EL REBOTE DEL SUPERCLÁSICO

Cornejo ofrece Mendoza para el clásico y garantiza la seguridad

El radical se metió en la polémica por la final de la Libertadores y propuso que el partido se juegue en el Malvinas Argentinas. Esgrime el éxito organizativo del último River-Boca que se jugó allí.

El gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, ofreció que la final de la Copa Libertadores entre River y Boca  definan en el estadio Malvinas Argentinas y garantizó la seguridad, que falló en la ciudad de Buenos Aires y que terminó en incidentes en las inmediaciones del Monumental.

 

Rápido de reflejos, el radical se expresó a través de su cuenta de Twitter y postuló a Mendoza para este trascendental partido, apoyándose en los antecedentes de los Superclásicos que se disputaron en esa provincia.

 

“Señores de @CONMEBOL  @TanoAngelici y @RodolfoDonofrio les propongo que realicen el partido de la final de la Copa Libertadores de América en Mendoza. La forma sería igual de como se iba a hacer en Buenos Aires, sólo con público de River, garantizando la seguridad del encuentro”, escribió la prensa del mandatario provincial en las redes sociales.

 

Antes, el ministro de Seguridad de Mendoza, Gianni Venier, alimentó esa posibilitad también en Twitter con el hashtag "#SuperCopaenMendoza #RiverBoca".

 

El pasado sábado, la final de la Libertadores se suspendió después de que algunos hinchas de River lanzaran piedras al micro de Boca cuando llegaba al estadio Monumental. Eso provocó que la Policía lanzara gases lacrimógeno que se metieron por las ventanas rotas afectando a los jugadores xeneizes.

 

Luego de varias horas e intensas negociaciones, el partido se reprogramó para el domingo, pero volvió a ser suspendida sin una fecha definida. En el medio, hubo cruces de declaraciones y acusaciones por el operativo de seguridad que estaba a cargo de la Policía de la Ciudad.  

 

 

 

Por su parte, el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, relacionó los incidentes ocurridos en la previa del partido con el allanamiento policial realizado horas antes del encuentro al líder de la barrabrava millonaria Héctor "Caverna" Godoy.

 

"Lo de ayer tiene que ver con eso porque nadie lo puede negar. Se encontraron entradas en manos de la barra de River y son 300 personas que tenían entradas y no pudieron entrar", resaltó el alcalde porteño.

 

Además, contó que le ordenó "al ministro de Seguridad Martín Ocampo hacer un sumario interno para determinar responsabilidades" en el fallido operativo del sábado y "ver qué cosas se pudieron hacer mejores".

 

Javier Milei en el Congreso del IAEF
El dólar en la era Javier Milei

También te puede interesar