X
El Ejecutivo oficializó un plan de medidas para incentivar el consumo y mejorar las condiciones de financiamiento de los sectores más afectados por la recesión y las importaciones.
Redacción 23/11/2018 8:05

El Gobierno oficializó, mediante la publicación del Decreto 1067/2018 en el Boletín Oficial, una serie de beneficios para las industrias textil y confección, del calzado y marroquinería, con el objetivo de incentivar el consumo, aliviar la carga tributaria y mejorar el financiamiento para esos sectores, que sufren los efectos de la recesión y las importaciones.

“El Gobierno Nacional tiene como objetivo prioritario establecer las bases para el crecimiento sostenido, la competitividad y el aumento del empleo, para lo cual debe impulsar medidas que reduzcan la informalidad laboral y disminuyan la presión sobre la nómina salarial, con especial consideración de la situación de los distintos sectores de la producción”, explica el texto.

 

 

Las medidas fueron anunciadas por el presidente Mauricio Macri y el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, en plena caída del consumo y ola de despidos que vive el sector. Entre diciembre de 2015 y junio de 2018, la destrucción del empleo en la industria superó los 80 mil puestos formales, mientras que en el área textil-indumentaria son 13 mil, pero si se le agrega el empleo informal sólo el sector textil perdió 30 mil puestos.

Las medidas incluyen el descuento de 12.000 pesos de la base imponible del cálculo de las alícuotas por aportes patronales respecto de los salarios entre noviembre de 2018 (devengados en diciembre) y los de diciembre de 2019.

De esa forma, al sector le corresponde aplicar, a partir de diciembre próximo, un mínimo no imponible (MNI) por ese monto, en vez de los $2.400 vigente para este año. Además, a partir de 2019 el monto de MNI se ajustará por inflación de acuerdo con lo que establece la Ley 27.430.

Esta disposición busca beneficiar de forma directa a 126 mil empleos formales distribuidos en 8.000 empresas en todas las provincias.

Además, durante el desarrollo de la Semana de la Moda, entre el 6 y el 9 de diciembre, los consumidores podrán comprar en tres cuotas sin interés en más de 38 mil comercios en todo el país.

El público podrá encontrar también productos con hasta un 35 por ciento de descuentos de comercios y bancos.

Estas medidas se suman a la línea de descuentos de cheques para capital de trabajo, vigente hasta el 28 de febrero, por un monto total de 22 mil millones de pesos, de la que participan entidades bancarias públicas y privadas.

“Los Sectores Textil, de Confección, de Calzado y de Marroquinería atraviesan una situación económica financiera crítica, que obstaculiza el debido cumplimiento de las obligaciones impositivas y de la seguridad social”, señala el decreto.

Y agrega: “En ese marco y en uso de las facultades conferidas por el artículo 173 de la Ley Nº 27.430, resulta necesario establecer que la detracción prevista en el artículo 4° del Decreto N° 814/01 y sus modificaciones, se aplique en su totalidad para las contribuciones devengadas a partir del día 1° de noviembre de 2018 y hasta el 31 de diciembre de 2019, ambas fechas inclusive para los Sectores Textil, de Confección, de Calzado y de Marroquinería”.

El Gobierno alivia la carga tributaria para las industrias del calzado y textil

El Ejecutivo oficializó un plan de medidas para incentivar el consumo y mejorar las condiciones de financiamiento de los sectores más afectados por la recesión y las importaciones. 

El Gobierno oficializó, mediante la publicación del Decreto 1067/2018 en el Boletín Oficial, una serie de beneficios para las industrias textil y confección, del calzado y marroquinería, con el objetivo de incentivar el consumo, aliviar la carga tributaria y mejorar el financiamiento para esos sectores, que sufren los efectos de la recesión y las importaciones.

“El Gobierno Nacional tiene como objetivo prioritario establecer las bases para el crecimiento sostenido, la competitividad y el aumento del empleo, para lo cual debe impulsar medidas que reduzcan la informalidad laboral y disminuyan la presión sobre la nómina salarial, con especial consideración de la situación de los distintos sectores de la producción”, explica el texto.

 

 

Las medidas fueron anunciadas por el presidente Mauricio Macri y el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, en plena caída del consumo y ola de despidos que vive el sector. Entre diciembre de 2015 y junio de 2018, la destrucción del empleo en la industria superó los 80 mil puestos formales, mientras que en el área textil-indumentaria son 13 mil, pero si se le agrega el empleo informal sólo el sector textil perdió 30 mil puestos.

Las medidas incluyen el descuento de 12.000 pesos de la base imponible del cálculo de las alícuotas por aportes patronales respecto de los salarios entre noviembre de 2018 (devengados en diciembre) y los de diciembre de 2019.

De esa forma, al sector le corresponde aplicar, a partir de diciembre próximo, un mínimo no imponible (MNI) por ese monto, en vez de los $2.400 vigente para este año. Además, a partir de 2019 el monto de MNI se ajustará por inflación de acuerdo con lo que establece la Ley 27.430.

Esta disposición busca beneficiar de forma directa a 126 mil empleos formales distribuidos en 8.000 empresas en todas las provincias.

Además, durante el desarrollo de la Semana de la Moda, entre el 6 y el 9 de diciembre, los consumidores podrán comprar en tres cuotas sin interés en más de 38 mil comercios en todo el país.

El público podrá encontrar también productos con hasta un 35 por ciento de descuentos de comercios y bancos.

Estas medidas se suman a la línea de descuentos de cheques para capital de trabajo, vigente hasta el 28 de febrero, por un monto total de 22 mil millones de pesos, de la que participan entidades bancarias públicas y privadas.

“Los Sectores Textil, de Confección, de Calzado y de Marroquinería atraviesan una situación económica financiera crítica, que obstaculiza el debido cumplimiento de las obligaciones impositivas y de la seguridad social”, señala el decreto.

Y agrega: “En ese marco y en uso de las facultades conferidas por el artículo 173 de la Ley Nº 27.430, resulta necesario establecer que la detracción prevista en el artículo 4° del Decreto N° 814/01 y sus modificaciones, se aplique en su totalidad para las contribuciones devengadas a partir del día 1° de noviembre de 2018 y hasta el 31 de diciembre de 2019, ambas fechas inclusive para los Sectores Textil, de Confección, de Calzado y de Marroquinería”.