X
En medio de la escalada de reproches entre ministros y dirigentes de la industria, tras una reunión de la mesa chica del Gabinete en Olivos, Macri ordenó a Peña y a Cabrera bajar la tensión.
Por 07/03/2018 15:36

El presidente Mauricio Macri ordenó este miércoles bajar la tensión por los cruces del Gobierno con los miembros de la Unión Industrial Argentina (UIA) y, tras una reunión de la mesa chica en Olivos, ordenó al jefe de Gabinete, Marcos Peña, y al ministro de la Producción, Francisco Cabrera, convocar a los industriales a una reunión para conversar el próximo lunes en la Casa Rosada.

La convocatoria fue confirmada a Letra P por fuentes cercanas al primer mandatario y por los industriales, que dijeron que, en principio, sería al mediodía del lunes próximo en Balcarce 50.

La UIA asistirá representada por su titular, Miguel Acevedo, acompañado por miembros de la mesa chica de la entidad industrial, mientras que por el Gobierno estarán presentes Peña y Cabrera, quien protagonizó los cruces públicos con los empresarios cuando los acusó de ser "llorones" por quejarse de la situación económica y les reclamó que se decidan a "invertir".

 

 

De esta manera, Macri salió a bajar el tono de la disputa que alcanzó fuertes repercusiones ante la dura respuesta que expresaron este miércoles desde la UIA a Cabrera. 

Vale recordar que la tensión entre la Rosada y los empresarios fue subiendo el tono luego de las críticas de la UIA en la primera reunión de la junta directiva. Allí, los dirigentes se quejaron por el crecimiento de las importaciones y la fuerte caída del consumo. Tras las quejas, el ministro Cabrera les pidió que "dejen de llorar y salgan a invertir y competir". Macri apoyó a su funcionario durante una reunión de Gabinete y ahondó aún más las diferencias.

Por su parte, Acevedo ratificó su apoyo a la administración de Mauricio Macri, pero advirtió que seguirá marcando las diferencias en cuanto a la política económica.

Asimismo, pidió "despolitizar los problemas y tratarlos como argentinos" para hallar soluciones y reconoció que el Gobierno tiene "urgencias" y tiene "cosas que van a políticas a largo plazo y hay que apoyarlas".

En declaraciones al diario El Tribuno de Salta, el empresario intentó bajarle el tono a los fuertes roces que los hombres de negocios tuvieron con el ministro de Producción.

Acevedo consideró que el "camino" para el desarrollo económico "se construye con tiempo" y aclaró que él no habla de "hacer políticas de shock o gradualistas, sino que cualquier cambio tiene que ser con consensos en la sociedad y eso no se hace de un día para otro".

El Gobierno ofrece un pañuelo a industriales: los convoca a la Rosada

En medio de la escalada de reproches entre ministros y dirigentes de la industria, tras una reunión de la mesa chica del Gabinete en Olivos, Macri ordenó a Peña y a Cabrera bajar la tensión.

El presidente Mauricio Macri ordenó este miércoles bajar la tensión por los cruces del Gobierno con los miembros de la Unión Industrial Argentina (UIA) y, tras una reunión de la mesa chica en Olivos, ordenó al jefe de Gabinete, Marcos Peña, y al ministro de la Producción, Francisco Cabrera, convocar a los industriales a una reunión para conversar el próximo lunes en la Casa Rosada.

La convocatoria fue confirmada a Letra P por fuentes cercanas al primer mandatario y por los industriales, que dijeron que, en principio, sería al mediodía del lunes próximo en Balcarce 50.

La UIA asistirá representada por su titular, Miguel Acevedo, acompañado por miembros de la mesa chica de la entidad industrial, mientras que por el Gobierno estarán presentes Peña y Cabrera, quien protagonizó los cruces públicos con los empresarios cuando los acusó de ser "llorones" por quejarse de la situación económica y les reclamó que se decidan a "invertir".

 

 

De esta manera, Macri salió a bajar el tono de la disputa que alcanzó fuertes repercusiones ante la dura respuesta que expresaron este miércoles desde la UIA a Cabrera. 

Vale recordar que la tensión entre la Rosada y los empresarios fue subiendo el tono luego de las críticas de la UIA en la primera reunión de la junta directiva. Allí, los dirigentes se quejaron por el crecimiento de las importaciones y la fuerte caída del consumo. Tras las quejas, el ministro Cabrera les pidió que "dejen de llorar y salgan a invertir y competir". Macri apoyó a su funcionario durante una reunión de Gabinete y ahondó aún más las diferencias.

Por su parte, Acevedo ratificó su apoyo a la administración de Mauricio Macri, pero advirtió que seguirá marcando las diferencias en cuanto a la política económica.

Asimismo, pidió "despolitizar los problemas y tratarlos como argentinos" para hallar soluciones y reconoció que el Gobierno tiene "urgencias" y tiene "cosas que van a políticas a largo plazo y hay que apoyarlas".

En declaraciones al diario El Tribuno de Salta, el empresario intentó bajarle el tono a los fuertes roces que los hombres de negocios tuvieron con el ministro de Producción.

Acevedo consideró que el "camino" para el desarrollo económico "se construye con tiempo" y aclaró que él no habla de "hacer políticas de shock o gradualistas, sino que cualquier cambio tiene que ser con consensos en la sociedad y eso no se hace de un día para otro".