Conflicto educativo

Paran los docentes en todo el país por la represión en Chubut y Corrientes

La convocatoria es impulsada por Ctera y Sadop. También insisten en el pedido por paritaria nacional. “Lo que está pasando es la antesala a lo que ya pasó en la década de los 90”, dijo Alesso.

Docentes enrolados en las centrales Ctera y Sadop (privados), realizan este martes un paro de carácter nacional en repudio por los recientes episodios de represión que sufrieron educadores de las provincias de Chubut y Corrientes, a la vez que insisten en el pedido por apertura de la paritaria nacional del sector y la resolución de los conflictos provinciales. "Entendemos que lo que está pasando es la antesala a lo que ya pasó en la década de los 90 ", sostuvo la titular de Ctera, Sonia Alesso, quien pidió que se haga "una sesión especial" para interpelar al ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, "para saber lo que está haciendo con la educación en Argentina".

 

En Corrientes, efectivos de Infantería de esa provincia gobernada por Gustavo Valdés (Cambiemos) reprimieron a docentes que se manifestaban, durante el paro nacional organizado por la CGT el pasado 25 de junio, mediante la instalación de una carpa frente a la Gobernación. En el gremio de educadores correntinos cuestionan que la Provincia anunció una mejora salarial del 16% cuando “la inflación este año va a ser del 30%”.

 

En Chubut, la Policía provincial reprimió con balas de goma y gases lacrimógenos y pimienta a los educadores que desde hace seis meses realizan protestas por paritarias con la instalación, hace cien días, una carpa frente al palacio de la gobernación encabezada por Mario Arcioni.
 

 

En la provincia de Buenos Aires, el Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB) adhiere a la medida y agregan a estos reclamos la exigencia del llamado a una nueva mesa paritaria y el rechazo a la resolución que modifica los Equipos de Orientación Escolar (EOE).

 

 

En tanto, desde la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB) denunciaron que por la aplicación de los anticipos salariales, el gobierno de María Eugenia Vidal le paga a los docentes hasta $6500 menos. “El anticipo que el Gobierno quiere establecer como un logro, no es más que la precarización de los salarios de los docentes”, aseguró la presidente de la FEB, Mirta Petrocini.

 

En el mismo sentido, la titular de ese gremio sostuvo que “quieren hacerle creer a la sociedad que los docentes no perciben incrementos por culpa de sus representantes, que no quieren aceptar los porcentajes miserable que ofrecen en la Paritaria” y agregó que “eligen no discutir seriamente una recomposición salarial y emparchar los problemas reales de la docencia”.

 

Juan Carlos Romero, autor de la resolución del Senado para aumentar las dietas. 
milei: el que fuga dolares es un heroe

También te puede interesar