GOBIERNO | LA PROTESTA

Por qué el gobierno de Javier Milei dice que puede descontarles el día de paro a los estatales

El anuncio de Adorni para sancionar a quienes adhieran a la medida abrió el debate. Usos, costumbres y el vacío legal que habilita las dos bibliotecas.

“El salario es una contraprestación y quien no trabaje, es razonable que no cobre”, sostuvo el vocero presidencial, Manuel Adorni, durante la conferencia de prensa que ofreció este jueves en referencia al descuento que, según anunció, aplicará el gobierno del presidente Javier Milei a trabajadores y trabajadoras estatales que adhieran al paro general que se llevará a cabo el próximo 24 de enero. La decisión oficial generó una polémica que, según diferentes especialistas consultados por Letra P, se genera por el vacío legal que habilita a fundamentar ambas posturas. ¿Es constitucional o no?

Amén de las posturas partidarias y las ideologías políticas, el derecho a huelga tiene su fundamento en la Constitución Nacional, siempre y cuando la medida sea convocada por gremios avalados ante el Ministerio de Trabajo –en este caso, secretaría-. Quienes adhieran a la medida de fuerza no deberán recibir ninguna sanción, mientras el ente gubernamental no considere el paro como ilegal.

https://publish.twitter.com/oembed?url=https%3A%2F%2Ftwitter.com%2Fhectordaer%2Fstatus%2F1745148252847042613&partner=&hide_thread=false

Consultada por Letra P, una docente en derecho constitucional explicó que “el derecho de huelga es reconocido a los gremios, por eso la CGT y las asociaciones sindicales son las que convocan al paro”. “El derecho a huelga, como paralización del trabajo, implica el cese o interrupción de tareas en reclamo de algún derecho laboral. El ejercicio de ese derecho carece de ilicitud, porque implica una modalidad extrema pero legítima para la defensa de los derechos laborales”, amplió. Sin embargo, nada dice la Constitución ni la ley de contrato de trabajo sobre el descuento o no de la jornada a quien participe de la medida de fuerza.

En ese sentido, la abogada afirmó que “lo que el Estado puede hacer es reglamentar, a través de una ley, cómo se va a llevar adelante la huelga, pero no impedirla”. Es decir, si habilita o no a que se corten servicios esenciales o si permite la libre circulación en las calles. Para que la huelga sea legal debe llevarla a cabo un gremio o asociación reconocida por la cartera laboral, siempre en asociaciones colectivas y nunca de manera individual.

https://publish.twitter.com/oembed?url=https%3A%2F%2Ftwitter.com%2FCachorroGodoy%2Fstatus%2F1747657302449029575&partner=&hide_thread=false

Otro reconocido abogado constitucionalista le señaló a este medio que “no hay norma legal que impida a la patronal, ya sea el Estado o los privados, descontar la jornada a un trabajador que realice una huelga”. La postura se apoya en fallos de la Corte Suprema de Justicia de la década del 60 del siglo pasado que avalaron las quitas porcentuales al salario, aunque estas sucedieron sin la incidencia de los tratados internacionales. Sin embargo, la fuente admitió que "descontar el día de paro está en contra del derecho a huelga desde el punto de vista de la libertad sindical, pero no en el plano del contrato de trabajo".

En una postura distinta, un hombre con largo recorrido en el derecho constitucional consultado por Letra P explicó que “los conflictos colectivos de trabajo tienen múltiples formas y expresiones. Una clasificación posible de la huelga es defensiva u ofensiva”.

https://publish.twitter.com/oembed?url=https%3A%2F%2Ftwitter.com%2FLetra_P%2Fstatus%2F1748020061061660836&partner=&hide_thread=false

En esa línea, al ser convocada por los gremios estatales, fundamentados en la caída del salario y el envío al Congreso de un proyecto de ley que ataca fuertemente el derecho a la estabilidad del empleo, el paro encabezado por la CGT para el próximo miércoles se ubica en lo que los especialistas denominan como defensiva. “Uno puede entender que el empleador está empujando a los trabajadores a tomar la medida, es una reacción cuya responsabilidad es del empleador”, sostuvo el abogado.

“En ese caso se cuestiona que, siendo responsabilidad del empleador la medida, pueda además descontar el día de huelga”, añadió.

Un elemento que prueba la existencia de dos bibliotecas se trasluce en los acuerdos de partes que muchas veces se suceden tras un conflicto gremial. En numerosas ocasiones, empresas y sindicatos firman la paz no sólo estableciendo condiciones de trabajo y una pauta salarial a aplicar, sino que además incluyen como parte del pacto la devolución de los días descontados durante las jornadas de lucha en las que hubo paralización de actividades.

Rodolfo Aguiar y Daniel Catalano (Foto: NA)
Federico Sturzenegger, redactor de la ley ómnibus. 

También te puede interesar