REPORTAJE. RAÚL ARAGÓN

“El escándalo de los cuadernos no mejora la calificación negativa del Gobierno”

El analista político cree que el escándalo de las coimas no impactará en la imagen de Cristina Kirchner y que tampoco ayuda a revertir el desgaste del presidente Macri.

La ola de detenciones de funcionarios kirchnerista y empresarios, en el marco de una causa que investiga presuntas coimas en la obra pública, sacudió esta semana la agenda política y volvió a poner en escena el peor estigma del gobierno anterior: la corrupción Mientras el presidente Mauricio Macri le pide a la Justicia “que demuestre que no hay más impunidad” en la Argentina, Cristina Kirchner se prepara para responder a las acusaciones. En diálogo con Letra P, el encuestador y analista político Raúl Aragón analizó el impacto que este escándalo tiene en la población y su posible rebote en el escenario pre electoral. Aseguró que el caso “no mejora la calificación negativa” que tiene el gobierno de Cambiemos porque su “desprestigio” está basado en la crisis económica y su “insensibilidad social”.  

 

-¿Cuál es el impacto en la opinión pública del escándalo de las presuntas coimas en la obra pública durante el gobierno anterior y su posible traslado al escenario pre electoral?   

 

-Hay que medirlo y todavía es muy reciente. Pero, en general, el atributo de corrupción al kirchnerismo está tan instalado en la población que esto solamente confirma lo que todo el mundo sabía: que había corrupción y coimas en la obra pública. Esto no es ninguna novedad para nadie, es solo una comprobación. El perjuicio contra la ex presidenta y el kirchnerismo por los hechos de corrupción, sobreprecios y coimas en la obra pública ya lo pagaron.

 

-¿Entonces el escándalo de los cuadernos no frena el crecimiento de Cristina Kirchner en las encuestas de cara a las elecciones de 2019?

 

-Ese efecto ya lo pagaron, ya lo tuvo. No creo que este escándalo afecte demasiado, porque es algo que ya estaba descontado en la opinión pública. Se habló tanto de esto, se mediatizo tanto, que esto es solamente la confirmación de algo que ya se sabía.

 

-En sentido contrario, ¿el escándalo revitaliza al gobierno de Mauricio Macri?

 

-Esto no mejora la calificación del Gobierno porque su calificación altamente negativa se basa en la inflación y en las dificultades económicas que todos tenemos en la vida diaria, como por ejemplo en los precios. No creo que el Gobierno se beneficie con esto, porque su desprestigio no está basado en la corrupción kirchnerista sino en la inflación y en la insensibilidad social que demuestra contantemente.

 

"El atributo de corrupción al kirchnerismo está tan instalado en la población que esto solamente confirma lo que todo el mundo sabía: que había corrupción y coimas en la obra pública."

-¿El estallido del caso frenará el drenaje de los peronistas no K hacia el pankirchnerismo?

 

-No lo creo, porque, como dije, es un perjuicio que ya pagaron. Los intendentes que se acercan a la figura de Cristina lo hacen porque ella mide mejor en sus distritos. Como las elecciones se realizan todas juntas y el corte de boleta es muy pequeño, ellos necesitan colgarse de la boleta presidencial que esté midiendo mejor en sus distritos y, en muchos casos, es Cristina Kirchner.

 

-¿Qué opina del silencio de CFK?

 

-Que es muy inteligente, porque le deja el escenario al oficialismo, que todos los días tiene un problema nuevo.

 

-¿El acercamiento con Hugo Moyano suma o va a terminar restando por el efecto de los votantes independiente antiperonistas?

 

-Cristina Kirchner tiene un piso de 30, 32 puntos que son absolutamente de ella y su acercamiento a Moyano no mueve ese piso. En todo caso, le da a Cristina una herramienta combativa como es el gremio de Camioneros. No creo que le sume ni que le reste.

 

 

 

-¿Qué escenario electoral vislumbra para 2019?

 

-Estoy convencido de que Cristina va a ir con Unidad Ciudadana, no va a formar la unidad con el peronismo. Pero, si fuera a las PASO con un “panperonismo”, ella va a ganar esa elección. Si va por afuera, hasta ahora es la que entra junto a Macri en un ballotage. Y, en una segunda vuelta, yo no me imagino al peronismo votando a Macri. Ya lo hizo en 2015, no lo va hacer de nuevo. Tampoco me imagino a ningún referente del peronismo diciéndole a sus bases “muchachos, tenemos que votar a Macri”. Es tan brutal el efecto que este Gobierno ha tenido sobre las clases media y media/baja que de ninguna manera van a votar de nuevo a Cambiemos. Con Cristina en el ballotage, se taparán la nariz y la votarán porque no pueden tolerar un segundo mandato de Mauricio Macri.

 

-¿Las denuncias sobre los aportantes truchos durante las campañas de Cambiemos en 2015 y 2017 dañaron más la imagen de Macri o de Vidal?

 

-Creo que dañaron más a Vidal, porque no consigue despegarse del todo. La única manera en que podría despegarse es si esto se repitiese en otras provincias, en otros distritos porque entonces se hablaría de una operación a nivel nacional. Como eso no sucedió, es muy difícil para ella esquivar el impacto, aunque no la golpeó demasiado porque sigue teniendo el 45% de imagen positiva.

 

-¿Quién está más fuerte para competir por la Presidencia dentro de Cambiemos? ¿Macri o Vidal?

 

-Hoy sigue siendo Macri, pero, si siguiera en este proceso de degradación de su imagen, muy posiblemente la tendrían que jugar a María Eugenia Vidal. En este escenario, Cambiemos tiene dos problemas: carece de candidatos en la provincia de Buenos Aires y va a ser muy difícil para Vidal hacer campaña porque qué va a decir en la campaña. ¿Va a criticar al gobierno anterior? Hay una solución para eso, pero prefiero guardarme la respuesta.

 

espana exige que milei se disculpe por llamar corrupta a la esposa de sanchez
Maximiliano Pullaro a los abrazos, aquí y allá. 

También te puede interesar