EL IMPACTO DEL REVÉS

Ley ómnibus: el mercado hace su juego de espaldas al ruido político

Ajustó sus expectativas. Sin la ley Bases, la zanahoria es la lluvia de divisas de la cosecha gruesa. Reproche a Toto Caputo por los dólares que no trajo.

La ley ómnibus volvió a foja cero y este miércoles los mercados reaccionaron a la baja. Los números en rojo no causaron sorpresa en los inversionistas de la City, que, si bien vieron el fracaso del proyecto como una muestra de que el Gobierno no logra consenso político, la expectativa está puesta en un listado de hechos que sucederán en los próximos meses. El presidente Javier Milei y el ministro de Economía, Toto Caputo, lanzaron varias señales durante la jornada. Por ahora, no funcionaron.

El dólar blue cerró la rueda con un salto del 2,14% a $1.170. Fue la cotización más apreciada, seguida del dólar Contado Con Liquidación (CCL), que trepó 1,3% a $1.263,84, y el MEP, que sólo saltó un 0,4% y terminó a $1.199,80. La peor parte se la llevaron los ADR (las acciones argentinas que cotizan en Wall Street), que cayeron hasta 10,5% (Grupo Financiero Galicia). Los bancos fueron los más golpeados: el papel del Francés mermó 8,3% y el de Macro, 8%.

Los bonos soberanos en dólares también sufrieron. El desplome más fuerte fue el de Global 2046, con una merma de 4%. Le siguieron el AL35, con un descenso de 3,2%, y el Global 2035, con un rojo de 3,1%. El riesgo país subió 52 puntos básicos y terminó en 2,395 unidades. Este índice mide la confianza de inversionistas a la hora de jugarse por acciones o bonos argentinos: cuanto más alto, más riesgosa resulta la operación.

Con Javier Milei, acciones para arriba

Desde que el economista libertario ganó las elecciones, en noviembre, el mercado de acciones venía en rally alcista. Los bonos, más cautos, y los dólares se dispararon con la devaluación del 13 de diciembre. Operadores consultados por Letra P coincidieron en que la reacción ante el traspié legislativo de Milei fue "un ajuste".

"El mercado venía subiendo mucho por expectativas y necesitaba un poco de toma de ganancias. Después de un revés así, era esperable ver una baja", explicó el experto financiero Christian Buteler.

"La baja de los mercados responde a las dificultades que está enfrentando el Gobierno para impulsar su agenda de reformas, pero el impacto no fue significativo. No es cambio de tendencia, pero probablemente sea el inicio de una etapa de mayor volatilidad", analizó Fernando Baer, de Quantum Finanzas.

Santiago López Alfaro, socio de Delphos Investment, planteó que, en general, el inversor "está mirando el sendero fiscal y monetario, que se está ordenando". "La política tranquilamente puede gobernar sin pasar algunas leyes mientras el orden se mantenga. En los bonos, las malas noticias ya están en precios, no pueden bajar mucho más; para que haya un derrumbe tiene que haber un cambio en los contextos internacionales, que hoy no se ve, o malos resultados fiscales, que se demuestre que no pueden manejar este país sin pasar leyes por el Congreso", aseguró a este medio.

Norte inversionista: dólares que no llegan

Estos días, la City porteña se rige por un escenario de macroeconomía "ordenada" en el que el Banco Central pueda acumular dólares para poder abrir el cepo. "Con Caputo al mando esperábamos que trajera dólares abajo del brazo y eso no pasó", cuestionó una fuente del mercado.

En el listado de números que miran inversionistas como norte están:

  • Cosecha gruesa: en abril ingresará la mayor cantidad de dólares proveniente de la cosecha de soja. La Bolsa de Comercio proyectó ingresos por más de u$s20.000 millones para la soja, u$s8.300 millones para el maíz y u$s2.400 millones para el trigo en la nueva campaña. Hasta entonces, el Gobierno debería aguantar con un crawling peg (microdevaluaciones diarias) del 2% para el dólar oficial y una inflación que trepa a un ritmo del 25% mensual.
  • Orden fiscal: Caputo le prometió al Fondo Monetario Internacional (FMI) un superávit financiero, es decir, después de pagar deuda, del 2% al término de 2024. En los despachos oficiales se conforman con llegar al déficit cero. Tras quitar el capítulo fiscal de la ómnibus y ahora sin ley, el titular de la cartera económica tiene que rehacer cuentas para recrotar 6,2% que dejó en rojo 2023.
  • Inflación: los inversores apuntan a un sendero en descenso, ante la especulación de tener que cubrirse contra el aumento de precios. Una mayor inflación suele derivar en más presión cambiaria.
  • Orden monetario: los mercados siguen atentos el achicamiento de la base monetaria que puso en marcha el titular del Banco Central con la baja de la tasa de interés, la absorción de pasivos remunerados con bonos del Tesoro y la emisión del Bopreal, el instrumento inventado para resolver la deuda comercial

Durante la jornada, Milei y Caputo se encargaron de lanzar señales en ese sentido.

En un video que se difundió de la gira del Presidente por Israel, el jefe de Estado le dijo a empresarios locales que quitaría las restricciones a la compra de dólares a "mitad de año".

milei tuit transferencias 98.jpg

Luego, el titular del Palacio de Hacienda afirmó, en una entrevista previa a la apertura de los mercados, que enero terminó con superávit financiero y que, sin importar la ley ómnibus, haría los recortes más duros para alcanzar el déficit cero. Según ya había advertido semanas atrás, la motosierra pasará por las provincias y las transferencias discrecionales, que el mandatario nacional dijo este miércoles en un tuit que redujo en un 98%., como había adelantado Letra P.

Otra definición del ministro de Economía es que los cambios se verán más adelante. "Tenemos la expectativa de un mejor segundo semestre", dijo.

Javier Milei.
Franco Mogetta, uno de los cordobesistas en el gabinete de Javier Milei. 

También te puede interesar