X
Aseguran que “no pueden afrontar” el plus salarial que el Gobierno acordó con la CGT y argumentan que el sector cerró la paritaria con un aumento del 40% para los trabajadores.
Redacción 08/11/2018 12:01

La Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la República Argentina (CECHA) se sumó al rechazo de las pymes a pagar el bono de fin de año, que acordó el Gobierno y la CGT, al asegurar que "no es necesario" porque los trabajadores cerraron una paritaria con incrementos del 40%.

En este sentido, la cámara que agrupa a los expendedores sostuvo que ese sector "no pude afrontar" el pago de ese plus salarial y aclaró que los trabajadores de la actividad percibieron uno de los porcentajes de aumento salarial más altos de todos los que se firmaron.

 

 

La entidad empresaria requirió al Gobierno que "consideren plenamente que nuestra actividad está remunerando lo que se acordó en las paritarias no podrá afrontar nuevos compromisos salariales".

Según indicó, "en el acuerdo salarial -que se extiende desde abril de 2018 a enero de 2019- hemos otorgado incrementos del 40%, porcentaje que representa uno de los más altos" de los acordados por los diversos sectores.

Por ese motivo, CECHA estimó que no es necesario, para esa actividad, el pago de un bono de fin de año, y aseguró además que el "sector de expendio de combustibles, conformado por pymes o microempresas, está abordando los serios inconvenientes que sobrevienen en esta etapa de ajuste con una tolerancia extrema".

"La caída de ventas de los combustibles está repercutiendo seria y negativamente sobre el punto de equilibrio requerido para asegurar la sostenibilidad y continuidad de las estaciones de servicio, con lo cual nuevos egresos adicionales (como el bono) harían peligrar la subsistencia" del negocio, alertó.

En un comunicado, CECHA subrayó que "hemos abordado la discusión paritaria con la comprensión y madurez que la crisis económica y su impacto en el bolsillo de los trabajadores requería. Ahora exigimos esa misma compresión para nuestro sector, que también sufre las consecuencias y el impacto del deterioro del bolsillo de los consumidores. El ajuste tiene un límite y hoy este límite ya está cumplido".

Los expendedores se suman al rechazo del bono: "No es necesario"

Aseguran que “no pueden afrontar” el plus salarial que el Gobierno acordó con la CGT y argumentan que el sector cerró la paritaria con un aumento del 40% para los trabajadores.

La Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la República Argentina (CECHA) se sumó al rechazo de las pymes a pagar el bono de fin de año, que acordó el Gobierno y la CGT, al asegurar que "no es necesario" porque los trabajadores cerraron una paritaria con incrementos del 40%.

En este sentido, la cámara que agrupa a los expendedores sostuvo que ese sector "no pude afrontar" el pago de ese plus salarial y aclaró que los trabajadores de la actividad percibieron uno de los porcentajes de aumento salarial más altos de todos los que se firmaron.

 

 

La entidad empresaria requirió al Gobierno que "consideren plenamente que nuestra actividad está remunerando lo que se acordó en las paritarias no podrá afrontar nuevos compromisos salariales".

Según indicó, "en el acuerdo salarial -que se extiende desde abril de 2018 a enero de 2019- hemos otorgado incrementos del 40%, porcentaje que representa uno de los más altos" de los acordados por los diversos sectores.

Por ese motivo, CECHA estimó que no es necesario, para esa actividad, el pago de un bono de fin de año, y aseguró además que el "sector de expendio de combustibles, conformado por pymes o microempresas, está abordando los serios inconvenientes que sobrevienen en esta etapa de ajuste con una tolerancia extrema".

"La caída de ventas de los combustibles está repercutiendo seria y negativamente sobre el punto de equilibrio requerido para asegurar la sostenibilidad y continuidad de las estaciones de servicio, con lo cual nuevos egresos adicionales (como el bono) harían peligrar la subsistencia" del negocio, alertó.

En un comunicado, CECHA subrayó que "hemos abordado la discusión paritaria con la comprensión y madurez que la crisis económica y su impacto en el bolsillo de los trabajadores requería. Ahora exigimos esa misma compresión para nuestro sector, que también sufre las consecuencias y el impacto del deterioro del bolsillo de los consumidores. El ajuste tiene un límite y hoy este límite ya está cumplido".