X
Dato importante: la gobernadora eligió a un peronista para reemplazar a Salvai en el Ministerio de Gobierno. Le confía la relación con los intendentes.
Redacción 10/11/2016 03:30 PM

Joaquín De la Torre, actual ministro de Producción, pasará a ocupar el ministerio de Gobierno, que deja vacante Federico Salvai -futuro jefe de Gabinete-. De esta forma fortalecerá su trabajo como armador político, pensando exclusivamente en las elecciones Legislativas del año que viene: su relación con los intendentes y su capacidad de diálogo para entablar reuniones con peronistas será clave como parte de la estrategia de Cambiemos.

Dentro de esta decisión de la gobernadora María Eugenia Vidal de volver al esquema de su antecesor Daniel Scioli -en donde la estrella era el hoy investigado por corrupción ex jefe de Gabinete, Alberto Pérez-, De la Torre pasará a ocupar un rol clave pensando en la campaña electoral de la provincia de Buenos Aires, para las elecciones de medio término.

Federico Salvai adquirirá aún más poder, confirmando su lugar preponderante dentro del gabinete, como brazo derecho de Vidal, y si bien no era su función primordial, ahora se sacará de encima una tarea que hasta el día de hoy lleva adelante el subsecretario de Asuntos Municipales, Alex Campbell, que es la de viajar por toda la provincia para atender y gestionar las soluciones de los reclamos de los intendentes.

En ese rol, Vidal quiere ubicar a De la Torre. El ex intendente de San Miguel tiene una muy buena relación con Campbell, se conocen de antes y eso hace que se imaginen trabajando en conjunto. Pero la gobernadora buscar explotar al máximo la muñeca política que tiene el ex massista, que llegó a Cambiemos con la misión de encabezar "la pata peronista". La tarea era la de dialogar con los intendentes peronistas. La excusa, comandar el ministerio de Producción -que manejaba el único radical del gabinete, Jorge Elustondo-.

De la Torre asumió como intendente de San Miguel en el año 2007 por el Frente para la Victoria, fue reelecto 4 años más tarde de la mano de Sergio Massa y el Frente Renovador, y hace menos de medio año se se pasó a Cambiemos. Su desembarco fue una fuerte señal de lo que ya estaba armando la mandataria provincial de cara al año que viene. Fue una jugada fuerte, sobre todo teniendo en cuenta que el funcionario desplazado es el único radical que había logrado un ministerio, tras la negociación del vicegobernador Daniel Salvador con el PRO, que tantos reproches le costó por parte de la UCR.

"Creo que va a haber más pases de intendentes a Cambiemos", le dijo en aquel momento De la Torre a Letra P, quien luego fue protagonizando distintas recorridas con jefes comunales del peronismo. Ahora los va a ver con más asiduidad, siempre pensando en el armado de cara a las Legislativas. Todavía no está definido quién se queda con Producción. Suena Agustín O´Reilly, actual subsecretario de Industria de esa cartera.

De la Torre, de extranjero en Cambiemos a operador político de Vidal

Dato importante: la gobernadora eligió a un peronista para reemplazar a Salvai en el Ministerio de Gobierno. Le confía la relación con los intendentes.

Joaquín De la Torre, actual ministro de Producción, pasará a ocupar el ministerio de Gobierno, que deja vacante Federico Salvai -futuro jefe de Gabinete-. De esta forma fortalecerá su trabajo como armador político, pensando exclusivamente en las elecciones Legislativas del año que viene: su relación con los intendentes y su capacidad de diálogo para entablar reuniones con peronistas será clave como parte de la estrategia de Cambiemos.

Dentro de esta decisión de la gobernadora María Eugenia Vidal de volver al esquema de su antecesor Daniel Scioli -en donde la estrella era el hoy investigado por corrupción ex jefe de Gabinete, Alberto Pérez-, De la Torre pasará a ocupar un rol clave pensando en la campaña electoral de la provincia de Buenos Aires, para las elecciones de medio término.

Federico Salvai adquirirá aún más poder, confirmando su lugar preponderante dentro del gabinete, como brazo derecho de Vidal, y si bien no era su función primordial, ahora se sacará de encima una tarea que hasta el día de hoy lleva adelante el subsecretario de Asuntos Municipales, Alex Campbell, que es la de viajar por toda la provincia para atender y gestionar las soluciones de los reclamos de los intendentes.

En ese rol, Vidal quiere ubicar a De la Torre. El ex intendente de San Miguel tiene una muy buena relación con Campbell, se conocen de antes y eso hace que se imaginen trabajando en conjunto. Pero la gobernadora buscar explotar al máximo la muñeca política que tiene el ex massista, que llegó a Cambiemos con la misión de encabezar "la pata peronista". La tarea era la de dialogar con los intendentes peronistas. La excusa, comandar el ministerio de Producción -que manejaba el único radical del gabinete, Jorge Elustondo-.

De la Torre asumió como intendente de San Miguel en el año 2007 por el Frente para la Victoria, fue reelecto 4 años más tarde de la mano de Sergio Massa y el Frente Renovador, y hace menos de medio año se se pasó a Cambiemos. Su desembarco fue una fuerte señal de lo que ya estaba armando la mandataria provincial de cara al año que viene. Fue una jugada fuerte, sobre todo teniendo en cuenta que el funcionario desplazado es el único radical que había logrado un ministerio, tras la negociación del vicegobernador Daniel Salvador con el PRO, que tantos reproches le costó por parte de la UCR.

"Creo que va a haber más pases de intendentes a Cambiemos", le dijo en aquel momento De la Torre a Letra P, quien luego fue protagonizando distintas recorridas con jefes comunales del peronismo. Ahora los va a ver con más asiduidad, siempre pensando en el armado de cara a las Legislativas. Todavía no está definido quién se queda con Producción. Suena Agustín O´Reilly, actual subsecretario de Industria de esa cartera.