Política

Bahía Blanca: entre balas, trompadas y botellazos, se decide la interna en la UOCRA

Todo comenzó en las últimas horas de la tarde de ayer, cuando un grupo opositor ingresó a la sede de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA) del sur bonaerense. Según indican los medios de la ciudad que maneja Gustavo Bevilacqua, unos 40 integrantes del gremio intentaron tomar el edificio a los tiros.

Los incidentes en uno de los gremios más populares del país se volvieron a reproducir en Bahía Blanca. El eje es una fuerte interna que se percibe en el extremo sur bonaerense, que protagonizaron unas 40 personas que se cruzaron a los balazos, botellazos y trompadas.

 

Como explicaron fuentes policiales, unos 15 móviles llegaron hasta la sede donde detuvieron a unas 44 personas. Además, como trascendió, algunos efectivos de la policía bonaerense resultaron heridos, pero con notoria levedad.

 

“Todo podría haber sido más trágico, no lo quepan dudas. Fue un enfrentamiento muy violento, un escándalo”,  reconoció Rubén Gab, comisario a cargo del operativo, según publica el diario La Nueva Provincia.

 

Para que los problemas no continúen, el espacio oficial de la UOCRA fue derivado a una comisaría diferente que al de los opositores. Oscar Distéfano, dirigente del sindicato, dijo en horas de la mañana que el ala disidente recluta jóvenes como grupo de choque.

 

“Hay ex dirigentes que reclutan menores de 12, 13 años armados, encapuchados y armados. Son delincuentes dirigidos por los que no pudieron acceder a través de las urnas”, admitió Distéfano.

 

Por estas horas se espera una convocatoria del gremio para reclamar “justicia” por lo sucedido.

 

Marcelo Rucci
Ignacio Torres y Facundo Ball.

También te puede interesar