X
Para el socialista, el ex ministro es el hombre que puede sintetizar una propuesta integrada por el PJ, socialistas y progresistas. Rechazo a la idea de Lousteau de sumarlo a Cambiemos.
Redacción 02/01/2019 15:31

Lavagna, Lavagna y Lavagna. Para el gobernador de Santa Fe Miguel Lifschitz no hay otro que el ex ministro de Economía para romper la grieta en el país y construir su tan deseada “tercera vía”.

En el primer día hábil del año, el mandatario socialista volvió a marcar al ex candidato a presidente como “una de las pocas figuras que puede ser síntesis de distintas expresiones políticas”. Traducido, un Lavagna conductor le permitiría al santafesino codearse sin remordimientos con un sector del peronismo y también sumar a los radicales de la provincia que optaron por no dar el zarpazo a Cambiemos.

En declaraciones a FM Milenium, el gobernador dijo que  "la única salida para la Argentina, por el tema económico, el desarrollo, generación de empleo, el federalismo, es cambiar el modelo actual de gobierno y no volver al anterior". 

Por fuera del macrismo y el kirchnerismo, Lifschitz lidera toda una franja progresista que contiene a Margarita Stolbizer, Ricardo Alfonsín, Matías Lammens y otros. Mantiene buen feeling con Martín Lousteau, pese a que el diputado de Evolución deslizó en las ultimas horas que el socialista debía sumarse a Cambiemos.

Alfonsín y Lifschitz tienen "una visión ética del Estado, una experiencia de gestión en el caso de Miguel, una buena valoración popular. Son actores que pueden enriquecer Cambiemos y yo me siento más cerca de ellos que del PRO", le concedió Lousteau a Clarín a primera hora.

Pero el socialista rápidamente aclaró los tantos e insistió en que "claramente” tiene una “posición crítica” de Cambiemos. “Estamos queriendo competir en 2019 con una alternativa superadora de la grieta", enfatizó.

 

 

Lifschitz insiste con Lavagna, la llave para acercarse sin culpas al peronismo

Para el socialista, el ex ministro es el hombre que puede sintetizar una propuesta integrada por el PJ, socialistas y progresistas. Rechazo a la idea de Lousteau de sumarlo a Cambiemos.

Lavagna, Lavagna y Lavagna. Para el gobernador de Santa Fe Miguel Lifschitz no hay otro que el ex ministro de Economía para romper la grieta en el país y construir su tan deseada “tercera vía”.

En el primer día hábil del año, el mandatario socialista volvió a marcar al ex candidato a presidente como “una de las pocas figuras que puede ser síntesis de distintas expresiones políticas”. Traducido, un Lavagna conductor le permitiría al santafesino codearse sin remordimientos con un sector del peronismo y también sumar a los radicales de la provincia que optaron por no dar el zarpazo a Cambiemos.

En declaraciones a FM Milenium, el gobernador dijo que  "la única salida para la Argentina, por el tema económico, el desarrollo, generación de empleo, el federalismo, es cambiar el modelo actual de gobierno y no volver al anterior". 

Por fuera del macrismo y el kirchnerismo, Lifschitz lidera toda una franja progresista que contiene a Margarita Stolbizer, Ricardo Alfonsín, Matías Lammens y otros. Mantiene buen feeling con Martín Lousteau, pese a que el diputado de Evolución deslizó en las ultimas horas que el socialista debía sumarse a Cambiemos.

Alfonsín y Lifschitz tienen "una visión ética del Estado, una experiencia de gestión en el caso de Miguel, una buena valoración popular. Son actores que pueden enriquecer Cambiemos y yo me siento más cerca de ellos que del PRO", le concedió Lousteau a Clarín a primera hora.

Pero el socialista rápidamente aclaró los tantos e insistió en que "claramente” tiene una “posición crítica” de Cambiemos. “Estamos queriendo competir en 2019 con una alternativa superadora de la grieta", enfatizó.