X

El ministro del Interior recibe semanalmente a intendentes bonaerenses. El último encuentro llegó tras los cuestionamientos de un funcionario provincial. En agenda: obras y respaldo a la gestión.

Redacción 25/10/2018 12:45

Mientras los diputados nacionales definían el avance del Presupuesto, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, recibió a un grupo de intendentes de Cambiemos de la provincia de Buenos Aires en una suerte de dispositivo de contención ante el escenario de crisis. El encuentro sucedió luego que se hicieran públicas las primeras fricciones entre la administración central y el gobierno de María Eugenia Vidal por el reparto de los recursos.

“No es razonable que al dinero que generan los bonaerenses lo reparta el ministro del Interior con los gobernadores a espaldas de la provincia”, señaló hace unos días el ministro de Gobierno bonaerense, Joaquín de la Torre. Cuestionaba el rol de Frigerio en la distribución de los recursos que hace la Nación y cristalizaba algunas diferencias entre las administraciones ante el complejo escenario económico.

 

 

Tras este cruce, Frigerio recibió a intendentes de la región costera, los nucleados en la Quinta sección electoral. No se trata del primer encuentro con jefes comunales de Cambiemos. La semana pasada, por ejemplo, citó a representantes del interior de la Cuarta y antes había hecho lo mismo con mandatarios sureños de la Sexta.

Las reuniones, de las que también participan funcionarios de la Provincia, no sólo apuntan a escuchar las demandas de los referentes de Cambiemos que construyen y sostienen el espacio en el territorio, sino que buscan contenerlos en el marco de un escenario económico que ha hecho tambalear las finanzas de las economías locales y ante el resurgimiento de problemáticas sociales que repercuten en el funcionamiento de las comunas.

En esta ocasión, el encuentro sucedió mientras en el recinto de la Cámara de Diputados se debatía el avance del presupuesto 2019.

 

 

Si bien públicamente los jefes comunales de Cambiemos evitan ser críticos con la gestión de Vidal y de Mauricio Macri, el malestar sobrevuela en reserva, en los foros y en las reuniones ministeriales. Durante la cumbre en la Casa Rosada, el ministro les llevó tranquilidad a los jefes comunales al expresarles que estaba garantizada la continuidad de todas las obras y les transmitió que el Gobierno acompaña su gestión en las comunas, discurso repetido en cada encuentro seccional.

Como contrapartida, Frigerio se llevó de los jefes comunales el compromiso de seguir respaldando el programa político de la administración nacional y el trabajo en equipo entre la Nación, la Provincia y los municipios.