Política

Siguiendo la orden de Scioli, sus ministros desfilan uno a uno atacando a Macri y minimizando a Massa

Letra P.- Según lo planteado por Daniel Scioli hace un par de semanas cuando juntó a todo su gabinete, sus ministros cruzan al jefe de Gobierno porteño día a día, intentando polarizar con él la elección del año que viene y minimizar al líder del Frente Renovador, Sergio Massa. En aquella oportunidad, el gobernador bajó la orden de confrontar con Macri.

En aquel mediodía, Scioli habló ante todo su gabinete de “los que quieren cambiar todo”, eligiendo como su único rival al ex presidente de Boca. Dijo que el año que viene la gente deberá elegir únicamente entre dos alternativas: continuar y mejorar lo hecho por el kirchnerismo o bien cambiar todo. Según su discurso, para que lo primero pase el candidato es Scioli y para lo segundo, Macri.

 

A partir de ahí, y tras una reunión del mandatario provincial con los voceros de los miembros del gabinete en donde exigió más compromiso, la estrategia sciolista se comenzó a llevar a cabo todos los días con aquel objetivo bien claro: demonizar al líder del PRO y posicionarlo como el único contrincante para suceder a Cristina a partir de diciembre de 2015.

 

En radio y televisión, ministros y secretarios naranjas pusieron en marcha el plan tratando a Macri y los suyos de ineptos, todo mientras María Eugenia Vidal sigue recorriendo el territorio bonaerense con la intención de candidatearse para la gobernación.

 

El jefe de Gabinete Alberto Pérez sostuvo que el líder del PRO es un jefe de Gobierno “sin oposición desde hace seis años que ha tenido su mayor mérito en hacer el Metrobús, unos pocos kilómetros en comparación con las obras que Scioli hace en la Autopista Buenos Aires-La Plata y en la Ruta 6”. “Echás luz en la gestión de la Ciudad y no ves nada”, agregó, criticándolo por la Policía Metropolitana, por los asentamientos precarios, por la limpieza y por su postura contra los buitres, entre otras observaciones.

 

El secretario de Deportes Alejandro Rodríguez, quien es uno de los encargados de difundir La Ola Naranja en Capital Federal, le dedica regularmente ataques con munición gruesa a la figura de Vidal. En las últimas horas la criticó por “estar de paseo” por la Provincia, le pidió “que sea responsable” y comparó lo hecho en la Ciudad con lo realizado por Scioli. Todo, mientras el gobernador se fotografiaba en la Villa 21 de Barracas y chicaneaba al ex presidente de Boca, diciéndole que “esto también es Capital”.

 

La estrategia naranja continuó en boca de la ministra de Economía Silvina Batakis, quien con un “Macri desconoce la realidad económica de la Provincia”, también se descargó contra el PRO. “El funcionario muestra un alto grado de desconocimiento sobre la realidad económica de la Provincia”, dijo, agregando que “las declaraciones del jefe de Gobierno porteño demuestran que no conoce las reformas impositivas de carácter progresivo” implementadas.

 

El secretario de Derechos Humanos Guido Carlotto no se quedó atrás, y fue el encargado de responderle al diputado nacional macrista Sergio Bergman, quien había opinado sobre el área del hijo de la titular de Abuelas de plaza de Mayo. “Lo que dijo (Bergman) expresa al macrismo no sólo en relación a los derechos humanos, sino como concepción integral de la política: la cultura del no te metas que tanto mal nos hizo como sociedad, la cultura del individualismo”, expresó Kibo.

 

“Bergman expresa lo que proyecta el macrismo como espacio político: la reducción de la política a una mera práctica instrumental, despojada de responsabilidades y compromiso esencialmente con los sectores más vulnerables”, agregó, y cerró: “por supuesto que Macri no hubiese descolgado los cuadros (en referencia a lo que hizo Néstor Kirchner) porque para eso hace falta decisión política para transformar, para reparar, para incluir. Y claramente, eso no es el PRO”.

 

Mientras tanto las encuestas continúan difundiéndose, proyectando a Massa como eventual ganador, seguido de cerca por Scioli y con Macri pisándole los talones. Pero claro, según la consultora, los números y las posiciones varían. En calle 6, y tal como lo expresó al micrófono el gobernador, ya se eligió al del PRO como único enemigo, intentando la polarización naranja-amarilla.

 

Boleta única de papel para las PASO
Javier Milei junto a gobernadores en Tucumán.

También te puede interesar