X
La tercera cumbre patagónica, que se desarrolla en la capital neuquina, es escenario de otra pelea entre la conducción del partido y el vice rebelde. La foto que se espera en la Legislatura.
Por 14/09/2018 9:51

Mientras se discutan las políticas del Gobierno nacional para la Patagonia este viernes con intendentes, legisladores y dirigentes de toda la región, se demostrará la grieta que divide al Movimiento Popular Neuquino (MPN). Con la presencia del vicegobernador Rolando Figueroa, notablemente distanciado de Omar Gutiérrez, uno de los mandatarios provinciales del sur más cercanos a Cambiemos, en la mesa de debate que ya tuvo dos antecedentes -uno en San Carlos de Bariloche, el otro en Comodoro Rivadavia-, volverá a marcarse la notable diferencia de estilos que existe en el partido oficial neuquino.

El tercer encuentro de la dirigencia opositora a la Casa Rosada que va desde La Pampa hasta Tierra del Fuego se realizará en un reconocido hotel de las afueras de la capital y marcará la realidad de la provincia norpatagónica que se encamina a elegir gobernador el año que viene. Mientras el peronismo que conduce el diputado nacional Darío Martínez oficia de anfitrión, una voz importante del MPN intentará sacarle provecho a la cumbre que siempre genera sismos en los partidos de la región.

 

 

Como pudo saber Letra P, el Ejecutivo neuquino intentó bajarle el tono con la convocatoria del Paramento Patagónico a través de los legisladores provinciales afines al sector que lidera Jorge Sapag. La idea, como ratificó una fuente legislativa a este medio, era “opacar la exposición” de Figueroa, que organizó un recibimiento a sus pares de Santa Cruz y Chubut, Pablo González y Rody Ingram. Si bien la reunión de diputados patagónicos se viene reclamando desde hace tiempo, no hubo novedades al respecto.

El vicegobernador de La Pampa, Mariano Fernández, fue uno de los que solicitó el encuentro legislativo austral. En principio, iba a realizarse en la ciudad de Ushuaia o en Viedma, pero las reuniones calmaron la demanda. En representación del oficialismo pampeano se presentará como orador el legislador Espartaco Marín, hijo del ex gobernador Rubén Marín.

 

 

“La Patagonia nos une y el foro patagónico tuvo su resultado. El Gobierno del ajuste retrocedió con la aplicación del Decreto 702 y la Patagonia mantiene los ingresos por asignaciones familiares”, festejó Martínez apenas trascendió la marcha atrás en materia previsional.

Desde las 11, en el hotel Howard Johnson de Neuquén, legisladores, intendentes, vicegobernadores y dirigentes sindicales demostrarán unidad en el reclamo. Además, el MPN expondrá la notable división que dejó la lista de autoridades: con Figueroa afuera, busca respaldo en el justicialismo K.

La interna del MPN se filtra en un encuentro opositor a Cambiemos

La tercera cumbre patagónica, que se desarrolla en la capital neuquina, es escenario de otra pelea entre la conducción del partido y el vice rebelde. La foto que se espera en la Legislatura.

Mientras se discutan las políticas del Gobierno nacional para la Patagonia este viernes con intendentes, legisladores y dirigentes de toda la región, se demostrará la grieta que divide al Movimiento Popular Neuquino (MPN). Con la presencia del vicegobernador Rolando Figueroa, notablemente distanciado de Omar Gutiérrez, uno de los mandatarios provinciales del sur más cercanos a Cambiemos, en la mesa de debate que ya tuvo dos antecedentes -uno en San Carlos de Bariloche, el otro en Comodoro Rivadavia-, volverá a marcarse la notable diferencia de estilos que existe en el partido oficial neuquino.

El tercer encuentro de la dirigencia opositora a la Casa Rosada que va desde La Pampa hasta Tierra del Fuego se realizará en un reconocido hotel de las afueras de la capital y marcará la realidad de la provincia norpatagónica que se encamina a elegir gobernador el año que viene. Mientras el peronismo que conduce el diputado nacional Darío Martínez oficia de anfitrión, una voz importante del MPN intentará sacarle provecho a la cumbre que siempre genera sismos en los partidos de la región.

 

 

Como pudo saber Letra P, el Ejecutivo neuquino intentó bajarle el tono con la convocatoria del Paramento Patagónico a través de los legisladores provinciales afines al sector que lidera Jorge Sapag. La idea, como ratificó una fuente legislativa a este medio, era “opacar la exposición” de Figueroa, que organizó un recibimiento a sus pares de Santa Cruz y Chubut, Pablo González y Rody Ingram. Si bien la reunión de diputados patagónicos se viene reclamando desde hace tiempo, no hubo novedades al respecto.

El vicegobernador de La Pampa, Mariano Fernández, fue uno de los que solicitó el encuentro legislativo austral. En principio, iba a realizarse en la ciudad de Ushuaia o en Viedma, pero las reuniones calmaron la demanda. En representación del oficialismo pampeano se presentará como orador el legislador Espartaco Marín, hijo del ex gobernador Rubén Marín.

 

 

“La Patagonia nos une y el foro patagónico tuvo su resultado. El Gobierno del ajuste retrocedió con la aplicación del Decreto 702 y la Patagonia mantiene los ingresos por asignaciones familiares”, festejó Martínez apenas trascendió la marcha atrás en materia previsional.

Desde las 11, en el hotel Howard Johnson de Neuquén, legisladores, intendentes, vicegobernadores y dirigentes sindicales demostrarán unidad en el reclamo. Además, el MPN expondrá la notable división que dejó la lista de autoridades: con Figueroa afuera, busca respaldo en el justicialismo K.