04|12|2021

El calendario del tarifazo 2018

02 de enero de 2018

02 de enero de 2018

En el arranque del año, el Gobierno aplicará una serie de aumentos que golpeará fuerte el bolsillo de la población. En los próximos días, suben las naftas y en febrero, los colectivos y trenes.

Tras una semana de “reajuste” en la meta inflacionaria, el Gobierno se prepara para aplicar una catarata de aumentos que impactará directamente en el bolsillo de los trabajadores.

 

Luego de descansar en Punta del Este, el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, volverá al país para hacer uno de los anuncios que más genera resquemor en la sociedad: el aumento del transporte público a partir de febrero.

 

 

Este semana se conocerán los nuevos cuadros tarifarios de colectivos y trenes. Se cree que el boleto de colectivo pasaría a costar de 6 a 8 pesos en el área metropolitana, mientras que el pasaje en los trenes de las líneas Sarmiento, Mitre y San Martín se elevaría de los 4 a 8 pesos.

 

En tanto, la empresa estatal Subterráneos de Buenos Aires (SBASE) convocará a audiencia pública este mes para determinar el aumento del subte, que podría ser de 2 pesos por viaje. De esta manera, llegaría hasta los 9,50 pesos, un alza de 27 por ciento.

 

 

 

Otro de los incrementos que más afectan a los argentinos es la suba del combustible, que comenzará a regir en los próximos días. Las principales petroleras analizan subir los valores de las naftas y el gasoil entre un 6 y 7 por ciento, según anticipó el secretario de la Cámara de Empresarios de Combustibles, Raúl Castellanos.

 

De esta manera, el precio del litro de nafta súper podría oscilar entre los 27 y los 28 pesos, mientras que el litro de gasoil premiun se comercializará entre los 23 y los 24 pesos. Vale recordar que en 2017 el precio del combustible subió un 32% promedio, por encima de la inflación.

 

 

 

También en febrero se viene un nuevo incremento en las tarifas de electricidad. Esta vez, la suba rondará el 12 por ciento promedio a nivel nacional. Lo cierto es que si bien el Gobierno y las empresas de energía argumentan que los aumentos son para invertir en obras y evitar así cortes de luz, muchos usuarios de diferentes barrios porteños y localidades del Conurbano ya vienen sufriendo las interrupciones en los servicios en el medio de un verano que promete temperaturas muy elevadas.

 

En el caso del gas se prevé un primer aumento del año recién a partir de abril. En esta oportunidad y en pleno otoño, se espera una suba del 40 por ciento.