X
El Presidente avala la jugada del Tano para romper con el presidente del CPACF. La “liga anti Rizzo” y el Plan B para mantener el acuerdo con Gente de Derecho.
Por 17/02/2018 16:11

A algunos se lo dijo en privado. Mano a mano y mirándolos a los ojos. A otros les hizo llegar el mensaje por intermedio de un tercero. Pero a todos se los dejó claro: Mauricio Macri juega en tándem con Daniel “el Tano” Angelici en la estrategia para romper con Jorge Rizzo y pintar de amarillo el Colegio de Abogados de la Capital Federal (CPACF).

Está en cada detalle que implique ganancia o pérdida de poder para el PRO en cualquier instancia de gestión o de construcción política. Otra vez, Macri se inmiscuye en diatribas políticas de la Ciudad de Buenos Aires, como lo hizo en la interna de la Unión Cívica Radical.

Tras más de una década de alianza con Gente De Derecho, el Presidente avala la postura del Tano para prescindir del titular del CPACF e intentar un acuerdo con el resto de los espacios opositores, con el objetivo de formar una especie de “liga anti Rizzo”. Macri no participa de las reuniones cotidianas ni tampoco está pendiente de lo que haga el grupo Abogados PRO, pero su vínculo con Angelici trasciende cualquier obstáculo, incluso la barrera moral de Elisa Carrió, como señaló Letra P días atrás.

 

 

Fue Angelici quien convenció a Macri de avanzar con esta estrategia, mientras el núcleo duro del sector judicial PRO, conformado por los compañeros del Newman del Presidente, aconsejaba y aún mantiene la idea de acordar una vez más con Rizzo. Tanto Pablo Clusellas (Secretario de Legal y Técnica) como José Torello (jefe de asesores del Presidente) intentan conservar la alianza “pero con cambios”.

Incluso hacia dentro del angelicismo hay diferencias profundas. Hasta ahora, el único que abiertamente apuesta por la ruptura total es el propio Angelici, a contramano de sus dirigentes cercanos, que son los mismos que le recomendaron postularse en el CPACF para “blanquearse”, cuando la embestida de Carrió sin tregua y aún no había cercanía de elecciones legislativas, como señaló Letra P en su momento.

 

 

El grupo de abogados ligados al presidente de Boca Juniors prefiere, en una inaudita conexión con los Newman Boys, llegar al mejor acuerdo posible con Gente de Derecho. Sin embargo, desde el PRO avisan: “Si hay acuerdo con Rizzo no puede ser en las mismas condiciones. Hemos adquirido la mayoría de edad”.

El macrismo se acostumbró a acompañar la gestión de Gente de Derecho en su totalidad, a pesar de su escasa cantidad de miembros en el Consejo Directivo. Ese escenario se busca modificar. El Plan B tiene un solo objetivo: convencer a Macri de evitar un quiebre con Rizzo y conseguir un acuerdo conveniente, a sabiendas del deseo rupturista del Presidente.

El PRO quiere al menos la mitad de la lista (7 de 14 vocales) y que, de los ocho primeros, cuatro respondan al macrismo. Rizzo ofrece la vicepresidencia, que actualmente está en manos de Angelici (vicepresidente II). El PRO dejaría la presidencia nuevamente para Gente de Derecho pero el acuerdo recién está en su fase de diseño. A prima facie, la propuesta del macrismo llega como una oferta que seguramente Rizzo no querrá aceptar, a contramano de la icónica frase de la película El Padrino.

Sucede que una alianza en el Colegio de Abogados trae aparejado un escenario similar en las elecciones para el Consejo de la Magistratura porteño y de Nación, que debe renovar el estamento que representa a los abogados. Nadie avanzará con un acuerdo aislado o disociado a estas dos últimas elecciones.

 

 

Macri está dispuesto a seguir el consejo de Angelici y romper con Gente de Derecho, pero no cierra la puerta a un acuerdo. Eso es lo que se charló la semana pasada en un coqueto restaurant de Palermo, donde el Tano, Clusellas y Torello contaron las buenas nuevas y la visión del Presidente a los distintos espacios judiciales PRO, con la flamante incorporación de los radicales porteños, en una muestra de amplitud y búsqueda de afianzar Cambiemos en el distrito que gobierna Horacio Rodríguez Larreta, que se enteró tarde del convite.

No obstante, el jefe de Gobierno de la Ciudad avala la jugada de Macri y Angelici. El mandamás porteño enfureció por el festival de notas periodísticas por contratos y gastos de la Magistratura porteña, que conduce Marcela Basterra, larretista paladar negro. En el oficialismo capitalino creen que esa información, sumada a una denuncia hacia la presidenta del organismo judicial, salieron desde el despacho de Rizzo.

 

 

Si triunfa la idea de Angelici, el PRO deberá salir a buscar apoyo en el resto de los espacios opositores, enemistados con Rizzo hace años, como informó Letra P. Si avanza esta propuesta, el macrismo trabajará para forjar un acuerdo amplio con Cambio Pluralista, pero también con Encuentro de Abogados Independientes, Seamos El Colegio y los matriculados vinculados al Colegio Montevideo, a pesar de que Guillermo Lipera es de los que prefiere mantener el acuerdo actual con Gente de Derecho, como lo dejó claro en la cena de la semana pasada.

Las agrupaciones Cambio Pluralista, Encuentro de Abogados Independientes y Seamos El Colegio admiten que existen negociaciones subterráneas pero niegan un diálogo con el PRO para sellar la “liga anti Rizzo”. Sin embargo, los radicales de Cambio Pluralista y Encuentro de Abogados empezaron a explorar un posible camino conjunto de cara a las elecciones del 24 de abril en el CPACF.

En Gente de Derecho no desmienten la avanzada contra Rizzo orquestada por Macri y Angelici, pero descansan en la “sintonía” del actual presidente del Colegio con Clusellas y el ministro de Justicia, Germán Garavano.

Cambio de era: Macri y Angelici quieren correr a Rizzo del Colegio de Abogados

El Presidente avala la jugada del Tano para romper con el presidente del CPACF. La “liga anti Rizzo” y el Plan B para mantener el acuerdo con Gente de Derecho.

A algunos se lo dijo en privado. Mano a mano y mirándolos a los ojos. A otros les hizo llegar el mensaje por intermedio de un tercero. Pero a todos se los dejó claro: Mauricio Macri juega en tándem con Daniel “el Tano” Angelici en la estrategia para romper con Jorge Rizzo y pintar de amarillo el Colegio de Abogados de la Capital Federal (CPACF).

Está en cada detalle que implique ganancia o pérdida de poder para el PRO en cualquier instancia de gestión o de construcción política. Otra vez, Macri se inmiscuye en diatribas políticas de la Ciudad de Buenos Aires, como lo hizo en la interna de la Unión Cívica Radical.

Tras más de una década de alianza con Gente De Derecho, el Presidente avala la postura del Tano para prescindir del titular del CPACF e intentar un acuerdo con el resto de los espacios opositores, con el objetivo de formar una especie de “liga anti Rizzo”. Macri no participa de las reuniones cotidianas ni tampoco está pendiente de lo que haga el grupo Abogados PRO, pero su vínculo con Angelici trasciende cualquier obstáculo, incluso la barrera moral de Elisa Carrió, como señaló Letra P días atrás.

 

 

Fue Angelici quien convenció a Macri de avanzar con esta estrategia, mientras el núcleo duro del sector judicial PRO, conformado por los compañeros del Newman del Presidente, aconsejaba y aún mantiene la idea de acordar una vez más con Rizzo. Tanto Pablo Clusellas (Secretario de Legal y Técnica) como José Torello (jefe de asesores del Presidente) intentan conservar la alianza “pero con cambios”.

Incluso hacia dentro del angelicismo hay diferencias profundas. Hasta ahora, el único que abiertamente apuesta por la ruptura total es el propio Angelici, a contramano de sus dirigentes cercanos, que son los mismos que le recomendaron postularse en el CPACF para “blanquearse”, cuando la embestida de Carrió sin tregua y aún no había cercanía de elecciones legislativas, como señaló Letra P en su momento.

 

 

El grupo de abogados ligados al presidente de Boca Juniors prefiere, en una inaudita conexión con los Newman Boys, llegar al mejor acuerdo posible con Gente de Derecho. Sin embargo, desde el PRO avisan: “Si hay acuerdo con Rizzo no puede ser en las mismas condiciones. Hemos adquirido la mayoría de edad”.

El macrismo se acostumbró a acompañar la gestión de Gente de Derecho en su totalidad, a pesar de su escasa cantidad de miembros en el Consejo Directivo. Ese escenario se busca modificar. El Plan B tiene un solo objetivo: convencer a Macri de evitar un quiebre con Rizzo y conseguir un acuerdo conveniente, a sabiendas del deseo rupturista del Presidente.

El PRO quiere al menos la mitad de la lista (7 de 14 vocales) y que, de los ocho primeros, cuatro respondan al macrismo. Rizzo ofrece la vicepresidencia, que actualmente está en manos de Angelici (vicepresidente II). El PRO dejaría la presidencia nuevamente para Gente de Derecho pero el acuerdo recién está en su fase de diseño. A prima facie, la propuesta del macrismo llega como una oferta que seguramente Rizzo no querrá aceptar, a contramano de la icónica frase de la película El Padrino.

Sucede que una alianza en el Colegio de Abogados trae aparejado un escenario similar en las elecciones para el Consejo de la Magistratura porteño y de Nación, que debe renovar el estamento que representa a los abogados. Nadie avanzará con un acuerdo aislado o disociado a estas dos últimas elecciones.

 

 

Macri está dispuesto a seguir el consejo de Angelici y romper con Gente de Derecho, pero no cierra la puerta a un acuerdo. Eso es lo que se charló la semana pasada en un coqueto restaurant de Palermo, donde el Tano, Clusellas y Torello contaron las buenas nuevas y la visión del Presidente a los distintos espacios judiciales PRO, con la flamante incorporación de los radicales porteños, en una muestra de amplitud y búsqueda de afianzar Cambiemos en el distrito que gobierna Horacio Rodríguez Larreta, que se enteró tarde del convite.

No obstante, el jefe de Gobierno de la Ciudad avala la jugada de Macri y Angelici. El mandamás porteño enfureció por el festival de notas periodísticas por contratos y gastos de la Magistratura porteña, que conduce Marcela Basterra, larretista paladar negro. En el oficialismo capitalino creen que esa información, sumada a una denuncia hacia la presidenta del organismo judicial, salieron desde el despacho de Rizzo.

 

 

Si triunfa la idea de Angelici, el PRO deberá salir a buscar apoyo en el resto de los espacios opositores, enemistados con Rizzo hace años, como informó Letra P. Si avanza esta propuesta, el macrismo trabajará para forjar un acuerdo amplio con Cambio Pluralista, pero también con Encuentro de Abogados Independientes, Seamos El Colegio y los matriculados vinculados al Colegio Montevideo, a pesar de que Guillermo Lipera es de los que prefiere mantener el acuerdo actual con Gente de Derecho, como lo dejó claro en la cena de la semana pasada.

Las agrupaciones Cambio Pluralista, Encuentro de Abogados Independientes y Seamos El Colegio admiten que existen negociaciones subterráneas pero niegan un diálogo con el PRO para sellar la “liga anti Rizzo”. Sin embargo, los radicales de Cambio Pluralista y Encuentro de Abogados empezaron a explorar un posible camino conjunto de cara a las elecciones del 24 de abril en el CPACF.

En Gente de Derecho no desmienten la avanzada contra Rizzo orquestada por Macri y Angelici, pero descansan en la “sintonía” del actual presidente del Colegio con Clusellas y el ministro de Justicia, Germán Garavano.