física y mental de la compañera.