X
La diputada massista dijo que "en la calle nos dicen 'júntense para que las cosas cambien’”. Pidió bajar “la soberbia y el narcisismo”. No se votará el Presupuesto este miércoles, anticipó.
Redacción 21/10/2018 12:52

La diputada nacional por el Frente Renovador Graciela Camaño dijo que una alianza electoral para los comicios de 2019 “puede ser tan amplia como dirigentes políticos se animan a representar la oposición al modelo económico del Gobierno”, en una referencia que, por primera vez, pareció no dejar afuera al kirchnerismo.

"En la calle nos dicen 'júntense para que las cosas cambien’”, dijo Camaño este domingo en una entrevista con el programa Toma y Daca en Radio Cooperativa AM 770.

Al ser cuestionada puntualmente sobre una posible unidad del peronismo que incluya a la Unidad Ciudadana, Camaño señaló que, en todo caso, esa "es una decisión bilateral”.

“La búsqueda de un consenso es un proceso, no una foto. Pretendemos que el proceso sea grande y se convierta en una alternativa para el ciudadano para ganarle al macrismo. Yo no puedo hablar de Unidad Ciudadana cuando su lideresa ni se expresa”, señaló en referencia a Cristina Kirchner.

 

 

En lo que respecta a la idea amplia de una alianza, Camaño afirmó que “en la medida en que el campo opositor podamos ponernos de acuerdo en los temas primordiales y bajar la soberbia y el narcisismo, se puede dar”.

La diputada es mencionada frecuentemente como uno de los referentes cercanos a Sergio Massa más refractarios a una eventual confluencia con el kirchnerismo, pero en esta ocasión eligió alejarse de esa imagen.

Prefirió, en cambio, centrarse en la crítica al gobierno de Mauricio Macri y a las consecuencias de su política económica. Según la dirigente, “esto se resuelve con un liderazgo que tenga claro que a la mesa de resolución de los problemas gravísimos que tenemos hay que sentar a todos”. 

En referencia al posible abandono del bloque del FR en la Cámara de Diputados de un grupo liderado por Felipe Solá, señaló que “no tengo ningún enfrentamiento.  Ellos siguen perteneciendo al bloque. Es cierto que acompañan en los actos a la oposición más cercana a la ex presidenta pero en el bloque no tengo ninguna novedad para dar”.

Camaño endureció en tono en relación con el Gobierno al abrir la posibilidad de un rechazo del bloque del FR al proyecto de Presupuesto 2019. "No vamos a acompañar el Presupuesto si no conocemos antes el acuerdo con el FMI”, dijo.

“Hoy no acompañaríamos en Presupuesto. Hay que verlo para ver si nos abstenemos de votar o votamos en contra”, explicó, ya que “la letra chica del FMI va a cambiar cuestiones. Y en el anterior acuerdo nos costó mucho acceder a la letra chica. Se ve que la transparencia tiene límites también”, ironizó.

“Es imposible votar el Presupuesto el miércoles. Necesitamos que esté una semana publicado para tener acceso al documento”, afirmó refutando las pretensiones del interbloque de Cambiemos.

“¿Vamos a seguir siendo el país que exporta productos primarios o vamos a incorporar el trabajo de la gente?”, se preguntó, retórica, al profundizar su crítica al rumbo económico.

”Los grandes evasores son los que atienden sus negocios en Balcarce 50”, disparó.

Luego fue consultada sobre la frase más comentada de su discurso del 17 de octubre en Tucumán, cuando dijo: "A la mierda los prolijitos; nos están llevando a la ruina e hipotecando el país”

“Los de los ‘prolijitos’ empezó en las conversaciones con el jefe de Gabinete (Marcos Peña). Ellos comparan la economía del Estado con la de una casa y con un Excel. Eso hace que la gente crea que si uno se jubila con 25 años de aportes es desprolijo”, explicó. “Con el discurso de la prolijidad pretenden que la gente pague el ajuste sin chistar mientras en un mes saquearon el Banco Central”, amplió Camaño.

“Tenemos un problema laboral desde el 97, con la primera crisis nos fuimos al 18% de desocupación y el mundo del trabajo nosotros seguimos esquematizados en lograr trabajo de las mismas canteras. El trabajo ennegrecido es la flexibilización del trabajo”, indicó.

Según la legisladora, “la pobreza está vinculada a la distribución de la renta. Hay sectores muy ricos. Discutamos en el Congreso quienes son los actores y cuáles los ejes”.

“Tenemos una mirada al pequeño y mediano empresariado, que es el que genera el trabajo y hoy está con una tremenda caída de actividad”, remató.

Camaño no excluye: una alianza con los K sería “una decisión bilateral”

La diputada massista dijo que "en la calle nos dicen 'júntense para que las cosas cambien’”. Pidió bajar “la soberbia y el narcisismo”. No se votará el Presupuesto este miércoles, anticipó.

La diputada nacional por el Frente Renovador Graciela Camaño dijo que una alianza electoral para los comicios de 2019 “puede ser tan amplia como dirigentes políticos se animan a representar la oposición al modelo económico del Gobierno”, en una referencia que, por primera vez, pareció no dejar afuera al kirchnerismo.

"En la calle nos dicen 'júntense para que las cosas cambien’”, dijo Camaño este domingo en una entrevista con el programa Toma y Daca en Radio Cooperativa AM 770.

Al ser cuestionada puntualmente sobre una posible unidad del peronismo que incluya a la Unidad Ciudadana, Camaño señaló que, en todo caso, esa "es una decisión bilateral”.

“La búsqueda de un consenso es un proceso, no una foto. Pretendemos que el proceso sea grande y se convierta en una alternativa para el ciudadano para ganarle al macrismo. Yo no puedo hablar de Unidad Ciudadana cuando su lideresa ni se expresa”, señaló en referencia a Cristina Kirchner.

 

 

En lo que respecta a la idea amplia de una alianza, Camaño afirmó que “en la medida en que el campo opositor podamos ponernos de acuerdo en los temas primordiales y bajar la soberbia y el narcisismo, se puede dar”.

La diputada es mencionada frecuentemente como uno de los referentes cercanos a Sergio Massa más refractarios a una eventual confluencia con el kirchnerismo, pero en esta ocasión eligió alejarse de esa imagen.

Prefirió, en cambio, centrarse en la crítica al gobierno de Mauricio Macri y a las consecuencias de su política económica. Según la dirigente, “esto se resuelve con un liderazgo que tenga claro que a la mesa de resolución de los problemas gravísimos que tenemos hay que sentar a todos”. 

En referencia al posible abandono del bloque del FR en la Cámara de Diputados de un grupo liderado por Felipe Solá, señaló que “no tengo ningún enfrentamiento.  Ellos siguen perteneciendo al bloque. Es cierto que acompañan en los actos a la oposición más cercana a la ex presidenta pero en el bloque no tengo ninguna novedad para dar”.

Camaño endureció en tono en relación con el Gobierno al abrir la posibilidad de un rechazo del bloque del FR al proyecto de Presupuesto 2019. "No vamos a acompañar el Presupuesto si no conocemos antes el acuerdo con el FMI”, dijo.

“Hoy no acompañaríamos en Presupuesto. Hay que verlo para ver si nos abstenemos de votar o votamos en contra”, explicó, ya que “la letra chica del FMI va a cambiar cuestiones. Y en el anterior acuerdo nos costó mucho acceder a la letra chica. Se ve que la transparencia tiene límites también”, ironizó.

“Es imposible votar el Presupuesto el miércoles. Necesitamos que esté una semana publicado para tener acceso al documento”, afirmó refutando las pretensiones del interbloque de Cambiemos.

“¿Vamos a seguir siendo el país que exporta productos primarios o vamos a incorporar el trabajo de la gente?”, se preguntó, retórica, al profundizar su crítica al rumbo económico.

”Los grandes evasores son los que atienden sus negocios en Balcarce 50”, disparó.

Luego fue consultada sobre la frase más comentada de su discurso del 17 de octubre en Tucumán, cuando dijo: "A la mierda los prolijitos; nos están llevando a la ruina e hipotecando el país”

“Los de los ‘prolijitos’ empezó en las conversaciones con el jefe de Gabinete (Marcos Peña). Ellos comparan la economía del Estado con la de una casa y con un Excel. Eso hace que la gente crea que si uno se jubila con 25 años de aportes es desprolijo”, explicó. “Con el discurso de la prolijidad pretenden que la gente pague el ajuste sin chistar mientras en un mes saquearon el Banco Central”, amplió Camaño.

“Tenemos un problema laboral desde el 97, con la primera crisis nos fuimos al 18% de desocupación y el mundo del trabajo nosotros seguimos esquematizados en lograr trabajo de las mismas canteras. El trabajo ennegrecido es la flexibilización del trabajo”, indicó.

Según la legisladora, “la pobreza está vinculada a la distribución de la renta. Hay sectores muy ricos. Discutamos en el Congreso quienes son los actores y cuáles los ejes”.

“Tenemos una mirada al pequeño y mediano empresariado, que es el que genera el trabajo y hoy está con una tremenda caída de actividad”, remató.