X
El vidalismo copó una bicameral que espeja lo que pasa en la Legislatura. Hay fuerte rechazo del kirchnerismo y la intención del massismo de meter su agenda. El equipo de Salvai, lidera la tabla.
Por 07/01/2019 12:22

El PRO sacó ventaja en la comisión bicameral  que empezó el pasado jueves a estudiar un posible adelantamiento electoral y se llevó casi todos los casilleros que le correspondían a Cambiemos. Los legisladores amarillos que la integran responden directamente a la gobernadora María Eugenia Vidal y a su jefe de Gabinete, Federico Salvai. No hay lugar para el radicalismo ni la Coalición Cívica. El kirchnerismo recibió un revés judicial cuando quiso ampliar su participación y el massismo que obligó a formar este ámbito a cambio de los votos para el endeudamiento del 2019 buscará meter su agenda de la boleta única y reclamó que se reglamente la ley de paridad para el armado de listas.

 

 

Los representes del PRO son el titular de la Cámara de Diputados bonaerense y principal articulador legislativo de Vidal, Manuel Mosca, quien quedó como presidente de la bicameral. Su objetivo, según marcaron en reserva desde el oficialismo, es mostrar que la comisión va a marcar un precedente de que “sí, se puede” discutir una reforma electoral en la provincia de Buenos Aires. Más allá de los integrantes puros, el PRO cuenta además con otros aliados dentro del ámbito que funcionará durante enero y febrero. “Una elección provincial desdoblada nos permitiría poder mostrar lo muchísimos que hicimos en infraestructura, la enorme pelea contra las mafias que llevan adelante la gobernadora junto al ministro de Seguridad Cristian Ritondo, el proceso por el cual hemos ordenado la macro economía de la provincia, entre otras cosas”, aseguró Mosca, el día que inauguró la bicameral en Mar del Plata, dejando en claro que la división de la fecha electoral entre la provincia y la nación es un deseo vidalista.

Más allá de la esencia legislativa, quien tiene el control directo sobre la comisión es el jefe de Gabinete, Federico Salvai, quien ubicó allí a todos los legisladores que le reportan de forma directa. Allí están los senadores Walter Lanaro y Dalton Jáuregui. El primero es el vicepresidente del bloque Cambiemos y uno de los que busca bajarle la tensión a la interna, subterránea, de esa bancada. El otro fue enviado a Olavarría en el peor momento del intendente Ezequiel Galli. Tras el trágico recital del Indio Solari, a Jáurgeui lo designaron como Jefe de Gabinete en el municipio de la Séptima sección electoral. Abrió el diálogo con las demás fuerzas locales y, a la par, blindó al intendente de lo que fue la interpelación a la que lo sometió el Concejo Deliberante. Su labor fue premiada con creces. Ese mismo año fue candidato a legislador. Ahora ocupa un lugar en el Consejo de la Magistratura y preside la comisión de Reforma Política en la Cámara alta. Desde ese lugar tiene interés en el avance de la bicameral.

 


Mosca junto a Lanaro, Jáuregui y otros legisladores (Foto: Prensa Diputados BA) 

 

El sector de Salvai evalúa sigilosamente qué implica un adelantamiento de las elecciones. En ese grupo también está la diputada Gabriela Besana que forma parte de la comisión. De perfil bajo, es leal a lo que ordene el jefe de ministros, quien deja esa decisión atada al mes de febrero y en acuerdo obligado con el presidente Mauricio MacriLanaro le dijo a Letra P, tras el primer encuentro de la bicameral, que “si desdoblamos o adelantamos la elección tenemos que decidir qué vamos a hacer con las PASO y eso sí nos compete a nosotros. En el marco de una decisión que nos excede también tenemos que tomar una decisión que nos involucre”.

La senadora Aldana Ahumada también participa de la comisión desde la línea del vidalismo más puro. Es de Merlo, un distrito donde el peronismo controla el poder político. Es, también, una referente técnica del partido amarillo y se reconoce como integrante del equipo del Jefe de Gabinete, Marcos Peña. “Me formó, aprendí muchísimo de él, es un gran conductor”, le dijo tiempo atrás a Letra P sobre una de las figuras más influyentes del presidente Mauricio Macri. En su primer año como legisladora presentó cinco proyectos de ley. Ninguno sobre materia electoral. 

 


Ahumada, Besana del PRO y Lissalde del FR (Foto: Prensa Diputados BA)

 

Laura Aprile y Lorena Petrovich son otras legisladoras PRO. La primera reporta a Salvai y a Mosca. La segunda al intendente de Lanús, Néstor Grindetti. Los jefes comunales PRO del conurbano tienen especial atención en la ingenieria electoral de Cambiemos y los que aportan ideas al Ejecutivo, siempre pensando en sus intereses. En los últimos meses del año, insinuaron con un proyecto de ley para eliminar las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO). En caso de que haya un adelantamiento de la elección bonaerense, este punto podría volver a tomar relevancia. 

El diputado PRO, Daniel Ivoskus, es otro de los integrantes. Leal a Mosca dentro de la Cámara baja, acciona de la misma manera en la bicameral. Es de San Martín e hijo del ex intendente de ese distrito. Coordina la Cumbre Mundial Comunicación Política y desde ahí articula con diferentes espacios políticos. 

Sergio Massa también mira con atención lo que hace la bicameral –no vinculante- que estudia un posible desdoblamiento. Durante la discusión del presupuesto, el Frente Renovador presionó para tratar dos proyectos de su bloque de Diputados para desenganchar las elecciones municipales de las provinciales. El argumento oficial fue dotar de autonomía a los intendentes. Era la condición para acompañar el endeudamiento que precisaba Vidal para el ejercicio 2019. Detrás de ello,  primaba la intención de Massa para no perder capital político: es decir evitar que en las elecciones de este año los intendentes que integran el FR jueguen electoralmente con Cristina Kirchner, seducidos por la cantidad de votos que podría derramarle una virtual candidatura de la ex presidenta. El massismo votó el endeudamiento y Cambiemos le dio vida a la comisión bicameral.

 

 

El senador José Luis Pallares, uno de los primeros legisladores massistas del parlamento bonaerense,  es uno de los representantes del FR en la bicameral, Oriundo de Lanús lleva ya dos mandatos en la Cámara alta. “Lo primordial es discutir la autonomía municipal en los municipios, sino no tendría mucho sentido. La idea es recoger los proyectos sobre el tema que dormían en los cajones del Parlamento y volver a discutirlos porque es el momento de hacerlo”, dijo Pallares durante la primera reunión, y en línea estricta con lo pedido por su jefe politico.

El diputado Ricardo Lissalde completa el staff massista en representación de la Cámara baja. El legislador tiene un proyecto para desengachar las elecciones municipales de la provincial. Ese proyecto junto a otro de su compañero de bloque, Pablo Garate, fueron los que aparecieron en la negociación con Cambiemos. Lissalde tiene buena sintonía con Mosca ya que ambos son de la Séptima sección electoral y han compartido más de un viaje por el exterior en distintas comitivas de legisladores. El massista es de Saladillo, el vidalista de Bolívar.

La diputada Alejandra Martínez del Frente Amplio Justicialista (FAJ) es otra de las opositoras dialoguistas que se sienta en esa mesa. El bloque que preside fue clave para que Vidal tenga el endeudamiento. Como el massismo rechazó el presupuesto 2019, pero habilitó la votación para que la provincia salga a tomar deuda este año. Es de Mar del Plata y, como el resto de su bloque, se acercó al espacio de Alternativa Federal. El massismo lo considera un interbloque suyo en la Cámara baja provincial. La bancada tiene sintonía fina con Mosca y tras el primer encuentro de la bicameral, la legisladora pidió que Vidal reglamente la ley de paridad de género para que empiece a funcionar plenamente en estas elecciones. Además salió a defender la autonomía municipal. 


 

 

En la mesa bicameral se ubica también Unidad Ciudadana, un sector que desde el comienzo mostró resistencia a la conformación de la comisión y que finalmente, ante el hecho consumado, decidió integrarla con figuras de corte ultra K.

La jefa del bloque de senadores de UC, Teresa García es una de las elegidas, y la voz cantante del sector. La legisladora tiene una extensa trayectoria territorial y legislativa y mantiene línea directa con la ex presidenta, Cristina Fernández de Kirchner.

La senadora, quien ocupó la cartera de turismo durante la gestión bonaerense de Felipe Solá, fue diputada nacional de 2009 a 2015, cuando por pedido de CFK volvió al territorio provincial. García participó activamente de la campaña del ex candidato a la gobernación, Aníbal Fernández, de quien fue funcionaria cuando el quilmeño presidía el ministerio del Interior de la Nación y de quien ya se esperaba que sería una de sus ministras si el peronismo renovaba su poder en el territorio.

El diputado Facundo Tignanelli, es otro de los integrantes UC de la bicameral, y al igual que García, porta una ADN puramente kirchnerista. Dirigente de La Cámpora, es uno de los legisladores que tiene diálogo directo con Máximo Kirchner y que baja, a veces por encima de la presidenta del bloque de diputados por UC Florencia Saintout, el mensaje del hijo de CFK. Es un orgánico sin discusión y que, ante el distanciamiento de algunos referentes de la organización como por ejemplo José Ottavis, tomó un rol protagónico en esta etapa opositora del kirchnerismo. Sus intervenciones en el recinto fueron creciendo durante su primer año como diputado provincial. En la discusión de los nombres que iban a integrar la bicameral por UC sonaban los diputados Mariano Pinedo o Walter Abarca, de perfil más político si se quiere y con anclaje en el interior bonaerense. Sin embargo, el  lugar fue para el camporista. 


 

 

Completa el grupo K, el senador Gervasio Bozzano, un joven dirigente de La Cámpora, hijo del ex intendente de Maipú, Raúl Bozzano. Aunque guarda un fuerte perfil bajo, el senador es una de las figuras camporistas que participan de la mesa chica interna.

El PJ también integra la comisión y al igual que el kirchnerismo, rechaza la idea de mover la fecha de las elecciones. Sin embargo, a diferencia de Unidad Ciudadana que levantó el perfil con sus integrantes, el peronismo decidió ubicar allí a legisladores moderados y considerados segundas líneas del bloque en ambas cámaras. Carlos Urquiaga por Diputados y Gabriela Demaría por el Senado. Urquiaga fue durante un tiempo intendente interino de José C. Paz, mientras que Demaría es una senadora que responde al intendente de La Costa, Juan Pablo De Jesús. 

La bicameral no tiene competencia para dictaminar formalmente. Pese a lo que digan los integrantes en distintas declaraciones mediáticas, el artículo 200 del reglamento interno del Senado explicita que  “las comisiones están autorizadas para estudiar, durante el receso, los asuntos de sus respectivas carteras y competencias, pero sin facultad para producir dictámenes”.

Tras su primera prueba, la bicameral cumplió y develó su objetivo: poner en agenda, al menos durante mes y medio, un adelantamiento electoral en el tramo provincial. Si bien el génesis de la creación era para estudiar la posibilidad de que los municipios puedan definir su propia fecha de elecciones, la chance de que Vidal adelante la elección barrió con todo. El próximo encuentro será el jueves 17 de enero en el municipio de Azul. Allí se hablará sobre poner en marcha el sistema de boleta única en papel. Habrá dos intendentes de cada espacio y especialistas en la materia. A la tradicional rosca política de la playa hay que agregarle ahora una comisión.

 

Quién es quién en la comisión que estudia desdoblar las elecciones

El vidalismo copó una bicameral que espeja lo que pasa en la Legislatura. Hay fuerte rechazo del kirchnerismo y la intención del massismo de meter su agenda. El equipo de Salvai, lidera la tabla. 

El PRO sacó ventaja en la comisión bicameral  que empezó el pasado jueves a estudiar un posible adelantamiento electoral y se llevó casi todos los casilleros que le correspondían a Cambiemos. Los legisladores amarillos que la integran responden directamente a la gobernadora María Eugenia Vidal y a su jefe de Gabinete, Federico Salvai. No hay lugar para el radicalismo ni la Coalición Cívica. El kirchnerismo recibió un revés judicial cuando quiso ampliar su participación y el massismo que obligó a formar este ámbito a cambio de los votos para el endeudamiento del 2019 buscará meter su agenda de la boleta única y reclamó que se reglamente la ley de paridad para el armado de listas.

 

 

Los representes del PRO son el titular de la Cámara de Diputados bonaerense y principal articulador legislativo de Vidal, Manuel Mosca, quien quedó como presidente de la bicameral. Su objetivo, según marcaron en reserva desde el oficialismo, es mostrar que la comisión va a marcar un precedente de que “sí, se puede” discutir una reforma electoral en la provincia de Buenos Aires. Más allá de los integrantes puros, el PRO cuenta además con otros aliados dentro del ámbito que funcionará durante enero y febrero. “Una elección provincial desdoblada nos permitiría poder mostrar lo muchísimos que hicimos en infraestructura, la enorme pelea contra las mafias que llevan adelante la gobernadora junto al ministro de Seguridad Cristian Ritondo, el proceso por el cual hemos ordenado la macro economía de la provincia, entre otras cosas”, aseguró Mosca, el día que inauguró la bicameral en Mar del Plata, dejando en claro que la división de la fecha electoral entre la provincia y la nación es un deseo vidalista.

Más allá de la esencia legislativa, quien tiene el control directo sobre la comisión es el jefe de Gabinete, Federico Salvai, quien ubicó allí a todos los legisladores que le reportan de forma directa. Allí están los senadores Walter Lanaro y Dalton Jáuregui. El primero es el vicepresidente del bloque Cambiemos y uno de los que busca bajarle la tensión a la interna, subterránea, de esa bancada. El otro fue enviado a Olavarría en el peor momento del intendente Ezequiel Galli. Tras el trágico recital del Indio Solari, a Jáurgeui lo designaron como Jefe de Gabinete en el municipio de la Séptima sección electoral. Abrió el diálogo con las demás fuerzas locales y, a la par, blindó al intendente de lo que fue la interpelación a la que lo sometió el Concejo Deliberante. Su labor fue premiada con creces. Ese mismo año fue candidato a legislador. Ahora ocupa un lugar en el Consejo de la Magistratura y preside la comisión de Reforma Política en la Cámara alta. Desde ese lugar tiene interés en el avance de la bicameral.

 


Mosca junto a Lanaro, Jáuregui y otros legisladores (Foto: Prensa Diputados BA) 

 

El sector de Salvai evalúa sigilosamente qué implica un adelantamiento de las elecciones. En ese grupo también está la diputada Gabriela Besana que forma parte de la comisión. De perfil bajo, es leal a lo que ordene el jefe de ministros, quien deja esa decisión atada al mes de febrero y en acuerdo obligado con el presidente Mauricio MacriLanaro le dijo a Letra P, tras el primer encuentro de la bicameral, que “si desdoblamos o adelantamos la elección tenemos que decidir qué vamos a hacer con las PASO y eso sí nos compete a nosotros. En el marco de una decisión que nos excede también tenemos que tomar una decisión que nos involucre”.

La senadora Aldana Ahumada también participa de la comisión desde la línea del vidalismo más puro. Es de Merlo, un distrito donde el peronismo controla el poder político. Es, también, una referente técnica del partido amarillo y se reconoce como integrante del equipo del Jefe de Gabinete, Marcos Peña. “Me formó, aprendí muchísimo de él, es un gran conductor”, le dijo tiempo atrás a Letra P sobre una de las figuras más influyentes del presidente Mauricio Macri. En su primer año como legisladora presentó cinco proyectos de ley. Ninguno sobre materia electoral. 

 


Ahumada, Besana del PRO y Lissalde del FR (Foto: Prensa Diputados BA)

 

Laura Aprile y Lorena Petrovich son otras legisladoras PRO. La primera reporta a Salvai y a Mosca. La segunda al intendente de Lanús, Néstor Grindetti. Los jefes comunales PRO del conurbano tienen especial atención en la ingenieria electoral de Cambiemos y los que aportan ideas al Ejecutivo, siempre pensando en sus intereses. En los últimos meses del año, insinuaron con un proyecto de ley para eliminar las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO). En caso de que haya un adelantamiento de la elección bonaerense, este punto podría volver a tomar relevancia. 

El diputado PRO, Daniel Ivoskus, es otro de los integrantes. Leal a Mosca dentro de la Cámara baja, acciona de la misma manera en la bicameral. Es de San Martín e hijo del ex intendente de ese distrito. Coordina la Cumbre Mundial Comunicación Política y desde ahí articula con diferentes espacios políticos. 

Sergio Massa también mira con atención lo que hace la bicameral –no vinculante- que estudia un posible desdoblamiento. Durante la discusión del presupuesto, el Frente Renovador presionó para tratar dos proyectos de su bloque de Diputados para desenganchar las elecciones municipales de las provinciales. El argumento oficial fue dotar de autonomía a los intendentes. Era la condición para acompañar el endeudamiento que precisaba Vidal para el ejercicio 2019. Detrás de ello,  primaba la intención de Massa para no perder capital político: es decir evitar que en las elecciones de este año los intendentes que integran el FR jueguen electoralmente con Cristina Kirchner, seducidos por la cantidad de votos que podría derramarle una virtual candidatura de la ex presidenta. El massismo votó el endeudamiento y Cambiemos le dio vida a la comisión bicameral.

 

 

El senador José Luis Pallares, uno de los primeros legisladores massistas del parlamento bonaerense,  es uno de los representantes del FR en la bicameral, Oriundo de Lanús lleva ya dos mandatos en la Cámara alta. “Lo primordial es discutir la autonomía municipal en los municipios, sino no tendría mucho sentido. La idea es recoger los proyectos sobre el tema que dormían en los cajones del Parlamento y volver a discutirlos porque es el momento de hacerlo”, dijo Pallares durante la primera reunión, y en línea estricta con lo pedido por su jefe politico.

El diputado Ricardo Lissalde completa el staff massista en representación de la Cámara baja. El legislador tiene un proyecto para desengachar las elecciones municipales de la provincial. Ese proyecto junto a otro de su compañero de bloque, Pablo Garate, fueron los que aparecieron en la negociación con Cambiemos. Lissalde tiene buena sintonía con Mosca ya que ambos son de la Séptima sección electoral y han compartido más de un viaje por el exterior en distintas comitivas de legisladores. El massista es de Saladillo, el vidalista de Bolívar.

La diputada Alejandra Martínez del Frente Amplio Justicialista (FAJ) es otra de las opositoras dialoguistas que se sienta en esa mesa. El bloque que preside fue clave para que Vidal tenga el endeudamiento. Como el massismo rechazó el presupuesto 2019, pero habilitó la votación para que la provincia salga a tomar deuda este año. Es de Mar del Plata y, como el resto de su bloque, se acercó al espacio de Alternativa Federal. El massismo lo considera un interbloque suyo en la Cámara baja provincial. La bancada tiene sintonía fina con Mosca y tras el primer encuentro de la bicameral, la legisladora pidió que Vidal reglamente la ley de paridad de género para que empiece a funcionar plenamente en estas elecciones. Además salió a defender la autonomía municipal. 


 

 

En la mesa bicameral se ubica también Unidad Ciudadana, un sector que desde el comienzo mostró resistencia a la conformación de la comisión y que finalmente, ante el hecho consumado, decidió integrarla con figuras de corte ultra K.

La jefa del bloque de senadores de UC, Teresa García es una de las elegidas, y la voz cantante del sector. La legisladora tiene una extensa trayectoria territorial y legislativa y mantiene línea directa con la ex presidenta, Cristina Fernández de Kirchner.

La senadora, quien ocupó la cartera de turismo durante la gestión bonaerense de Felipe Solá, fue diputada nacional de 2009 a 2015, cuando por pedido de CFK volvió al territorio provincial. García participó activamente de la campaña del ex candidato a la gobernación, Aníbal Fernández, de quien fue funcionaria cuando el quilmeño presidía el ministerio del Interior de la Nación y de quien ya se esperaba que sería una de sus ministras si el peronismo renovaba su poder en el territorio.

El diputado Facundo Tignanelli, es otro de los integrantes UC de la bicameral, y al igual que García, porta una ADN puramente kirchnerista. Dirigente de La Cámpora, es uno de los legisladores que tiene diálogo directo con Máximo Kirchner y que baja, a veces por encima de la presidenta del bloque de diputados por UC Florencia Saintout, el mensaje del hijo de CFK. Es un orgánico sin discusión y que, ante el distanciamiento de algunos referentes de la organización como por ejemplo José Ottavis, tomó un rol protagónico en esta etapa opositora del kirchnerismo. Sus intervenciones en el recinto fueron creciendo durante su primer año como diputado provincial. En la discusión de los nombres que iban a integrar la bicameral por UC sonaban los diputados Mariano Pinedo o Walter Abarca, de perfil más político si se quiere y con anclaje en el interior bonaerense. Sin embargo, el  lugar fue para el camporista. 


 

 

Completa el grupo K, el senador Gervasio Bozzano, un joven dirigente de La Cámpora, hijo del ex intendente de Maipú, Raúl Bozzano. Aunque guarda un fuerte perfil bajo, el senador es una de las figuras camporistas que participan de la mesa chica interna.

El PJ también integra la comisión y al igual que el kirchnerismo, rechaza la idea de mover la fecha de las elecciones. Sin embargo, a diferencia de Unidad Ciudadana que levantó el perfil con sus integrantes, el peronismo decidió ubicar allí a legisladores moderados y considerados segundas líneas del bloque en ambas cámaras. Carlos Urquiaga por Diputados y Gabriela Demaría por el Senado. Urquiaga fue durante un tiempo intendente interino de José C. Paz, mientras que Demaría es una senadora que responde al intendente de La Costa, Juan Pablo De Jesús. 

La bicameral no tiene competencia para dictaminar formalmente. Pese a lo que digan los integrantes en distintas declaraciones mediáticas, el artículo 200 del reglamento interno del Senado explicita que  “las comisiones están autorizadas para estudiar, durante el receso, los asuntos de sus respectivas carteras y competencias, pero sin facultad para producir dictámenes”.

Tras su primera prueba, la bicameral cumplió y develó su objetivo: poner en agenda, al menos durante mes y medio, un adelantamiento electoral en el tramo provincial. Si bien el génesis de la creación era para estudiar la posibilidad de que los municipios puedan definir su propia fecha de elecciones, la chance de que Vidal adelante la elección barrió con todo. El próximo encuentro será el jueves 17 de enero en el municipio de Azul. Allí se hablará sobre poner en marcha el sistema de boleta única en papel. Habrá dos intendentes de cada espacio y especialistas en la materia. A la tradicional rosca política de la playa hay que agregarle ahora una comisión.