NUEVO GOBIERNO | EL AJUSTE

Biocombustibles: Javier Milei transforma a Santa Fe en un campo minado

La ley ómnibus cambiaría la norma creada por el kirchnerismo. Juego libre a petroleras y cerealeras. Pymes, acorraladas. Maximiliano Pullaro toma postura.

Santa Fe quedó acorralada por la ley ómnibus en un tema de intereses cruzados: el régimen de biocombustibles. El presidente Javier Milei quiere avanzar en una modificación profunda de la ley actual y pone en problemas a una gran parte de la industria pyme. Del otro lado, las petroleras festejan porque podrían ampliar su negocio y las cerealeras se ilusionan con entrar de lleno en el mercado local, algo que hoy tienen vedado.

El 85% de la industria del biodiesel se ubica en Santa Fe donde pymes, de fuerte capitalización, elaboran para el mercado interno a partir de aceite de soja producto del crushing que hacen las cerealeras que también se encuentran en la provincia. Éstas también tienen capacidad de elaboración del producto final, pero solo tienen permitido exportarlo. Para el mercado interno sólo están habilitadas por un régimen que se activa exclusivamente en momentos críticos de faltante de combustible. El biodiesel pyme es el que compran las petroleras para cortar el gasoil de acuerdo a los cupos establecidos por ley y que la autoridad de aplicación tiene a potestad de incrementar.

En el medio, el gobernador Maximiliano Pullaro tiene un dilema productivo. Junto a su alianza Unidos para Cambiar Santa Fe, la alianza integrada por el radicalismo, el socialismo y el PRO más light, tomó una posición propyme en defensa de la industria local, por más que las cerealeras y aceiteras estén instaladas en territorio provincial. En el balance optan por la industria que vive sólo de eso.

https://publish.twitter.com/oembed?url=https%3A%2F%2Ftwitter.com%2Fmaxipullaro%2Fstatus%2F1740821513178132789&partner=&hide_thread=false

Lo curioso es que defienden una ley impulsada por el kirchnerismo, por el propio Máximo Kirchner, el rossista y actual presidente del bloque de Unión por la Patria, Germán Martínez y el camporista, Marcos Cleri, cuando algunos en su momento miraron de reojo. En la semana Pullaro se reunió con el ministro del Interior, Guillermo Francos, para que no avancen con la modificación sin resultados por el momento aunque sí una promesa de estudio.

Por lo tanto hay varias pujas: el gobierno provincial contra el central; las petroleras reniegan de tener que comprar y cortar sus combustibles fósiles; las cerealeras de no poder fabricar más y vender libremente; y las pymes quieren mantener el esquema vigente desde 2021 que las protege. Con los retoques que porpone Milei a la Ley N°27.640, en la Sección IV – Art. 307-315 de la ley ómnibus, todo cambiaría. Las pymes pasaron a poner el grito en el cielo, las petroleras a festejar y las cerealeras a encender las máquinas.

Las pymes

Las pymes nucleadas en la Cámara de Empresas Pymes Regionales Elaboradoras de Biocombustibles (Cepreb) rechazan las modificaciones con eje los siguientes aspectos del proyecto de ley:

- El Artículo 1 no fija más un plazo determinado para el Marco Regulatorio; actualmente 10 años con una posible prórroga de cinco.

- Entre las funciones de la autoridad de aplicación se eliminan: establecer y modificar los porcentajes de mezcla; garantizar la disponibilidad de los insumos necesarios para la elaboración de los biocombustibles; determinar las asignaciones; determinar y publicar periódicamente los precios. Es decir, una desregularización lisa y llana.

- Abre la posibilidad a la importación de biocombustibles y sus materias primas.

- El nuevo artículo 5 elimina la prohibición de que las empresas que produzcan y/o destilen hidrocarburos (petroleras) tengan participación en empresas de biocombustibles.

- No rige más la restricción de que solo pueden abastecer de biodiesel al mercado interno aquellas empresas que no exporten biodiesel y/o sus insumos principales. Por esto, se le abre la puerta a las aceiteras, y también a las petroleras por la nueva posibilidad de meterse en el negocio.

https://publish.twitter.com/oembed?url=https%3A%2F%2Ftwitter.com%2FCepreb_ok%2Fstatus%2F1740871458170015986&partner=&hide_thread=false

Las cerealeras

La Cámara Argentina de Biocombustibles (Carbio), compuesta por AGD, Bunge, Cargill, Explora (Endriven), Dreyfus, Molinos Río de la Plata, Noble Argentina, Renova, Unitec Bio, marcó postura a través de su presidente, Luis Zubizarreta y bregó por una competencia de distinto tipo de actores.

“Vemos bien la modificación de la ley porque la veníamos pidiendo. Hoy hay un esquema discrecional donde la secretaría de Energía define precios y quién tiene cupos. Se da la situación increíble que las plantas más eficientes están paradas”, sostuvo a Letra P y agregó que “por el bien de la competitividad de la economía y en favor del consumidor debe terminarse este esquema y debemos tener un mercado libre”.

Según entienden en el sector, este esquema sólo beneficia a las pymes. “En todos los países serios hay un mercado de escala, con mucha competencia, y ese es el secreto de la economía moderna. Sin excluir absolutamente a nadie”, acentuó.

El gobernador Maximiliano Pullaro y Guillermo Francos, ministro del Interior de Javier Milei
quienes ponen fichas en el tablero de los biocombustibles

También te puede interesar