LIBERTARIOS VS. FEDERALES

Rodrigo de Loredo se monta al discurso de Javier Milei para la pelea de pago chico con Martín Llaryora

El diputado se metió en la batalla por fondos entre el gobernador y el Presidente. Perfil provincial, palos a la gestión y la disputa por el liderazgo opositor.

“Antes de que el Presidente lo llame, sugiero que sea usted el que pida disculpas por arriesgar los destinos de Córdoba en su juego político nacional”, dice De Loredo en un mensaje que difundió a través de sus redes sociales y con el que se vuelve a meter de lleno en la discusión con el peronismo mediterráneo.

Más allá del temario coyuntural, la aparición parece estar destinada a garantizar dos objetivos que concentran en la vida política de la provincia. El primero es posicionarse como un claro opositor a la gestión de Llaryora y proyectarse desde ese lugar como el líder de un armado en el que también viene levantando cabeza Luis Juez.

La balanza de Rodrigo De Loredo

Intentando balancear su doble rol opositor, el diputado cuestiona el tijeretazo en los subsidios al transporte, pero advierte, en coincidencia con los libertarios, que la decisión que priva a Córdoba de 20 mil millones de pesos al año podrían recuperarse con la reasignación de partidas presupuestarias.

De Loredo también cuestiona el uso del avión sanitario para los viajes que Llaryora realiza a la ciudad de Buenos Aires y se sube al discurso libertario y enumera medios y programas específicos que considera parte del esquema “armado” por el llaryorismo. A diferencia del mandatario nacional, vale aclararlo, exceptúa a los trabajadores y pone el ojo las productoras, que elige no mencionar.

En el llaryorismo, donde ya advirtieron que no se subirán a la pelea que propone el Presidente y, ahora, la oposición cordobesa, ya explicaron que los montos que se difunden en torno a los gastos en difusión corresponden al presupuesto y no a la ejecución, y “representa el 0,5% del gasto total estimado para el 2024”.

El transporte en Córdoba

El mensaje de De Loredo aparece horas después de que la Municipalidad de Córdoba oficializará una suba del boleto del transporte urbano, tras la eliminación del Fondo Compensador a través del cual la Nación subsidiaba una parte del costo del sistema en las provincias.

“El subsidio nacional es de 130 pesos por boleto y los pícaros aumentan de 340 a 700 una tarifa que puede y debe mantenerse en 340”, asegura De Loredo, que fue candidato a intendente en la elección que finalmente quedó en manos de Daniel Passerini. La situación del sistema de transporte es uno de los temas recurrentes en los debates electorales de la capital provincial.

Embed

Ahondando en ese plano, el radical considera que el aumento “va a significar la destrucción del transporte público” y avanza con las críticas al peronismo mediterráneo respecto a las políticas generales que se tomaron en los últimos años, en los que Llaryora llevaba las riendas de la Municipalidad.

“No tomaron ni siquiera la precaución de tener la SUBE para recibir los beneficios de la Nación, como hizo Río Tercero”, dijo al poner el valor la gestión de uno de los referentes políticos de su espacio en el interior provincial, Marcos Ferrer.

"Martín Llaryora busca cambiar de culpable"

De Loredo también se mete en la discusión salarial docente y acusa al llaryorismo de “querer cambiar de culpable” a la hora de plantear el debate.

“Ustedes saben muy bien que no les cumple el acuerdo paritario que firmó en campaña y que, además, ya les ajustó la jubilación”, dice el radical que avanza y cuestiona el rol de Llaryora en el tratamiento de la ley ómnibus. Lo acusa de forzar una alianza con Axel Kicillof para “extorsionar” y lograr la coparticipación del Impuesto PAIS.

“Los diputados del peronismo de Córdoba terminaron votando en contra de todo, incluso de delegaciones y emergencias mucho menores que las que el gobernador tuvo cuando gobernó la ciudad”, dice contradiciendo una lectura del oficialismo provincial que entiende que le brindó a Milei las herramientas básicas para llevar adelante su plan de gobierno.

Para De Loredo tampoco fue importante el rol del Partido Córdobés a la hora de dar de evitar la suba de retenciones, discusión en la que resalta el rol de Luis Picat, otro de sus laderos en el armado provincial. “¿Ustedes creen que cuatro o cinco diputados que tiene el PJ de Córdoba se logra algo así?”, lanza a modo de chicana.

Rodrigo de Loredo, por ahora sólo con juego nacional. 
Rubén Dagum es el nuevo presidente del Foro de Intendentes Radicales de Córdoba. 

También te puede interesar