Emergencia financiera

El ajuste llega a la Provincia y Vidal frena nuevas obras en los municipios

El achique nacional impactará en el territorio bonaerense. Se cumplirá con lo presupuestado, pero no se ejecutarán proyectos presentados en 2018. Reunión con intendentes de Cambiemos y respaldo.

El plan de ajuste puesto en marcha por el Gobierno nacional ya tiene las primeras víctimas: los distritos bonaerenses. La gobernadora María Eugenia Vidal se había comprometido a extender obras a pesar de eliminar el Fondo de Infraestructura Municipal, pero el achique del gasto público decidido por el gobierno nacional, dejó a los intendentes sin el financiamiento necesario para ejecutarlo. La negativa fue respaldada por la tropa de jefes comunales de Cambiemos, quienes inicialmente habían expresado no tener “certezas” sobre la situación.

 

Tal como adelantó Letra P, no habrá nuevas obras para los municipios. El equipo de la gobernadora bonaerense se alineará con el anuncio del ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, - que informó un recorte del gasto público de 30 mil millones, como medida para frenar la crisis económica que enfrenta el país-, y no pondrá en marcha nuevos proyectos en los próximos meses.

 

La decisión fue recientemente comunicada por algunos funcionarios provinciales a la tropa de intendentes de Cambiemos, lo únicos citados por la administración bonaerense para dar cuenta del crítico escenario económico que atraviesa la provincia y para dirigir las eventuales demandas financieras de los municipios.

 

 

La semana pasada, tal como se había acordado en el último Foro de Cambiemos desarrollado en Olavarría, el subsecretario de Infraestructura Hidráulica, Luis Giménez, recibió a los jefes comunales oficialistas para visar el plan de obras 2016 y 2017 y para recepcionar nuevos pedidos. Sin embargo, como anticipó este portal, lejos de llevarse el compromiso de convenios, se fueron con las manos vacías.

 

“Las obras que estaban en curso no tienen inconveniente, pero sobre lo presentando nos dijeron que lo van a evaluar y que nos ayudarían siempre que tengan recursos”, señaló a Letra P un jefe comunal de la cuarta sección, quien sostuvo que algunas de las propuestas podría desarrollarlas con recursos propios.

 

En esa línea, si bien destacó la importancia del Fondo de Infraestructura Municipal (FIM) - implementado durante 2016 y 2017, pero excluido para el año en curso- consideró que “la provincia no se puede seguir endeudando para obras”.

 

“Hay una intención por parte del Gobierno, pero no está definido que esos recursos van a venir”, señaló otro mandamás de Cambiemos.

 

Igual impresión se llevó otro intendente de la Cuarta, aunque destacó que lejos de retirarse de la reunión “con un sabor amargo", se fue "con sabor a buena voluntad”. “Sabemos que no hay FIM, porque hay otras prioridades. Podrían haber hecho la plancha y no recibirnos, pero no es así”.

 

 

 

“Seguro no hay nada, pero me volví tranquilo y conforme porque hay seriedad, no hay connotación política. Nosotros sabemos lo que pasa a nivel nacional y provincial, por lo que el planteo me pareció serio y ubicado”, sostuvo otro alfil vidalista.

 

La decisión lejos de provocar rechazo y cuestionamientos fue acompañada por los intendentes de Cambiemos, quienes se mantienen fieles a las medidas que toman las administraciones que encabezan Mauricio Macri y María Eugenia Vidal.

 

En la tropa destacan haber sido recibidos en el medio de este contexto de crisis. También el diálogo contante y la gestión de los ministros para comunicar las decisiones.  

 

De las entrevistas no participaron intendentes opositores. Un jefe comunal peronista de la sexta sección destacó a Letra P no sólo el hecho de no haber sido citados sino la “inutilidad” de haber firmado el Pacto Fiscal por parte de algunos jefes comunales, dado que en la normativa impulsada por la administración vidalista conviven una serie de condiciones para que los municipios puedan recibir asistencia financiera; ayuda que por el momento no se concretará. 

 

Federico Otermín y Nicolás Kreplak
En Unidos temen del poder de Maximiliano Pullaro para imponer condiciones en el proceso de reforma constitucional.

También te puede interesar