X
El Presidente recibió a diputados y senadores en Olivos. Les pidió “madurez” para discutir la interrupción voluntaria del embarazo. Les cedió la palabra a los radicales. Críticas al círculo rojo.
Por 26/02/2018 21:22

A tres días del comienzo del período de sesiones ordinarias, el presidente Mauricio Macri recibió en Olivos a diputados y senadores de Cambiemos y los alentó a dar “un debate maduro” sobre el aborto, al tiempo que les pidió que trabajen para “fortalecer Cambiemos”. Defendió con datos la gestión de Gobierno y criticó al “círculo rojo”. “Resulta que en octubre éramos los campeones del mundo y en diciembre decían que estaba todo mal”, graficó.

La reunión duró cerca de una hora y comenzó con discursos breves de los jefes del interbloque Cambiemos en Diputados y en el Senado, Mario Negri y Luis Naidenoff. Pese a que en el encuentro también estuvieron la vicepresidenta Gabriela Michetti, el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, y el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, los radicales fueron los únicos oradores del encuentro además del propio Presidente, lo que se tomó como un gesto de contención de Macri hacia su principal socio en Cambiemos, la UCR. El diputado cordobés describió a Cambiemos como un espacio construido “desde las diferencias” y pidió cuidarlo “entre todos”. 

 

 

Tras los discursos de Negri y Naidenoff, tomó la palabra Macri. La alocución del Presidente duró 17 minutos y giró en torno a cuatro temas, entre los que se destacó el debate sobre el aborto. Según pudo saber Letra P, el primer mandatario alentó a los legisladores a “dar una discusión madura y responsable” sobre el tema y remarcó que el espacio daría “libertad de conciencia” para votar.

Si bien el Presidente destacó que personalmente estaba “a favor de la vida” afirmó que le parecería positivo si dos figuras de Cambiemos, con posiciones opuestas, debatieran en televisión sobre el tema. “Tienen una responsabilidad histórica”, señaló.

Además, el Presidente habló sobre la necesidad de trabajar para fortalecer Cambiemos e invitó a los legisladores a que “se involucren en temas de gestión y gobierno”. La invitación fue una respuesta a los reclamos de los diputados y senadores que muchas veces protestan porque “quedan afuera” de las decisiones que toma la Casa Rosada y fue tomado com un gesto de acercamiento entre el ala de gestión – que encabeza el jefe de Gabinete, Marcos Peña, presente en la reunión – y el ala política, que en el Congreso está en manos de Monzó.

 

 

Por último, Macri dedicó algunos minutos a entusiasmar a los legisladores con datos positivos sobre la economía, algo que incluyó críticas al “círculo rojo”, por haber ensalzado a Cambiemos tras las elecciones de octubre para luego cambiar rotundamente de opinión, tras el debate por la reforma previsional. “Pretenden que seamos Canadá de un día para el otro”, se quejó.

Para graficar su mirada positiva, el Presidente señaló que la economía lleva “seis meses consecutivos de crecimiento”, aseguró que en el último año se crearon 250 mil puestos de trabajo, dio cifras sobre la venta de cementos y autos nuevos y usados, y por último se centró en los cambios que dispuso el Gobierno para el otorgamiento de las becas Progresar. “Alentó a que defendiéramos el cambio cultural, que significa que la beca deje de ser un subsidio para pasar a ser una beca de verdad, para quienes estudian”, explicó a Letra P uno de los diputados presentes en la reunión.

 

 

El encuentro comenzó cerca de las 18.30 y contó con la presencia de unos 80 diputados y senadores, que salieron desde el Congreso en combi para concurrir a la reunión ya tradicional, a la que Macri convoca cada año antes del comienzo de sesiones ordinarias. Al llegar, los legisladores compartieron con el Presidente un catering que incluyó empanadas,sándwiches de chorizo y de lomo. Después hicieron una foto grupal y luego pasaron al salón donde hablaron Macri, Naidenoff y Negri.

 

 

Además de los jefes de los interbloques, en Olivos estuvieron, entre otros, Nicolás Massot, Carmen Polledo, Eduardo Amadeo, Álvaro González, Karina Banfi, Graciela Ocaña, Luis Petri, Héctor Flores, Silvia Lospennato, Pablo Tonelli, Miguel Bazze, Aída Ayala, Brenda Austin y Cornelia Schmidt Liermann, Gladys González y Héctor Baldassi, entre otros. Entre los ausentes se cuentan el presidente del bloque de la UCR en el Senado, Ángel Rozas, la presidenta del bloque PRO, Laura Rodríguez Machado, el mendocino Julio Cobos, el senador bonaerense Esteban Bullrich y Elisa CarrióPor el Ejecutivo también estuvieron el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis, y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio.

 

Macri alentó a los legisladores a dar "un debate serio" sobre el aborto

El Presidente recibió a diputados y senadores en Olivos. Les pidió “madurez” para discutir la interrupción voluntaria del embarazo. Les cedió la palabra a los radicales. Críticas al círculo rojo.

 

A tres días del comienzo del período de sesiones ordinarias, el presidente Mauricio Macri recibió en Olivos a diputados y senadores de Cambiemos y los alentó a dar “un debate maduro” sobre el aborto, al tiempo que les pidió que trabajen para “fortalecer Cambiemos”. Defendió con datos la gestión de Gobierno y criticó al “círculo rojo”. “Resulta que en octubre éramos los campeones del mundo y en diciembre decían que estaba todo mal”, graficó.

La reunión duró cerca de una hora y comenzó con discursos breves de los jefes del interbloque Cambiemos en Diputados y en el Senado, Mario Negri y Luis Naidenoff. Pese a que en el encuentro también estuvieron la vicepresidenta Gabriela Michetti, el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, y el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, los radicales fueron los únicos oradores del encuentro además del propio Presidente, lo que se tomó como un gesto de contención de Macri hacia su principal socio en Cambiemos, la UCR. El diputado cordobés describió a Cambiemos como un espacio construido “desde las diferencias” y pidió cuidarlo “entre todos”. 

 

 

Tras los discursos de Negri y Naidenoff, tomó la palabra Macri. La alocución del Presidente duró 17 minutos y giró en torno a cuatro temas, entre los que se destacó el debate sobre el aborto. Según pudo saber Letra P, el primer mandatario alentó a los legisladores a “dar una discusión madura y responsable” sobre el tema y remarcó que el espacio daría “libertad de conciencia” para votar.

Si bien el Presidente destacó que personalmente estaba “a favor de la vida” afirmó que le parecería positivo si dos figuras de Cambiemos, con posiciones opuestas, debatieran en televisión sobre el tema. “Tienen una responsabilidad histórica”, señaló.

Además, el Presidente habló sobre la necesidad de trabajar para fortalecer Cambiemos e invitó a los legisladores a que “se involucren en temas de gestión y gobierno”. La invitación fue una respuesta a los reclamos de los diputados y senadores que muchas veces protestan porque “quedan afuera” de las decisiones que toma la Casa Rosada y fue tomado com un gesto de acercamiento entre el ala de gestión – que encabeza el jefe de Gabinete, Marcos Peña, presente en la reunión – y el ala política, que en el Congreso está en manos de Monzó.

 

 

Por último, Macri dedicó algunos minutos a entusiasmar a los legisladores con datos positivos sobre la economía, algo que incluyó críticas al “círculo rojo”, por haber ensalzado a Cambiemos tras las elecciones de octubre para luego cambiar rotundamente de opinión, tras el debate por la reforma previsional. “Pretenden que seamos Canadá de un día para el otro”, se quejó.

Para graficar su mirada positiva, el Presidente señaló que la economía lleva “seis meses consecutivos de crecimiento”, aseguró que en el último año se crearon 250 mil puestos de trabajo, dio cifras sobre la venta de cementos y autos nuevos y usados, y por último se centró en los cambios que dispuso el Gobierno para el otorgamiento de las becas Progresar. “Alentó a que defendiéramos el cambio cultural, que significa que la beca deje de ser un subsidio para pasar a ser una beca de verdad, para quienes estudian”, explicó a Letra P uno de los diputados presentes en la reunión.

 

 

El encuentro comenzó cerca de las 18.30 y contó con la presencia de unos 80 diputados y senadores, que salieron desde el Congreso en combi para concurrir a la reunión ya tradicional, a la que Macri convoca cada año antes del comienzo de sesiones ordinarias. Al llegar, los legisladores compartieron con el Presidente un catering que incluyó empanadas,sándwiches de chorizo y de lomo. Después hicieron una foto grupal y luego pasaron al salón donde hablaron Macri, Naidenoff y Negri.

 

 

Además de los jefes de los interbloques, en Olivos estuvieron, entre otros, Nicolás Massot, Carmen Polledo, Eduardo Amadeo, Álvaro González, Karina Banfi, Graciela Ocaña, Luis Petri, Héctor Flores, Silvia Lospennato, Pablo Tonelli, Miguel Bazze, Aída Ayala, Brenda Austin y Cornelia Schmidt Liermann, Gladys González y Héctor Baldassi, entre otros. Entre los ausentes se cuentan el presidente del bloque de la UCR en el Senado, Ángel Rozas, la presidenta del bloque PRO, Laura Rodríguez Machado, el mendocino Julio Cobos, el senador bonaerense Esteban Bullrich y Elisa CarrióPor el Ejecutivo también estuvieron el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis, y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio.