X

Astillero: recrudece el alerta gremial ante el recorte de Vidal

Para 2019, el ajuste es superior a los $400 millones con respecto a este año. El titular de ATE Ensenada advierte que con esos números no se podrán retomar los trabajos pendientes. Preocupación.
Por 07/11/2018 13:19

La tensión persistente entre el gobierno de María Eugenia Vidal y los trabajadores del Astillero Río Santiago (ARS) recrudeció en las últimas horas al conocerse que el presupuesto 2019 proyectado por el Ejecutivo para la naviera estatal emplazada en Ensenada registra un ajuste del orden del 12% con respecto a este año, lo que se traduce en un recorte de más de $400 millones. Se trata de un impacto significativo, más aún si se tiene en cuenta que 2018 cerrará con una inflación cercana al 50%.

“Es realmente preocupante”, sostuvo en diálogo con Letra P el titular de la seccional ensenadense, Francisco Banegas, quien advirtió que “así como está” la proyección de recursos para el próximo año, “no” se van a poder retomar los trabajos pendientes que permanecen paralizados a la espera de una inversión de la Provincia que forma parte de los reclamos centrales del gremio al vidalismo.  

“Primero, estamos tratando que se garantice el salario de los 3.300 trabajadores y, en segundo lugar, que haya una inversión para terminar las obras que están en ejecución”, señaló Banegas para marcar que en el gremio están requiriendo información detallada al Ejecutivo acerca “de dónde se hace ese recorte de $400 millones”.

“Vamos a seguir insistiendo en que haya presupuesto para poder responder con todos los trabajos que tenemos”, ahondó al tiempo que alertó: “Así como está (el presupuesto) no se van a poder retomar los trabajos pendientes, salvo que obtengan financiación de otra manera, algo que en el presupuesto hasta ahora no lo hemos encontrado”.

 

UN RECORTE QUE ALERTA. La inquietud de los trabajadores del ARS encuentra mayor asidero cuando se analizan los números reservados para la naviera estatal en los últimos tres presupuestos de la administración vidalista, donde se advertía una tendencia creciente en la inyección de recursos en comparación con los presupuestos de los años anteriores (en 2017 se incrementó en más de un 33% y en 2018 en más del 30%). Para 2019, se revierte la tendencia con una caída del 12% en comparación a este año (de $3.598 millones a $3.170 millones).



 

El titular de ATE Ensenada manifestó que están pidiendo reuniones “a la empresa y al ministro de Economía (Hernán Lacunza) para que aclaren cuál va a ser la inversión en trabajo”.

En septiembre pasado, con la escalada conflictiva que ya había arrojado episodios de represión a los trabajadores, la toma pacífica del Ministerio de Economía bonaerense fue levantada a partir del acuerdo de conformación de una “Mesa de Concertación” entre los operarios y la provincia, con intermediación de la Pastoral Social.

Es en ese marco donde Banegas espera que se aclaren las inquietudes que se refuerzan en los trabajadores a partir del proyecto de presupuesto 2019: “Estamos esperando que se haga la mesa de concertación para poder abordar estos temas”.
 


Por lo pronto, el dirigente sindical expresó que las partes ya tuvieron dos reuniones en ese contexto, mientras que están “trabajando internamente con funcionarios de la empresa para dar continuidad a todas aquellas pequeñas cosas que se puedan llegar a ir acordando y después las grandes cosas resolverlas en la mesa de concertación. En lo interno, estamos avanzando de a poquito pero avanzando al fin y lo que queremos es que se destraben todos los trabajos que estaban en ejecución, cosa que hasta ahora habían estado parado”.

Sin fecha para una nueva reunión de esa mesa, sí está confirmada la próxima reunión paritaria, la cual se llevará a cabo el jueves de la semana que viene.

Astillero: recrudece el alerta gremial ante el recorte de Vidal

Para 2019, el ajuste es superior a los $400 millones con respecto a este año. El titular de ATE Ensenada advierte que con esos números no se podrán retomar los trabajos pendientes. Preocupación.

La tensión persistente entre el gobierno de María Eugenia Vidal y los trabajadores del Astillero Río Santiago (ARS) recrudeció en las últimas horas al conocerse que el presupuesto 2019 proyectado por el Ejecutivo para la naviera estatal emplazada en Ensenada registra un ajuste del orden del 12% con respecto a este año, lo que se traduce en un recorte de más de $400 millones. Se trata de un impacto significativo, más aún si se tiene en cuenta que 2018 cerrará con una inflación cercana al 50%.

“Es realmente preocupante”, sostuvo en diálogo con Letra P el titular de la seccional ensenadense, Francisco Banegas, quien advirtió que “así como está” la proyección de recursos para el próximo año, “no” se van a poder retomar los trabajos pendientes que permanecen paralizados a la espera de una inversión de la Provincia que forma parte de los reclamos centrales del gremio al vidalismo.  

“Primero, estamos tratando que se garantice el salario de los 3.300 trabajadores y, en segundo lugar, que haya una inversión para terminar las obras que están en ejecución”, señaló Banegas para marcar que en el gremio están requiriendo información detallada al Ejecutivo acerca “de dónde se hace ese recorte de $400 millones”.

“Vamos a seguir insistiendo en que haya presupuesto para poder responder con todos los trabajos que tenemos”, ahondó al tiempo que alertó: “Así como está (el presupuesto) no se van a poder retomar los trabajos pendientes, salvo que obtengan financiación de otra manera, algo que en el presupuesto hasta ahora no lo hemos encontrado”.

 

UN RECORTE QUE ALERTA. La inquietud de los trabajadores del ARS encuentra mayor asidero cuando se analizan los números reservados para la naviera estatal en los últimos tres presupuestos de la administración vidalista, donde se advertía una tendencia creciente en la inyección de recursos en comparación con los presupuestos de los años anteriores (en 2017 se incrementó en más de un 33% y en 2018 en más del 30%). Para 2019, se revierte la tendencia con una caída del 12% en comparación a este año (de $3.598 millones a $3.170 millones).



 

El titular de ATE Ensenada manifestó que están pidiendo reuniones “a la empresa y al ministro de Economía (Hernán Lacunza) para que aclaren cuál va a ser la inversión en trabajo”.

En septiembre pasado, con la escalada conflictiva que ya había arrojado episodios de represión a los trabajadores, la toma pacífica del Ministerio de Economía bonaerense fue levantada a partir del acuerdo de conformación de una “Mesa de Concertación” entre los operarios y la provincia, con intermediación de la Pastoral Social.

Es en ese marco donde Banegas espera que se aclaren las inquietudes que se refuerzan en los trabajadores a partir del proyecto de presupuesto 2019: “Estamos esperando que se haga la mesa de concertación para poder abordar estos temas”.
 


Por lo pronto, el dirigente sindical expresó que las partes ya tuvieron dos reuniones en ese contexto, mientras que están “trabajando internamente con funcionarios de la empresa para dar continuidad a todas aquellas pequeñas cosas que se puedan llegar a ir acordando y después las grandes cosas resolverlas en la mesa de concertación. En lo interno, estamos avanzando de a poquito pero avanzando al fin y lo que queremos es que se destraben todos los trabajos que estaban en ejecución, cosa que hasta ahora habían estado parado”.

Sin fecha para una nueva reunión de esa mesa, sí está confirmada la próxima reunión paritaria, la cual se llevará a cabo el jueves de la semana que viene.