El nuevo gobierno

Alberto Weretilneck y María Emilia Soria, unidos por el espanto a Javier Milei

El gobernador de Río Negro visitó General Roca e invitó a la intendenta a un acto. Promesa de foto en el despacho municipal. Aguinaldo, sin fecha.

La motosierra del presidente Javier Milei, que ya impacta en las arcas provinciales, abre un escenario político inédito en Río Negro. Enemigos acérrimos de antaño enterraron diferencias para demostrar que, ante el ajuste ideado por el ultraderechista, están en el mismo barco para defender al Estado. Eso se vio este sábado en General Roca, con la amistosa foto que compartieron el gobernador Alberto Weretilneck y la intendenta María Emilia Soria, heredera de un linaje político emblema en el justicialismo. Lo que se dice pasado crispado, temporalmente pisado.

En el acto en el que se puso en gestión al nuevo director del Servicio Penitenciario rionegrino, la política tuvo un encuentro de alto impacto. Weretilneck y Emilia Soria dieron inicio a un nuevo tiempo en la relación que promueve una variable en el mapa local. Del anuncio de "oposición responsable" que hizo José Luis Berros, jefe de la bancada Vamos Con Todos en la Legislatura rionegrina, a los saludos respetuosos en el fortín peronista este fin de semana se trasluce la defensa de lo público ante la avanzada libertaria.

Con la promesa de una visita al despacho municipal que supo resguardar a Carlos Soria, compañero de fórmula en 2011, Weretilneck incentivará en los próximos días el deshielo entre el municipio de Roca y la provincia.

image.png
Unidos por el espanto (a Milei). Alberto Weretilneck visitó General Roca.

Unidos por el espanto (a Milei). Alberto Weretilneck visitó General Roca.

“Conversamos de la situación nacional y los municipios, de la compleja realidad económica. Quedamos que en el transcurso de la semana comenzaremos esta etapa en el marco del diálogo”, deslizó el gobernador, apenas terminó el acto que convocó a buena parte de la dirigencia roquense en una dependencia provincial.

El reseteo del peronismo patagónico, incluye al denominado sorismo en el PJ. Como explicó Letra P, Weretilneck se hizo del tercer mandato en alianza con el justicialismo K que encarna el senador Martín Doñate y el radicalismo, pero el nuevo tiempo redistribuyó las fuerzas en un gabinete pintado de verde. En el ámbito parlamentario, Juntos Somos Río Negro bendijo como interlocutor al legislador Pedro Dantas e hizo desplomar las acciones de La Cámpora local. Alejado del sector kirchnerista, el jefe provincial construye gobernabilidad ante la necesidad de acuerdos. La muestra perfecta la dio con la más joven de los Soria.

Si bien se justificó en el marco de la institucionalidad, ambos encaran mandatos atravesados por la incertidumbre que genera la política económica de Milei. Roca, por peso electoral, es un distrito de notable influencia política y es el segundo en densidad poblacional detrás de San Carlos de Bariloche. Con esta localidad, más la lacustre y Cipolletti, se concentra el núcleo de votantes que dirimen cualquier elección rionegrina. El cuidado de la paz social es clave ante la promesa de tensión inminente con organizaciones o sindicatos díscolos.

Números en rojo

La agenda de los gobernadores, que esta semana viajarán a la Ciudad de Buenos Aires, incluye preocupaciones del patagónico. Por decantación se refirió al temor generalizado por la parálisis de la obra pública, decisión que impacta directamente en el flujo de dinero en la región.

“Si bien la idea era analizar exclusivamente el tema de Ganancias y sus impactos en las provincias, a medida que fue transcurriendo la reunión, empezaron a aparecer otros temas de preocupación de los gobernadores, como el parálisis de la obra pública, el fondo de financiamiento de la ANSES para el año que viene por los vencimientos, el Presupuesto nacional 2024, y empezó a plantearse desde la óptica de cada una de las regiones del país las preocupaciones que teníamos cada una”, contó sobre el llamado a los representantes de las provincias.

image.png
Diálogo. La promesa entre María Emilia Soria y Alberto Weretilneck.

Diálogo. La promesa entre María Emilia Soria y Alberto Weretilneck.

Otro tema que lo desvela es el pago de salarios y medio aguinaldo. Eso, dedujo, está en veremos. “Estamos muy complicados, vamos a intentar esta semana definir una fecha del pago de aguinaldo. No tenemos los recursos, vamos a intentar conseguir esos fondos para, al menos, garantizar una parte antes de las fiestas”, respondió a la consulta de Letra P sobre el tema.

Temerosos por la inevitable protesta social, atentos al rumbo económico, Weretilneck y Emilia Soria firman un pacto de no agresión. El rumbo nacional definirá la duración del acuerdo.

Alberto Weretilneck y Pedro Dantas, una sociedad que se consolida en Río Negro.
weretilneck gobernador, entre una reforma estatal y el paradigma minero

También te puede interesar