X

El gobernador de Salta asegura que el Frente para la Victoria no existe más e insiste con sus aspiraciones presidenciales, mientras acerca al Gobierno a parte del peronismo.

Redacción 14/02/2016 11:56

A poco más de dos meses de haber dejado el Gobierno nacional, los gobernadores peronistas se siguen acordando de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y aseguran que su liderazgo no significa nada para un sector del justicialismo.

Ahora, el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, manifestó que el liderazgo de Cristina “ha terminado” y pidió que asuma la culpa de la derrota peronista en las elecciones del año pasado. Para el salteño, la responsabilidad de la derrota del justicialismo en las elecciones nacionales deben asumirla “los que conducen un proceso político”.

“El Frente (para la Victoria) terminó en noviembre”, afirmó y agregó: “Es una construcción electoral y siempre está condicionada por la conducción de turno”.

“En este marco, el frente construido entre el Partido Justicialista (PJ) y organizaciones chiquitas terminó el 10 de diciembre”, remarcó.

En diálogo con Radio La Red fue consultado acerca de si la conducción de Cristina seguía firme, Urtubey respondió sin titubear: “Sí, definitivamente”. “Ella conduce un sector, pero su conducción política ha terminado”, consideró.

Por otra parte, advirtió que le “gustaría” llegar a la presidencia de la Nación, según consigna la agencia DyN.

En este sentido, evaluó: “No todo es culpa de otro. La responsabilidad la asumimos los que conducimos un proceso político. Me tengo que hacer cargo de perder, aunque yo no sea el candidato”.

A su criterio, el Frente para la Victoria perdió las elecciones porque “el peronismo no logró generar esa interlocución fluida con la gente” y se perjudicó al tomar “una posición tan refractaria”.

“Me gustaría (ser presidente) pero cuando se pueda dar, no cuando yo tenga ganas”, detalló sobre sus aspiraciones políticas. “Voluntad tengo”, resaltó.

En una suerte de autocrítica como integrante del Partido Justicialista, señaló que “nos hemos distanciado tanto de la gente” que los dirigentes tomaron “una posición tan refractaria de la gente que nos planteaba algo”.

FUENTE: DYN