CONGRESO

Victoria Villarruel negocia con la oposición dialoguista para congelar el decretazo en comisión

La bicameral se conforma este jueves. Por idea de la vice, la Libertad Avanza pedirá tratar primero los DNU más antiguos. Definen la UCR, Espínola y Massot.

La vicepresidenta no oculta su preocupación por el escenario adverso en el Senado, donde hay una mayoría dispuesta a rechazar el decretazo. Si ambas Cámaras lo votan en contra, queda anulado. Con ese dato, Unión por la Patria pidió tres sesiones especiales y la vice las ignoró. La última es para el próximo viernes a las 14, cuatro horas después de la sesión preparatoria convocada para elegir autoridades.

Pisar el decretazo

La bicameral de trámite legislativo tiene 16 miembros: seis de UP y tres de LLA, que necesita aliarse a los demás bloques opositores para reunir una mayoría; la UCR y el PRO tienen dos votos cada uno y completan la integración Romero, Espínola y el diputado Nicolás Massot (HCF). Romero tratará de reunir a los diez no peronistas antes de la sesión constitutiva del jueves para proponerles seguir el juego de Villarruel, que es demorar el debate pidiendo tratar primero los DNU de los gobiernos anteriores.

Juan carlos Romero
Juan Carlos Romero, senador de Cambia Federal, decisivo en el debate del decretazo.

Juan Carlos Romero, senador de Cambia Federal, decisivo en el debate del decretazo.

Hay en carpeta 102 firmados por Alberto Fernández, 64 de Mauricio Macri y 11 de Cristina Fernández de Kirchner, ocho de la primera gestión y tres de la segunda. Nunca se pusieron en consideración por negligencia de la bicameral, siguieron vigentes, pero pueden ser anulados si el Congreso así lo define.

En el PRO están dispuestos a acompañar la estrategia de Villarruel-Romero, mientras que entre los líderes de la UCR hay entusiasmo con estirar el debate, aunque sin quedar acusados como cómplices del Gobierno o del kirchnerismo. Nada fácil. Los representantes radicales en la comisión son el diputado Francisco Monti y el senador Víctor Zimmermann, quienes hasta el cierre de esta nota no habían fijado una estrategia común, pero coincidían en que lo mejor es no apurar una votación.

Dialoguistas del Congreso

Una alternativa que evalúan en la UCR es tratar sólo algunos DNU de la gestión de Fernández para no demorar tanto la discusión del 70/23. Cuando llegue el momento, Zimmermann es partidario de estudiarlo por capítulos con la visita de funcionarios, mientras que Monti no descarta aprobarlo o ayudar con una abstención. Coincide con algunos temas como la derogación de la ley de alquileres o la liberación del espacio aéreo.

Otra divergencia en la UCR es sobre las autoridades de la comisión. En LLA creen tener un acuerdo para que la presida el senador oficialista Juan Carlos Pagotto, pero hay sectores rebeldes del radicalismo que no quieren votarlo y promueven a Zimmermann, quien ya desistió de ese lugar. El debate seguirá en la mañana del jueves.

Massot no está convencido de ser cómplice de LLA. Hasta el cierre de esta nota, preveía pedir que el 70/23 se trate en simultáneo con el resto de los decretos, porque considera que podría quedar expuesto como socio fijo del Gobierno si se exhiben estirando el tiempo para debatir medidas caducas, como el uso de barbijos. El otro voto decisivo es el de Espínola, quien se mostró colaborativo con Villarruel, aunque también fue crítico del decretazo. Su compañero de bloque, Edgardo Kueider, está decidido a votarlo en contra.

El viernes de Villarruel

Unión por la Patria exigirá tratar el DNU 70/23 en el recinto. Considera que la ley 26.122 es clara: si pasaron diez días hábiles sin que fuera dictaminado, las Cámaras deben abocarse a debatirlo. Ese será el planteo en la reunión de comisión: que ya no tiene sentido dictaminar decretos viejos.

El viernes, el peronismo reclamará debatir el decretazo durante la sesión preparatoria que habrá a las 10 horas. Para prevenirse, Villarruel reunió este jueves a los jefes de bloque Ezequiel Atauche (La Libertad Avanza), Eduardo Vischi (UCR), Luis Juez (PRO) y Espínola (Unidad Federal). Acordaron una reunión de labor parlamentaria este jueves a las 17 horas para fijar condiciones.

"En la sesión preparatoria sólo se ratifican autoridades. Si quieren sumar un tema, necesitan dos tercios", fue la planteo de la vice. En LLA confirmaron a Letra P que seguirán sin convocar a sesión para debatir el decretazo, ni siquiera cuando se inicie el período ordinario. "La fecha y el día lo elegirá la vicepresidenta", insisten. Antes, necesitan la complicidad de la oposición dialoguista. Nada fácil.

el sinuoso juego de villarruel
Victoria Villarruel, quiere evitar que el Senado rechace el decretazo. 

También te puede interesar