X
“Estamos trabajando bajo el concepto de desarrollo, no del ajuste”, advirtió este miércoles Gutiérrez y se desligó de las críticas de otros mandatarios. Coincidencia con Weretilneck, de Río Negro.
Redacción 12/09/2018 16:25

Luego de la reunión que mantuvieron ayer los gobernadores con el presidente Mauricio Macri, el gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, destacó que “el gobierno provincial va a estudiar las medidas para acompañar en este momento de inestabilidad económica e inflación para que los recortes no impacten en el bolsillo”. Así, el presidente del Movimiento Popular Neuquino (MPN), que eludió al sector más crítico de su gestión y los eyectó del partido, se muestra cercano a la Casa Rosada como su par de Río Negro, Alberto Weretilneck, que se paseó por medios afines al Gobierno en respaldo del plan de gestión para el año que entra.

Al respecto, Gutiérrez expresó que junto a sus colegas “he planteado la necesidad de que en la Ley de Presupuesto nacional de este año se regularice la caída relativa de la participación de los recursos distribuibles que a valores de hoy son aproximadamente 350 millones de pesos, es decir que en la cantidad de fondos que se afectan por ejemplo a la Universidad Nacional del Comahue”. En esta línea, agregó: “El compromiso en la elaboración de una Ley de Presupuesto debatida, no tener una ley de presupuesto es un ataque a la institucionalidad, es la ley que permite plantear un plan de gobierno y hace a la base de la democracia”.

 

 

También manifestó que la eliminación del Fondo Sojero, así como el subsidio al transporte y la tarifa social a la energía eléctrica, “son medidas que se están estudiando porque de alguna manera van a impactar en las economías de las provincias”. Frente a este panorama, recordó que “estamos viendo la posibilidad de compensar para que haya más recursos de manera que las provincias nos podamos hacer cargo de esos recortes”, y agregó: “Estamos trabajando para el desarrollo económico, bajo la premisa del concepto de desarrollo y no del ajuste”.

La misma actitud tomó Weretilneck. Como un socio estratégico de la Rosada, y en medio de rumores de acuerdo con el peronismo dialoguista de Miguel Ángel Pichetto y el radicalismo que gobernó esa provincia por casi tres décadas, tomó un rol de vocero en el grupo de opositores. Como un moderado, circuló por medios afines a Cambiemos (Todo Noticias y la TV Pública). “Se resolverán detalles en las próximas 48 horas, fundamentalmente lo que son activos en el exterior, que se incorporarán al Consenso Fiscal firmado el año pasado”, admitió.

 

 

Con tono crítico, a pesar de su buen trato, reclamó que el presidente Macri le explique a la sociedad "cuáles son los pasos de la economía de acá al 2019" "porque falta explicitar esto para que todos entendamos la manera en la que se debe resolver la crisis".

La gran diferencia de la reunión de mandatarios, además de Alicia Kirchner (Santa Cruz) o Alberto Rodríguez Saá (San Luis), fue gracias a las declaraciones de Carlos Verna (La Pampa). En un tiro por elevación a otros dirigentes justicialistas, como el salteño Juan Manuel Urtubey o el cordobés Juan Schiaretti, disparó: "Algunos gobernadores peronistas están más cerca de Macri que de Perón".

 

 

Gobernadores del sur confirman su acercamiento a Macri

“Estamos trabajando bajo el concepto de desarrollo, no del ajuste”, advirtió este miércoles Gutiérrez y se desligó de las críticas de otros mandatarios. Coincidencia con Weretilneck, de Río Negro.

 

Luego de la reunión que mantuvieron ayer los gobernadores con el presidente Mauricio Macri, el gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, destacó que “el gobierno provincial va a estudiar las medidas para acompañar en este momento de inestabilidad económica e inflación para que los recortes no impacten en el bolsillo”. Así, el presidente del Movimiento Popular Neuquino (MPN), que eludió al sector más crítico de su gestión y los eyectó del partido, se muestra cercano a la Casa Rosada como su par de Río Negro, Alberto Weretilneck, que se paseó por medios afines al Gobierno en respaldo del plan de gestión para el año que entra.

Al respecto, Gutiérrez expresó que junto a sus colegas “he planteado la necesidad de que en la Ley de Presupuesto nacional de este año se regularice la caída relativa de la participación de los recursos distribuibles que a valores de hoy son aproximadamente 350 millones de pesos, es decir que en la cantidad de fondos que se afectan por ejemplo a la Universidad Nacional del Comahue”. En esta línea, agregó: “El compromiso en la elaboración de una Ley de Presupuesto debatida, no tener una ley de presupuesto es un ataque a la institucionalidad, es la ley que permite plantear un plan de gobierno y hace a la base de la democracia”.

 

 

También manifestó que la eliminación del Fondo Sojero, así como el subsidio al transporte y la tarifa social a la energía eléctrica, “son medidas que se están estudiando porque de alguna manera van a impactar en las economías de las provincias”. Frente a este panorama, recordó que “estamos viendo la posibilidad de compensar para que haya más recursos de manera que las provincias nos podamos hacer cargo de esos recortes”, y agregó: “Estamos trabajando para el desarrollo económico, bajo la premisa del concepto de desarrollo y no del ajuste”.

La misma actitud tomó Weretilneck. Como un socio estratégico de la Rosada, y en medio de rumores de acuerdo con el peronismo dialoguista de Miguel Ángel Pichetto y el radicalismo que gobernó esa provincia por casi tres décadas, tomó un rol de vocero en el grupo de opositores. Como un moderado, circuló por medios afines a Cambiemos (Todo Noticias y la TV Pública). “Se resolverán detalles en las próximas 48 horas, fundamentalmente lo que son activos en el exterior, que se incorporarán al Consenso Fiscal firmado el año pasado”, admitió.

 

 

Con tono crítico, a pesar de su buen trato, reclamó que el presidente Macri le explique a la sociedad "cuáles son los pasos de la economía de acá al 2019" "porque falta explicitar esto para que todos entendamos la manera en la que se debe resolver la crisis".

La gran diferencia de la reunión de mandatarios, además de Alicia Kirchner (Santa Cruz) o Alberto Rodríguez Saá (San Luis), fue gracias a las declaraciones de Carlos Verna (La Pampa). En un tiro por elevación a otros dirigentes justicialistas, como el salteño Juan Manuel Urtubey o el cordobés Juan Schiaretti, disparó: "Algunos gobernadores peronistas están más cerca de Macri que de Perón".