Cambiemos

Vidal sumó en Mar del Plata a un ex massista que hasta ayer era opositor a Macri

El concejal y ex candidato a intendente por el FR, Lucas Fiorini, selló su pase al oficialismo de la mano de Joaquín De la Torre. En 2015 hablaba de "globitos amarillos, bailecitos y sonrisas".

El concejal marplatense Lucas Fiorini selló su pase a Cambiemos, luego de haber asumido su cargo bajo el paraguas de Sergio Massa y el Frente Renovador y de manifestarse abiertamente como opositor a Mauricio Macri, ya desde su campaña a intendente. “Hay que ayudar al camino del cambio, ese es nuestro compromiso”, dijo ahora, en un acto en el que participó el ministro de Gobierno bonaerense, Joaquín De la Torre. En enero había abandonado al tigrense en malos términos: "Massa quiere hacer que echa a los que se van", reprochó.

 

“Con Crear hemos vivido un crecimiento que hoy nos ubica en un lugar importante de cara al proceso que se acerca. Mantenemos una conducta y convicciones que nos dan la seguridad de ser una opción diferente frente al cambio que llegó a la provincia y que debe progresar también en la gestión local”, dijo Fiorini y agregó: “A una herencia pésima hay que responderle con una mejor gestión, con una modificación de las políticas públicas, con una respuesta a los déficits recibidos".

 

Todo, en el marco de un acto realizado a comienzos de esta semana en el Teatro Enrique Carreras de aquella ciudad balnearia. Allí se presentó públicamente el traspaso de los concejales Fiorini y Alejandro Carrancio -ambos ex massistas- a las filas de Cambiemos.

 

“A pesar de todo, General Pueyrredon no perdió sus posibilidades. Los marplatenses tenemos una sociedad increíble, con emprendedores de todo tipo, con masivas iniciativas gran nivel, y todo bendecido por una geografía y naturaleza excepcional. Hay que tener ideas claras, convicciones profundas, honestidad ejemplar, equipos de trabajo y apertura a los que con capacidad e idoneidad quieren ser parte de una epopeya distinta que cambie la decadencia que todos sentimos”, enfatizó el ex candidato a intendente de Sergio Massa.

 

"Hay que ayudar a María Eugenia Vidal que tanto hace en esa senda de lo nuevo, del progreso, de la cercanía con la  gente, de la obsesión por dar respuestas a las demandas de quienes necesitan de una presencia efectiva, que tiene el valor de enfrentar mafias y presiones de quienes se aferran a lo peor del pasado. No perdamos de vista cuánto está haciendo además por nuestra ciudad, trayendo soluciones, respuestas y recursos. Nuestro compromiso de trabajo por Mar del Plata implica acompañar a la gobernadora, por quien compartimos la pasión por el trabajo, la seriedad, la honestidad, la capacidad, la sensibilidad, los valores, la determinación para no amedrentarse ante los que no quieren cambiar”, justificó además, jurándole lealtad a partir de ahora.

 

Lo llamativo es que no hace mucho tiempo atrás, Fiorini se manifestaba abiertamente en contra del PRO, respondiendo a sus intereses de turno. En su propia página web y en plena campaña pasada, el entonces candidato del FR escribía: "Las elecciones de este año demuestran algo que venimos sosteniendo hace tiempo: queda claro que Macri no es opción de gobierno. Dijeron que en Santa Fe ganaban cómodos y perdieron, que en Córdoba unidos al radicalismo triunfaban y perdieron por varios puntos con De la Sota, y este domingo repetían al unísono que era un trámite la elección en su propio distrito, la ciudad de Buenos Aires, y el Pro apenas ganó por un par de puntos a Lousteau, luego de presionar mediáticamente para que no se haga la elección de ballotage porque iba a ser tal la diferencia que no tenía sentido realizarla".

 

"Hay que saber leer estos resultados, sobre todo para los que queremos iniciar un nuevo proceso político, con cambios razonables y gobernabilidad, que es lo que proponemos desde UNA y el Frente Renovador de Sergio Massa. En primer lugar marca el límite electoral bajo del Pro, que no existe como fuerza política fuera de la capital federal. Macri nunca va a sacar más de 25 puntos a nivel nacional, y eso es lo que sabe bien el gobierno: por eso es la fuerza funcional al FpV y el opositor ideal que eligió el kirchnerismo. El gobierno es consciente que a Macri le gana caminando y por eso lo cuida y lo infla para asegurarse el triunfo en octubre", analizaba además, con poco tacto.

 

"Pensaron que con globitos amarillos, sombrillas, bailecitos y sonrisas editadas podían seducir al electorado. No quieren hablar de propuestas, ayer decían una cosa y cuando los resultados le son adversos cambian bruscamente el relato", criticaba. “El PRO está condenado al fracaso electoral y gubernamental”, pronosticaba además en otra ocasión. Hoy es el primer vidalista en Mar del Plata.

 

Maximiliano Pullaro se reunirá con Miguel Ángel Pichetto y Rodrigo De Loredo.
El presidente Javier Milei y el gobernador Maximiliano Pullaro, en el acto oficial del Día de la Bandera.

También te puede interesar