el otro lado del paro general

Faijá, Prieto & "Bichoski", los tres dueños de los colectivos del AMBA

Reciben miles de millones de pesos mensuales a través de un sistema desquiciado por la sobredimensión de subsidios. En esta nota de 2023, los perfiles.

El Grupo DOTA, el Grupo Metropol y el Grupo Prieto (GEP) concentran y manejan la mayor parte de la operación del transporte urbano de pasajeros en el AMBA y, proporcionalmente, reciben la mayor cantidad de los casi $50.000 millones en subsidios que reparte el Gobierno mensualmente. Son la punta del iceberg de sociedades anónimas y uniones de empresas que manejan la operatoria del transporte en la región metropolitana y en varias provincias.

Para que no queden varadas 3,8 millones de personas, el Gobierno transfiere una fortuna mensual a entramados societarios que, al mismo tiempo que reclaman más subsidios o que les dejen aumentar la tarifa, no paran de crecer. Incluso, algunos se diversificaron en rubros asociados, como la fabricación de colectivos, concesionarias y servicios de transporte en Chile; pero también en algunos tan disímiles como servicios financieros, inversiones agroindustriales, equipos de rally y compañías de seguros, entre otros.

El ministro de Economía y precandidato presidencial de Unión por la Patria, Sergio Massa, los describió como “los parásitos del Estado”. Los subsidios explican casi el 90% del sistema: el resto es la recaudación de la SUBE. Un despropósito muy difícil de desentrañar, coinciden especialistas, que deja al Estado en manos del empresariado y a este dependiente del Estado producto de "insistir en congelar la tarifa”.

Cómo es el negocio

Los grupos empresarios advierten que el esquema actual del negocio del transporte público es inviable. Admiten, también, que años atrás los subsidios “rendían mejor”. Sobre todo en líneas que tienen “buen piso” (muchos pasajeros en el recorrido) y un gerenciamiento prolijo. La inflación destruyó las ecuaciones y fue el detonante de la crisis actual del sistema.

El negocio, en junio -explicado por un empresario de los grandes- se detalla así: cada ómnibus recibe por todo concepto $ 2,8 millones por mes, que se invierten en: 1,6 millones para choferes, $ 800.000 gasoil y $ 100.000 de seguros. Quedan $300 mil por unidad para el resto de la gestión: mantenimiento total, pagos profesionales, estructura edilicia, etc, “Te estás comiendo la ganancia de $ 500 mil pesos y el costo de renovación de la unidad, que es de $1,2 millones. Por eso Cristina Fernández de Kirchner dijo que el boleto debería estar a $500”, explicó un empresario colectivero. La cuenta que hacen es que el boleto siempre costó igual que un café.

"El señor Faijá"

"Hay un señor Faijá", identificó el ministro de Economía a uno de los empresarios del transporte que calificó de "parásitos" el viernes 7 de julio en medio de un lockout patronal por el que los acusó de "tomar de rehenes a los pasajeros". Los hermanos José y Ángel Faijá son los dueños del Grupo DOTA. José es el presidente y el vice es Luis Rodríguez. Ambos tienen como socios a sus hijos y a un primo, José Santoli. Son 12 familias con una participación parecida en la sociedad. Es abogado de la empresa Marcelo Testoni, subsecretario de Transporte de la gestión de Carlos Ruckauf-Felipe Solá en la provincia de Buenos Aires.

DOTA es el jugador más grande. Se definen como “colectiveros de oficio". "La que ganamos, la invertimos en colectivos”, dicen. La descripción funciona también para diferenciarse del misionero Grupo Zbikoski, que diversificó sus inversiones.

faijá.jpg
Los hermanos José y Ángel Faijá son los dueños del Grupo DOTA, el más grande.

Los hermanos José y Ángel Faijá son los dueños del Grupo DOTA, el más grande.

Según información del propio grupo, DOTA participa y opera en 68 líneas-empresas con más de 160 recorridos propios. Tiene 12 mil personas empleadas y recauda $12 mil millones por mes entre subsidios (90%) y venta de boletos (10%).

DOTA comenzó operando la línea 28 (Retiro-Puente La Noria), luego compró la 44 (Pompeya) y con la empresa 132, Nuevos Rumbos, conformaron NUDO y tomaron escala. Compran empresas y comparten el gerenciamiento. El salto cualitativo lo dio con dos inversiones: la aseguradora Argos y la alianza con la fábrica de chasis para colectivos de Brasil, Agrale.

Los Faijá también son dueños de la carrocera Todo Bus. Así se autoabastecen de unidades y también venden a otras líneas el 5% de su producción. Antes, DOTA le compraba a la fábrica nacional El Detalle, que quebró en 2006. Quisieron comprar chasis a Mercedes Benz, pero no se pusieron de acuerdo con Héctor Prieto, otro de los pulpos del mercado del transporte público del AMBAque monopolizaba el mercado en ese momento. Allí nació una rivalidad que merece un capítulo aparte.

El holding Prieto

Otro protagonista del negocio del transporte es justamente Héctor Prieto, cabeza del Grupo Empresario Prieto (GEP), un conglomerado de 20 empresas que maneja la familia, con sus tres hijas: Mara, Miriam y María Soledad. Son representantes directos de Mercedes Benz en la Argentina con la concesionaria Colcar, que vende los chasis Mercedes que carrozan con su empresa NuovoBus (Hepricar), donde es socio Martín Capizzi. La venta de colectivos Mercedes, que tienen cerca del 70% del mercado, les permite ingresar como accionistas a las empresas.

https://publish.twitter.com/oembed?url=https%3A%2F%2Ftwitter.com%2FElExpresoTv%2Fstatus%2F1562814989362405378%3Fs%3D20&partner=&hide_thread=false

También son los dueños de la empresa La Perlita de Moreno con participación de la familia Mesa, que tiene 45 recorridos, y de la empresa Expreso del Oeste (EDO). Suman más de 600 colectivos. Se estructuran en tres principales clusters: comercial, inmobiliario-financiero y agroganadero. Según se definen en la web del hólding, entre sus firmas se cuentan Colcar–Córdoba, Colgas, ColService SA, Buses Usados, Colboat, Nuevobus, Marysud, Transcol y El Huayco SA.

"Bichoski", de Misiones a Buenos Aires

Los tres hermanos Zbikoski son los hijos de "Cacho" Valois Zbikoski, conocidos como el Grupo Z, muy relevante en la provincia de Misiones. La muerte de Cacho los separó, están peleados y conformaron dos grupos distintos. Alejandro Zbikoski tiene el 80% del transporte urbano de la zona metropolitana de Posadas con la empresa Don Casimiro (el abuelo Zbikoski). Tiene la concesión del servicio del tren binacional Garupá Encarnación. En el AMBA, opera la línea Misión Buenos Aires que le compró a los hermanos Claudio y Mario Cirigliano. También parte del Grupo Plaza y seis líneas de colectivos urbanos.

metropol.jpg
Los hermanos Sbikoski invirtieron 25 millones de dólares en un proyecto agrícola exportador de nueces en Mendoza.

Los hermanos Sbikoski invirtieron 25 millones de dólares en un proyecto agrícola exportador de nueces en Mendoza.

Los otros dos hermanos, Eduardo y Javier Zbikoski conformaron en 2015 el Grupo La Nueva Metropol. Los misioneros “que vienen a conquistar Buenos Aires con una Rosa roja en la mano”. Operan líneas de media y larga distancia. Tienen 1500 unidades, 27 empresas de colectivos, ocupan 4500 personas en el AMBA, Cuyo y Litoral y reciben más $ 5.000 millones en subsidios por mes. La primera línea que compraron fue la 65. Después se quedaron con Chevallier.

Hay un consenso acerca de que los misioneros “buscan un gerenciamiento profesional”. En 2023 se hicieron trasnacionales y operan parte de la red metropolitana de movilidad de Santiago de Chile, donde anunciaron 3.500 puestos de trabajo. En Misiones, por la herencia de Zbikoski, tienen el concesionario oficial de Toyota en las ciudades de Posadas, El Dorado y Oberá. También tienen en desarrollo una fintech cuyo producto es la tarjeta Tenela, un sistema de créditos personales online. En 2021 inauguraron un Centro de Reparación de Carrocerías (CRC) en José León Suárez.

Massa los apuntó especialmente, incluso los mencionó como “Bichoski” y dijo “el amarillo”. El ministro de Transporte bonaerense, Jorge D'Onofrio, agregó que las lunetas traseras de sus micros estaban ploteadas con las fotos de candidatos de Juntos por el Cambio. En la empresa afirmaron: “no hay publicidad política en nuestras unidades”.

La última inversión de los hermanos Zbikoski fue en Mendoza, con su firma QNuts, por un total de 25 millones de dólares en un proyecto agrícola exportador de nueces.

Mercedes vs. Agrale, la otra pelea

La rivalidad entre Faijá y Prieto remite se traduce en la pelea entre Colcar-Mercedes-Nuovobus versus DOTA-Agrale-Megacar-TodoBus y es parte importante del conflicto cíclico del transporte. Massa lo señaló: “Dos grupos empresarios que toman de rehenes a los trabajadores para discutir el sistema de compra de carrocería y pretenden que el Estado les garantice la rentabilidad".

Una foto perfecta de esa disputa se dio en 2019 con el conflicto de la quiebra de la empresa Expreso Lomas que duró siete meses y que pujaron DOTA con Agrale contra Prieto con Mercedes. Salieron empatados.

Cuando el Gobierno, en busca de renovar el parque de colectivos, otorgó préstamos subsidiados para la compra de unidades, los empresarios accedieron a créditos para pagar los colectivos que ellos mismos fabrican para sus propias empresas, un full win-win. El mercado que disputan es una de las flotas de transporte público más grande del mundo.

Otra arista de la puja se desarrolla en el ámbito gremial. DOTA tiene un acercamiento “nunca reconocido por las partes” con la agrupación disidente “Juan Manuel Palacios” del gremio de los choferes de colectivos, la UTA. Liderada por el moyanista Miguel Bustinduy, le disputa el poder a Roberto Fernández, el histórico secretario general del sindicato. Como contrapartida, el Gallego tiene su corazón y “la víscera más sensible” cerca de Mercedes Benz.

Foro de intendentes PRO en Olavarría.
malestar en las provincias: gobernadores piden la renuncia de gabriela cerruti

También te puede interesar