X
El presidente de la UIA se mostró esperanzado en volver a "los cauces normales " con el Gobierno aunque advirtió que "si los empresario ven que no van a tener ganancias no van a invertir” en el país.
Redacción 10/03/2018 10:31

El presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Miguel Acevedo, intentó bajarle el tono al enfrentamiento con el Gobierno y hasta bromeó con la polémica frase del ministro de Producción, Francisco Cabrera, quien trató a los empresarios de llorones: "No hablé con Cabrera. Lo único que hice esta semana fue comprar un paquete de Carilina", aseguró.  

El titular de la UIA admitió que las declaraciones oficiales causaron "sorpresa" debido a que considera que "no está en el ADN del Gobierno hablar de llorones o hacer diferenciaciones entre empresas grandes y chicas". "Suenan más a slogans a los que estábamos acostumbrados hace mucho tiempo, que a la relación que tenemos", agregó 

 

“La Argentina lamentablemente por sus vaivenes discute la coyuntura y no el largo plazo. No es culpa del Gobierno la falta de inversiones, por eso la discusión no es si sos malo o bueno. Tenemos que definir qué queremos hacer”, señaló el dirigente en declaraciones a FM Millenium.

En este sentido, reconoció que fue “una semana tensa” entre el Gobierno y los empresarios pero se mostró optimista en la reunión de este lunes con los funcionarios nacionales: “Queremos distender la relación y que vuelva a su cauce normal”.

En tono conciliador, reconoció que “la mayoría de los empresarios no está en desacuerdo con los cambios de política económica”, aunque aclaró que “si no están dadas las condiciones nadie va a querer invertir”.

“Nadie invierte para fundirse o para no tener un retorno. El Gobierno tiene que fijar las políticas y ver cómo solucionar los problemas que tenemos”, agregó en declaraciones a radio Continental.

Consultado sobre las causas de este cortocircuito con la Rosada, Acevedo respondió: “Creo que llegamos a esta situación porque ya van dos años de gestión y el gobierno quería cambios que no ocurrieron y eso frustra. Por eso se echan culpas, algunas con razón y otras no”.

Acevedo: "No hable con Cabrera, lo único que hice fue comprar Carilinas"

El presidente de la UIA se mostró esperanzado en volver a "los cauces normales " con el Gobierno aunque advirtió que "si los empresario ven que no van a tener ganancias no van a invertir” en el país. 

El presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Miguel Acevedo, intentó bajarle el tono al enfrentamiento con el Gobierno y hasta bromeó con la polémica frase del ministro de Producción, Francisco Cabrera, quien trató a los empresarios de llorones: "No hablé con Cabrera. Lo único que hice esta semana fue comprar un paquete de Carilina", aseguró.  

El titular de la UIA admitió que las declaraciones oficiales causaron "sorpresa" debido a que considera que "no está en el ADN del Gobierno hablar de llorones o hacer diferenciaciones entre empresas grandes y chicas". "Suenan más a slogans a los que estábamos acostumbrados hace mucho tiempo, que a la relación que tenemos", agregó 

 

“La Argentina lamentablemente por sus vaivenes discute la coyuntura y no el largo plazo. No es culpa del Gobierno la falta de inversiones, por eso la discusión no es si sos malo o bueno. Tenemos que definir qué queremos hacer”, señaló el dirigente en declaraciones a FM Millenium.

En este sentido, reconoció que fue “una semana tensa” entre el Gobierno y los empresarios pero se mostró optimista en la reunión de este lunes con los funcionarios nacionales: “Queremos distender la relación y que vuelva a su cauce normal”.

En tono conciliador, reconoció que “la mayoría de los empresarios no está en desacuerdo con los cambios de política económica”, aunque aclaró que “si no están dadas las condiciones nadie va a querer invertir”.

“Nadie invierte para fundirse o para no tener un retorno. El Gobierno tiene que fijar las políticas y ver cómo solucionar los problemas que tenemos”, agregó en declaraciones a radio Continental.

Consultado sobre las causas de este cortocircuito con la Rosada, Acevedo respondió: “Creo que llegamos a esta situación porque ya van dos años de gestión y el gobierno quería cambios que no ocurrieron y eso frustra. Por eso se echan culpas, algunas con razón y otras no”.