X

El diputado Amadeo reclamó que pidan perdón y felicitó a la ministra Bullrich. Pinedo cruzó a quienes “en sus campañas atacaron la democracia” alegando que se trató de una desaparición forzada.

Redacción 24/11/2017 17:26

La confirmación por parte del juez federal Gustavo Lleral que la causa de muerte de Santiago Maldonado fue “asfixia por inmersión, ayudado por la hipotermia”, y que el cuerpo “siempre estuvo en el mismo río” Chubut renovó la tensión entre el gobierno de Mauricio Macri y los organismos de Derechos Humanos, enfrentados por este tema desde el 1 de agosto, día en que el joven artesano desapareció poco tiempo después de que la Gendarmería Nacional Argentina reprimiera una protesta de la comunidad mapuche.

El diputado nacional Eduardo Amadeo salió rápido a verter su opinión en torno al resultado de la autopsia y sostuvo que “demuestra la importancia de respetar las instituciones en lugar de tomar decisiones mediáticas y políticas”. Además, por medio de Twitter, felicitó la labor de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, cuya renuncia fue requerida por los organismos de DDHH, la familia de Maldonado y fuerzas políticas como la izquierda y Unidad Ciudadana.

Según el legislador, “sería importante que quienes politizaron este triste hecho”, ante la evidencia de la autopsia, “acepten su error públicamente”. “Hablaría muy bien de ellos, en especial los organismos de Derechos Humanos”, agregó, extendiendo aún más la brecha entre la administración nacional y organizaciones como el CELS e HIJOS, que siguieron la investigación minuto a minuto y continúan avalando la figura de “desaparición forzada”.

 

 

En tanto, el senador nacional Federico Pinedo cuestionó a quienes “en sus campañas atacaron a la democracia argentina diciendo que había desaparición forzada”.

A lo largo de la investigación de la causa, los organismos de Derechos Humanos y Cambiemos se cruzaron en torno a las responsabilidades del Gobierno, el rol de la Justicia, la represión y los testimonios mapuches, que aseguraron repetidamente que Maldonado fue “llevado” y arrastrado por efectivos de la fuerza de seguridad.

Este escenario terminó de explotar cuando, a pocos días de haber sido encontrado el cuerpo en el río Chubut, el presidente Macri y el ministro de Justicia, Germán Garavano, hablaron con la familia de Maldonado. Los familiares del artesano cuestionaron que el titular del Ejecutivo se haya tomado más de 70 días para comunicarse y el hermano mayor, Sergio, sostuvo que le daba “asco”. Todo sucedió pocas horas antes de las elecciones legislativas del 22 de octubre.

 

 

“Los peritos arribaron a ciertas conclusiones por unanimidad, estableciendo que la causa de muerte fue ahogamiento, sumersión y fue ayudado por hipotermia”, explicó el juez Lleral, a cargo de la investigación. El magistrado hizo el anuncio luego de que finalizara la junta médica conformada para establecer la muerte del tatuador, de la que participaron 55 peritos. Como era de esperarse, el resultado de la autopsia actualizó la tensión entre Cambiemos y organismos DDHH.