X

Inseguridad y narcotráfico, ejes de una campaña caliente

Es la mayor preocupación de los rosarinos. Es bandera discursiva del peronismo y Cambiemos.¿Cómo se defiende el Frente Progresista?
Es la mayor preocupación de los rosarinos. Es bandera discursiva del peronismo y Cambiemos.¿Cómo se defiende el Frente Progresista?
Por 30/12/2018 10:57

Es estadístico. La mayor preocupación de los rosarinos, desde hace diez años, es la inseguridad. Lo relevó un informe de la consultora local Innova. Es un componente de rango provincial, no nacional. Supera al narcotráfico y un factor meramente económico aparece por debajo, en tercer lugar: la desocupación.

La inseguridad es el punto débil del Frente Progresista y seguramente se colará todos los días a lo largo de la campaña 2019. Lo sabe el socialismo, que no puede esquivarle al tema y lo toma dentro de sus propuestas. Pero, sobre todo, es bandera opositora, que le reprocha al progresismo no haberle encontrado soluciones al problema en los 11 años de gobierno que acumula. Cambiemos y el peronismo surcarán ese camino.

El gobernador Miguel Lifschitz siente que una cuenta pendiente de su gestión “son los fenómenos relacionados a la violencia”, pero aclaró, en una entrevista que le concedió a Canal 3, que “todos los índices de inseguridad bajaron”.

Pero el actual mandatario no será el candidato oficialista. Le tocará esquivar los dardos a Antonio Bonfatti, que fue jefe de la Casa Gris entre 2011 y 2015. Durante su gestión, recrudeció el enfrentamiento entre bandas criminales y sufrió, mientras se encontraba en su casa, una feroz balacera.

 

 

Arrancó diciembre y para muestra basta un botón. O varios. Comparten agenda común los macristas José Corral y Federico Angelini y los peronistas Omar Perotti y María Eugenia Bielsa, aunque ella aún no lanzó su candidatura.

“Rosario es la capital del lavado de dinero del interior del país”, se afirmó en una conferencia de prensa a la que llamó Bielsa. Así de suave arrancó la campaña. La arquitecta, que estudia hasta el detalle más ínfimo de su lanzamiento, fue siempre una acérrima opositora del socialismo y lo identifica responsable de la principal preocupación de los rosarinos.

 

 

En la entrevista que le concedió a Letra P, el rafaelino Perotti habló de “ordenar la provincia sin tenerle miedo a la palabra `orden`”. Al lado de los socialistas, Omar es un duro. “Hay que conducir a la policía”, pidióy diagnosticó “desmadre”.

Los Cambiemos tienen el aval de los dirigentes nacionales para tocar el tema y plantear soluciones. La balacera al Concejo Deliberante de Rosario disparó mensajes del presidente Mauricio Macri y la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich. “El único eje de Cambiemos va a ser la inseguridad, ya se ve en el apoyo de los funcionarios nacionales a los candidatos locales”, soltó un diputado del PS.

“El tema de la seguridad se le ha ido de las manos al gobierno provincial. Todos tenemos que hacer nuestro aporte y aprovechar el apoyo de un gobierno nacional que escucha y se pone a disposición”, apuntó Corral.

Angelini, por su parte, defendió a capa y espada el protocolo de seguridad que ideó Bullrich. "A diferencia de otros sectores políticos, nosotros estamos dispuestos a ir con todo contra los delincuentes y proteger a los vecinos”, dijo el diputado provincial.

 

 

Es el talón de Aquiles del progresismo. El socialismo realza todo lo invertido en materia de seguridad y defiende las “mejoras” que logró. La oposición se une en lo discursivo y reconoce allí una grieta para aprovechar en la futura competencia.