Post Massa

Giustozzi espera que baje la espuma y ya tiene lista su foto con Scioli

Después de pegar el portazo en el FR, el diputado nacional se mantiene lejos de la exposición. Engaña con un doble juego con Bolettieri, pero ya tiene definido su futuro color naranja.

De todos los que en las últimas semanas pegaron el portazo en el Frente Renovador para volver al Frente para la Victoria, el del diputado nacional Darío Giustozzi fue tal vez el más resonante.

 

Es que fue el segundo en la lista que Sergio Massa encabezó en 2013 y se convirtió en su mano derecha, uno de los hombres clave en el armado bonaerense, responsable además de uno de los distritos más populosos, como Almirante Brown.

 

A principios de mayo Giustozzi abandonó al tigrense. "Estoy decepcionado por tantos errores y contradicciones. Es una situación que me apena", le dijo a Clarín, dándole el pie a otros intendentes para que también hagan lo mismo y vuelvan a transformarse kirchneristas, yendo a Casa Rosada a sacarse una foto con Wado de Pedro.

 

Sumado al descenso en las encuestas, esos cachetazos que fue recibiendo el ex jefe de Gabinete de Cristina hicieron tambalear tanto su candidatura que tuvo que salir a aclarar que no se bajaba.

 

Giustozzi, por su parte, una vez que tiró la bomba, se guardó. En los días posteriores a su anuncio, este portal pudo saber que su estrategia sería precisamente esa, alejarse de lo mediático, porque ya había quedado bastante expuesto. "Va a mantenerse al margen de cualquier enfrentamiento, porque ya tuvo demasiado protagonismo, que en cierta manera terminó dañando su imagen", le confiaron a Letra P.

 

"Ahora hay una revolución, en algún sentido", describían desde Brown. Es que muchos oficialistas daban por hecho que Giustozzi y el intendente Bolettieri iban a hacer un tránsito hacia el Frente para la Victoria, que se iba a formalizar de a poco. "En Brown hay un escenario abierto y hay que esperar que corran los días", decían promediando mayo.

 

Pero en los últimos días, una serie de fotos marcaron el futuro de Giustozzi, y en definitiva su estrategia comenzó a quedar al descubierto. 

 

La semana pasada, la senadora giustozzista Patricia Segovia se unió al bloque sciolista “Perón-Jauretche” junto a Cacho Álvarez, el mismo día en que el intendente interino Daniel Bolettieri participaba de una actividad junto al ministro del Interior y Transporte Florencio Randazzo en Brown.

 

La jugada hubiese despistado a varios si no fuese porque el mismísimo Bolettieri dijo presente en un encuentro sciolista, días antes de su foto con Randazzo. En el encuentro que Scioli organizó en Capital con 500 concejales, el jefe comunal de Brown sorprendió diciendo que "tengo claro que el gobernador de la provincia de Buenos Aires sintetiza lo que yo pienso de cara al futuro y yo creo que fundamentalmente va a ser un excelente Presidente de la Nación".

 

"Lo de Bolettieri con Randazzo fue ficción", aseguran testigos de aquel encuentro, comentando que de esa forma Giustozzi evitaba la foto con el funcionario, para no quedar expuesto y cuidar así su arreglo con el sciolismo.

 

Hoy, muchos días después, son varios los que descuentan que Giustozzi ya tiene arreglada su foto con el ex motonauta, previo a anunciar su candidatura a intendente. Continúa en su plan de permanecer alejado de la exposición, a la espera del momento justo para mostrarse nuevamente K, y naranja.

 

Javier Milei encabezó la celebración del 25 de Mayo en Córdoba.
Nicolás Posse, detrás del saludo de Javier Milei y Guillermo Francos.

También te puede interesar