SANTA FE

Silvina Frana se despega de la deuda de la obra pública y enfoca en la campaña

La ministra de Infraestructura quedó sin poder de fuego para darle solución a las contratistas. Omar Perotti y el ministro de Economía concentran las decisiones. Pusineri, nuevo vocero.

La problemática de la obra pública santafesina, que tensiona con el sector privado por deudas y genera la ralentización de proyectos, tuvo un movimiento político en medio de la búsqueda, esquiva por ahora, de una solución. La ministra de Infraestructura, Servicios Públicos y Hábitat, Silvina Frana, quedó fuera del abordaje del resbaloso tema y la definición se centra en lo que dispongan el gobernador Omar Perotti y el ministro de Economía, Walter Agosto, guardián de los números provinciales. Sin poder de decisión y con el inicio de la campaña como precandidata a vicegobernadora de Marcelo Lewandowski, la ministra se despega del asunto.

Por un lado no quiere pagar el costo de las decisiones que ya le exceden y que ahora esperan en la mesa chica del gobernador. "La definición la tiene Omar, ya no puede hacer nada Silvina", dijeron a este medio en el gobierno. Durante varios meses se involucró como interlocutora y trató de dar respuestas a las contratistas que comenzaron a mostrar inquietud por los retrasos en los pagos. Sin embargo, sus respuestas no fueron suficientes y las propias contratistas hicieron fuerza por definiciones de Perotti.

“Ya puso la cara, ahora la sobrepasa el tema”, explicaron en el gobierno provincial, una fuente al tanto de la cuestión. Lo cierto es que desde que se registraron problemas de pago con certificados adeudados de diciembre, enero y febrero, que se van cancelando de a poco, la ministra no pudo dar una solución. Ahora se focalizará en la campaña que emprendió junto con Lewandowski evitando pagar los platos rotos de las obras frenadas y de una situación que no sólo no logró solución sino que puede escalar.

https://twitter.com/JuanPusineri/status/1665844058386837505

Cambio de vocero

Este lunes el tema lo tomó públicamente el ministro de Trabajo, Juan Manuel Pusineri, quien ante el malestar que empieza a emerger por parte de la UOCRA por algunos despidos y un futuro incierto, fue designado para hablar ante la prensa y ocupar el lugar que antes tenía Frana. De hecho, fue el representante del gobierno en una reunión que hubo con la Cámara de la Construcción delegación Rosario y Santa Fe.

La estrategia fue de doble contraste. Por un lado, recordó en contacto con Letra P que el gobierno de Miguel Lifschitz “dejó de pagar en junio de 2019 y les dijo a las empresas que sigan y sigan”. “En cambio, nosotros estamos hablando con las empresas para darle un horizonte, tratando de armar un perfil de pago porque queremos cancelar las deudas y que las obras no se detengan”.

En ronda de prensa agregó: “Tengo que citar un antecedente: cuando asumimos el gobierno nos encontramos con una deuda importantísima que dejó el anterior gobierno con las constructoras. Esta deuda no sólo fue cancelada, sino que además se puso en marcha un ambicioso plan”.

La obra pública se ralentizó porque no cierran los números provinciales a la gestión Perotti
El ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, recorre obras con el titular de Vialidad Nacional, Gustavo Arrieta.

Las Más Leídas

También te puede interesar