Tensión sindical

El cierre de la paritaria reabrió la grieta estatal: “La agachada fue siniestra”

Así definió el titular de ATE, Oscar de Isasi, el acuerdo que alcanzaron UPCN y Fegeppba con el gobierno de Vidal. Alerta que uno de esos gremios dio luz verde a “reformas” en el IPS.

No sólo el malestar docente resonó este jueves ante las puertas de la Casa de Gobierno bonaerense. Fuertes declaraciones también se escucharon sobre el escenario por parte del secretario general de la seccional bonaerense de ATE, Oscar de Isasi, quien no sólo apuntó contra "la técnica del apriete y difamación desde el poder", sino que también dedicó buena parte de su discurso a arremeter contra los gremios que el día anterior firmaron el acuerdo que cerró en un 15% el aumento para los empleados estatales de la provincia. "La agachada fue evidente y fue siniestra", sostuvo el titular de ATE al rotular la actitud de los representantes de UPCN y Fegeppba durante la negociación salarial que éstos dos gremios rubricaron, a diferencia de la negativa de ATE. Así, la tensión siempre latente desde hace varios años entre estas entidades, llegó a un punto de hervor máximo.

 

"Repudio que un grupo de dirigentes trasnochados, que hace rato dejaron de representar a sus trabajadores, haya avalado esa paritaria a la baja", exclamó de Isasi para provocar la inmediata silbatina de la multitud apostada sobre la Plaza San Martín de La Plata.

 

Enseguida, ahondó en los dardos al detallar que los dirigentes de “Fegeppba y UPCN dijeron que había que plantear el presentismo" durante la negociación salarial. Al señalar que en ATE “jamás vamos a aceptar el presentismo” ya que “es mentira que es un premio”, de Isasi etiquetó a los gremialistas que impulsaron esto como “pseudo-dirigentes sindicales que traicionan a sus bases”. “Quieren que vayamos enfermos. El presentismo quita derechos”, insistió para vaticinar: “Ya están preparando con esos sindicatos la segunda agachada, que es la armonización del IPS. Nosotros lo vamos a defender cueste lo que cueste”.

 

Aunque son de larga data las diferencias entre los mencionados gremios estatales, la forma en que se cerró la última paritaria, en la antesala a la movilización de este jueves, fue la gota que rebasó el vaso. “No es mi estilo hablar de otros dirigentes sindicales pero cuando vos estás en un paritaria donde quien plantea la necesidad de presentismo es el dirigente sindical y no la patronal, y que uno se da cuenta que quieren cerrar la paritaria antes de la movilización para condicionar la movilización y fracturarla, y que eso no es novedad en el gobierno pero quienes deberían representar a los trabajadores osan en traspasar esa línea, no queda otra que denunciarlo”, señaló de Isasi en diálogo con Letra P tras el acto.
 

 


Al resaltar que “estos dirigentes pasaron el límite de cualquier discusión”, el secretario General de ATE bonaerense sentenció: “Que sea el dirigente sindical, ante la ausencia de planteo del Gobierno por parte del presentismo, quien lo proponga, tiene una calificación que yo no quiero mencionarla. Por lo menos, es una agachada, sobre todo porque hoy no se jugaba solamente el conflicto docente, que además es un conflicto visceral que marca la línea de todas las negociaciones salariales, hoy además de eso se jugaba el conflicto de todos los estatales”.

 

“Si nosotros llegábamos con las paritarias abiertas a la post movilización, llegábamos en mejores condiciones de presión. Trabajo arduo de esos dirigentes sindicales para tratar de que nos debilitáramos. De ahí, la vehemencia de mis declaraciones”, argumentó.

 

ALERTA POR EL IPS. Consultado sobre sus vaticinios en torno a la posible “armonización” del Instituto de Previsión Social bonaerense (IPS) con el Anses, de Isasi remarcó que este pronóstico se funda en “balbuceos que se dieron durante la paritaria”. Allí, el titular de ATE contó que “la representación sindical de Fegeppba planteó que ellos estaban dispuestos a discutir una reforma del IPS, si bien no dijeron armonización, dijeron una reforma y para nosotros no hay nada que reformar, en todo caso mejorar este sistema solidario, que se financia con los activos, que es solidario porque le permite que todos cobren la jubilación en el último tramo de la vida, y que está siendo desfinanciado por el Gobierno”.
 

 


Sobre esto último, añadió: “Como el sistema se basa en el financiamiento de los activos y están filtrando cada vez más trabajadores sin aportes al sistema previsional, entonces, cada vez entra menos dinero y cada vez se sostienen más jubilaciones, porque además las jubilaciones compulsivas son una política del Gobierno. Aumenta la población jubilada y disminuye el financiamiento, el déficit lo están generando ellos”.  

 

Ya con la paritaria estatal cerrada en el orden bonaerense, ATE convocó a la instalación desde el 9 de abril de una carpa en Capital Federal, sobre la 9 de Julio en el marco de jornadas de protesta que cerrarán el 11 de abril con un paro general de la entidad gremial en todo el país.

 

Alberto Fernández
Axel Kicillof, gobernador de Buenos Aires.

También te puede interesar