X
Luego de la aprobación del Presupuesto 2019 en Diputados, el Gobierno confía en que el Fondo aprobará el nuevo auxilio financiero. En noviembre llegaría el primer desembolso de dólares.
Redacción 26/10/2018 7:56

Un día después de que el oficialismo consiguiera la aprobación del proyecto de Presupuesto 2019 en Diputados, que contempla un fuerte ajuste fiscal, el Directorio del FMI analizará en Washington la ampliación del acuerdo con la Argentina para aumentar un auxilio financiero que alcanzará los 15.665 millones de dólares antes de fin de año, incluyendo dinero de otros organismos.

Si bien aún resta la sanción del proyecto en el Senado, la directora ejecutiva del FMI, Christine Lagarde, intentará que el ´board´ del organismo avance en la aprobación del acuerdo que estipula una ampliación de fondos hasta los 57.100 millones de dólares.

La renovación ya cuenta con el apoyo de Estados Unidos, Alemania y otros países europeos, que son los de mayor peso en el directorio ejecutivo del FMI.

 

 

También brindaron apoyo político al acuerdo, Japón, Gran Bretaña e Italia, a través de declaraciones y comunicados, y el propio presidente norteamericano, Donald Trump, avaló personalmente la negociación de la Argentina con el FMI y las reformas emprendidas por el presidente Mauricio Macri.

El acuerdo implica una revisión del acuerdo de junio último, que no alcanzó a frenar las turbulencias financieras y obligó a la Argentina a incumplir la Carta de Intención, que ahora fue revisada incluyendo mayores exigencias de reducción del déficit.

Con la aprobación se conocerán también los términos de la nueva carta que el Gobierno presentará al organismo, en la que establece en detalle las metas que se compromete a alcanzar el país en materia económica.

El ministro de Economía, Nicolás Dujovne, ya adelantó que el gobierno se compromete a lograr déficit cero el año próximo, como lo establece la ley de Presupuesto aprobada en la Cámara baja, y un superávit de 1% en 2020.

Tras la aprobación, el país recibirá 6.700 millones de dólares, a los que se sumarán otros 1.165 en noviembre de otros organismos internacionales, y en diciembre se agregarán otros 6.700 millones del FMI y 1.100 de Banco Mundial, BID y CAF, según informó el presidente del Banco Central, Guido Sandleris, a principios de octubre.

Los desembolsos del FMI ingresarán para apoyo presupuestario e irán llegando al país siempre y cuando se vayan cumpliendo las metas de la carta de intención.

El FMI supervisará los avances del acuerdo, a través de su representante en Buenos Aires, el economista jamaiquino Trevor Alleyne, quien se haría cargo de la supervisión del acuerdo y el monitoreo de las cuentas públicas.

Con el ajuste en marcha, el FMI define la ampliación del crédito

Luego de la aprobación del Presupuesto 2019 en Diputados, el Gobierno confía en que el Fondo aprobará el nuevo auxilio financiero. En noviembre llegaría el primer desembolso de dólares.

Un día después de que el oficialismo consiguiera la aprobación del proyecto de Presupuesto 2019 en Diputados, que contempla un fuerte ajuste fiscal, el Directorio del FMI analizará en Washington la ampliación del acuerdo con la Argentina para aumentar un auxilio financiero que alcanzará los 15.665 millones de dólares antes de fin de año, incluyendo dinero de otros organismos.

Si bien aún resta la sanción del proyecto en el Senado, la directora ejecutiva del FMI, Christine Lagarde, intentará que el ´board´ del organismo avance en la aprobación del acuerdo que estipula una ampliación de fondos hasta los 57.100 millones de dólares.

La renovación ya cuenta con el apoyo de Estados Unidos, Alemania y otros países europeos, que son los de mayor peso en el directorio ejecutivo del FMI.

 

 

También brindaron apoyo político al acuerdo, Japón, Gran Bretaña e Italia, a través de declaraciones y comunicados, y el propio presidente norteamericano, Donald Trump, avaló personalmente la negociación de la Argentina con el FMI y las reformas emprendidas por el presidente Mauricio Macri.

El acuerdo implica una revisión del acuerdo de junio último, que no alcanzó a frenar las turbulencias financieras y obligó a la Argentina a incumplir la Carta de Intención, que ahora fue revisada incluyendo mayores exigencias de reducción del déficit.

Con la aprobación se conocerán también los términos de la nueva carta que el Gobierno presentará al organismo, en la que establece en detalle las metas que se compromete a alcanzar el país en materia económica.

El ministro de Economía, Nicolás Dujovne, ya adelantó que el gobierno se compromete a lograr déficit cero el año próximo, como lo establece la ley de Presupuesto aprobada en la Cámara baja, y un superávit de 1% en 2020.

Tras la aprobación, el país recibirá 6.700 millones de dólares, a los que se sumarán otros 1.165 en noviembre de otros organismos internacionales, y en diciembre se agregarán otros 6.700 millones del FMI y 1.100 de Banco Mundial, BID y CAF, según informó el presidente del Banco Central, Guido Sandleris, a principios de octubre.

Los desembolsos del FMI ingresarán para apoyo presupuestario e irán llegando al país siempre y cuando se vayan cumpliendo las metas de la carta de intención.

El FMI supervisará los avances del acuerdo, a través de su representante en Buenos Aires, el economista jamaiquino Trevor Alleyne, quien se haría cargo de la supervisión del acuerdo y el monitoreo de las cuentas públicas.