X

Ganó Macri: Vidal se pliega al plan nacional y no desdoblará las elecciones

La gobernadora se reunió este martes con el Presidente. Allí confirmaron el cronograma electoral con fechas en sintonía. Aseguraron que fue una decisión "sin especulación electoral".
Redacción 29/01/2019 18:21

La gobernadora María Eugenia Vidal decidió no desdoblar la fecha de las elecciones bonaerenses de las nacionales y adaptarse, de esta manera, a la estrategia planteada por la Casa Rosada. La decisión trascendió este martes, luego que la mandataria se reuniera con el presidente Mauricio Macri en la Casa de Gobierno, y fue confirmada a este portal por voceros del vidalismo.

Según la versión bonaerense, la decisión se tomó porque “no queremos que la gente vaya más veces a votar", "porque no nos parece cambiar las reglas de juego a poco de la elección"  y "porque es más costoso”.

 

 

Según informaron, “la decisión se tomó pensando en los bonaerenses. Pensando en ellos y sin especulación electoral”. El argumento resulta similar al que esbozó el PJ bonaerense, cuando marcó su oposición a la intención de Vidal de desdoblar los comicios. 

La mandataria había habilitado la actuación de una comisión bicameral para el estudio de una reforma política, con la intención de instalar el tema y dar un corte institucional a su intención electoral que chocaba con los intereses del jefe de Estado.

La maniobra provocó la reacción del peronismo kirchnerista, que decidió activar una contra cumbre para denunciar lo que entendieron como una “especulación política” de la gobernadora.

 

 

Mientras, Vidal intentaba convencer al Presidente, y su núcleo duro, comandado por su jefe de Gabinete, Marcos Peña, de la conveniencia de adelantar la elección provincial.

Según este argumento, el adelantamiento aseguraría la victoria bonaerense y también varias comunas del conurbano que quedarían desamparadas sin la figura de Cristina Fernández de Kirchner, segura candidata a la presidencia, en la boleta. Macri llegaría entonces a la elección bonaerense con la dote de haber ganado la principal jurisdicción y tendría a Vidal a disposición para asistir en la campaña.

 

 

Pero esta explicación nunca convenció al Presidente, quien definió su estrategia electoral mientras disfrutaba de unas vacaciones en Villa La Angostura, durante la primera quincena de enero. Por esa fecha, la mandataria provincial transitaba su receso laboral en Mar del Plata.

Al regresar ambos a la actividad, la decisión ya parecía estar tomada. Esa semana y de forma casi compulsiva, el presidente compartió con Vidal tres actividades de gestión en territorio bonaerense. Estuvieron en Suipacha, Ezeiza y Mar del Plata, y en las tres visitas el Presidente redundó en la idea de estar "juntos" y en evidente modo de campaña. Desde el vidalismo reconocían que había pocas chances de lograr el desdoblamiento, pero alentaban una esperanza que finalmente se terminó diluyendo.